Distribucion De Aves En El Valle De Majes, Arequipa, Peru

Copy and paste this link to your website, so they can see this document directly without any plugins.



Keywords

valle, aves, especies, para, Majes, 1994, marzo, julio, Majes,, este, distribuci6n, como, desde, Migratorias, estas, Colca, biotopos, acuáticas, zona, Egretta, esta, {Tabla, hasta, migratorias, entre, según, Perú., TABLA, largo, Larus

Transcript

ORNITOWGIA NEOTROPICAL 8: 57~9, 1997
@ The Neotropical Ornithological Society
DISTRIBUCION DE AVES EN EL VALLE DE MAJES,
AREQUIPA, PERU
Oscar E. González M.1 & Ernesto Málaga A.2
1 Grupo Aves del Peru (GAP), Apartado 11-0730, Lima 11, Perú.
2 Museo de Historia Natural, Universidad Nacional de San Agustín. Apartado 1430, Arequipa, Perú
Abstract. From 1992 to the begining of 1995, we studied the distribution and populations of birds in Majes Valley,
southwest Perú. This valley is the continuation of Colca Valley and a typical river valley in the western Andes.
We surveyed 115 km from the mouth of the river to 900 m elevation, identifying 59 species over this altitudinal
gradient. We recorded 43 typical resident species of the coast, 9 Andean species that migrate to the coast, as well
as 4 Neartic and 3 Austral migrants. The temporal and spatial distribution of aquatic and migrant birds is discussed. A new southward range extension was discovered for Mimus longicaudatus, and new data on the distribution
of Xenospingus concolor is presented. It was also observed that the ducks and rails vary their distribution according
to the cycle of rice cultivation in the valley.
Resumen. Desde 1992 hasta 1995 se han venido realizando estudios de inventario, distribuci6n y poblaciones de
aves silvestres en el valle de Majes, Sudoeste del Perú. Este valle es la continuaci6n del valle del Colca en Arequipa
y es un valle tipico de los ríos que derivan de la vertiente occidental de los Andes. Se recorrieron 115 km desde
la desembocadura del río hasta 900 m de altitud, encontrándose 59 especies en esta gradiente altitudinal. Aparte
de especies residentes tipicas de la costa (43) se encontraron especies andinas que migran a la costa (9), así como
algunas aves de origen neártico (4) y del sur de Sudamérica (3). Se discute la distribuci6n temporal y espacial de
las especies acuáticas y migratorias. Se constata una nueva extensi6n de rango de distribuci6n sur de Mimus longicaudatus y nuevos datos de distribuci6n de Xenospingus concolor. Se observ6 que los rálidos y anátidos varían su
distribuci6n según los ciclos de cultivo del arroz en el valle. Accepted 13 September 1996.
Palabras clave: Distribución de aves, biogeografía, Perú, valle de Majes, migración, aves andinas, aves acuáticas.
cultura es intensiva y diversificada, especialmente
si se adecúa el drenaje (Mayúsculas, 1973). Las
estaciones no son muy marcadas (Rango de
temperatura: 17-24 °C); con fuerte calor en
verano (enero-marzo) y vientos moderados a
fuertes en invierno, con un promedio de 12 m m
de precipitaci6n (julio-agosto ).
Koepcke (1954), quien se basa en Weberbauer
(1945), denomina "regi6n costanera" desde O a
1000 m. para el departamento de Lima. Esta
misma regi6n puede considerarse para la wna de
estudio en Arequipa. El valle de Majes se asemeja
al "dominio de aguas dulces" de la regi6n costanera definido por Koepcke (1954). Los habitats o
biotopos que aparecen en Majes se describen en
la Tabla 1.
Este trabajo presenta la composici6n ornito16gica del valle de Majes, determinando patrones
de distribuci6n para las aves en el valle y resultados de censos de las aves acuáticas. Se trabaj6 en
este valle durante 1992 e inicios de 1993 y durante
los meses de marzo y de julio en 1994 y febrero
INTRODUCCION
El valle de Majes es conocido en la región de
Arequipa (provincia de Castilla), tanto por su
buena productividad agrícola como por los atractivos turísticos que ofrece a los visitantes: hermosos paisajes, restos arqueológicos y recientemente,
la práctica del ecoturismo y el canotaje. Sin embargo, no se han hecho estudios detallados de las
aves silvestres en este lugar. La zona de vida que
comprende la zona de estudio (árido sub tropical,
según Brack [1983]) ocupa tanto el valle de Majes
(Provincia de Castilla, 9600 ha.) como el valle de
Camaná (Provincia de Camaná, 7720 ha.); sin
embargo, no hay diferencias de vegetación y
clima a lo largo de zona de estudio. El valle de
Majes se origina al confluir el río Colca con el
río Capiza o Andamayo (15°50'S, 72°26'W) a
los 900 m y finaliza en el Océano Pacífico luego
de recorrer 115 Km (Fig. 1).
El clima es árido y cálido (temperatura media
anual: 19.1°C), con suelos aluviales y coluviales
de relieve plano a ligeramente ondulado. La agri"7
GONZALEZ & MALAGA
FIG. 1. Ubicaci6n geográfica del valle de Majes, situaci6n de áreas muestrales (1-19).
58
AVES EN EL VALLE DE MAlES, AREQUll'A, PERU
FIG. 2. Monte ribereño. Area muestral 3 (5ocso). 200 m de altitud.
de 1995. En general, este trabajo pretende dar un
aporte a los estudios de biogeografía de aves; considerando las sugerencias de Vuilleumier (1993),
de que muchos gradientes altitudinales deberían
ser analizados para estudios de este tipo; en lugares como las vertientes áridas.
METODOS
Para la evaluaci6n de la avifauna se realizaron
observaciones directas de las aves en todos los
biotopos y capturas con redes de niebla de 6, 12
y 15 m x 2.5 m s610 en el monte ribereño. Se visit6 un área de muestreo por vez {Tabla 1); durante
horarios matinales {5:30-13:00 h). Se procur6
seleccionar lugares de vegetaci6n aledaña al río
{monte ribereño) poco alterados {Fig. 2) a cada
100 m de altura. Se evaluaron 19 muestras a lo
largo de todo el valle de Majes {Tabla 2), desde los
0 m hasta 900 m en un recorrido de 115 km,
distancia que coincide con el promedio de distancia
de la costa a la zona andina del Perú {Plenge 1974).
Para las observaciones se us6 binoculares
(7x35) y un telescopio (15x60). Las aves capturadas en las redes fueron pesadas y medidas, algunas de ellas colectadas. Los ejemplares se depositaron en el Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa y
en el Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.
Se hicieron censos de aves acuáticas (Ardeidae, Anatidae, Rallidae, Charadriidae, Scolopacidae) y migratorias en Aplao, el área (12), la cual
fue monitoreada por el primer autor en 1992 a lo
largo de la ribera del río en un perímetro de 3 km
con una faja de observaci6n de 250 m a cada lado.
Se procur6 cumplir con las pautas establecidas
para los censos neotropicales de aves acuáticas
(Blanco & Canevari 1993).
Se distingui6 un sistema de biotopos basado
en la presencia de las aves respecto al espacio físico donde fueron observadas; y no respecto a la
cobertura vegetal u otros factores ambientales.
59
GONZALEZ & MALAGA
TABLA 1. Biotopos del área de estudio en el valle de Majes, definidos en base a los nominados por Koepcke (1954).
Clave Nombre Definici6n
Espejo de Agua
Orilla de río
Monte ribereño
Ea Or MR
CI Campos irrigados
LC
\
AIR
Ladera de Cerro
Campo aéreo
Aguas libres de río y remansos
Interfase agua-tierra, rocosa y desprovista de vegetación
Formaciones vegetales de Gynerium sagitatum, Baccharis spp., 1essaria
integrifolia, Salix humboldtiana
Cultivos, principalmente de arroz y trigo, limítrofes con el monte ribereño
o próximos a la orilla del río
Zonas pedregosas sobre los cultivos
Aves que volaban sobre el área muestra!
De las 59 especies, 13 fueron capturadas con
redes. Las especies presentes en el espejo de agua
fueron 5, las presentes en el campo irrigado 20,
en monte ribereño 24, en orilla de río 12, en
campo aéreo 11. De estas especies, 17 utilizan
hasta dos biotopos distintos (Tabla 3). Suponemos que la distribución de muchas de las especies
es continua a lo largo del gradiente altitudinal del
valle, aunque sólo fueron registradas en algunas
altitudes.
RESULTADOS
Se registraron un total de 59 especies, pertenecientes a 27 familias; 43 de estas especies son residentes del valle de Majes, 9 de origen andino, 5
migratorias neárticas y 3 migratorias australes
(Tabla 3). La sistemática y la nomenclatura sigue
a Parker et al (1982). No fue posible realizar el
mismo esfuerzo de muestreo en cada nivel de
altitud (Tabla 2) y se tiene datos de una sola
época para los tres primeros niveles (0-300 m).
TABLA 2. Localidades evaluadas del valle de Majes.
Clave Lugar Altura (metros)
5
100
185
250
300
340
400
415
440
500
580
600
670
680
690
750
780
800
900
Fecha
Pucchún
Characta
Socso
Orcos
Torán
Sarcas
Pitis
Toro Muerto
Corire
Querulpa
Huancarqui
Aplao
Acoy
Quiscay
Huatiapa
Huatiapilla
Ongoro
Perú
Andarnayo
(1)
(2)
(3)
(4)
(5)
(6)
(7)
(8)
(9)
(10)
(11)
(12)
(13)
(14)
(15)
(16)
(17)
(18)
(19)
febrero 20 de 1993
marzo 10 de 1995
marzo 12 de 1995
julio 19 de 1994
julio 18 de 1994
marzo 28 de 1994
julio 16 de 1994
marzo 20 de 1994
marzo 27 de 1994
julio 15 de 1994
marzo 26 de 1994
marzo 11, julio 14 de 1994*
marzo 12 de 1994
marzo 14, julio 21 de 1994
marzo 14 de 1994
marzo 16, julio 22 de 1994
marzo 18 de 1994
julio 24 de 1994
marzo 25, julio 26 de 1994
* Lugar evaluado desde marro de 1992 a enero de 1993, cada dos meses.
60
AVES EN EL VALLE DE MAlES, AREQUIPA, PERU
TABLA 3. Distribuci6n altitudinal de las especies de aves registradas en el valle de Majes. Los datos para cada rango
de altitud incluyen todas las localidades que corresponden a dicho rango. La línea continua indica la presencia
confirmada de la especie en la wna, la discontinua indica su distribuci6n no confirmada. La procedencia de las
aves se especifica de esta manera: R: Residentes del valle de Majes, N: Migratorias neárticas, A: Migratorias andinas
{Por encima de los 1000 m), S: Migratorias del sur {Patagonia o Chile). La clave de los biotopos se explica en la
Tabla 1.
Rango de altitud
(m)
o 100
100
200
200
300
300
400
400
500
500
600
600
700
700
800
800
900
>900
Biotopo
Ea CI, Ea
Or Or MR
CI, Or
Or Or Ea, CI
Air
Air
Air
Air
Air
Air
Air
Air, CI
CI, Or
CI, Ea
CI, Ea
Podilymbus
podiceps (R)
Égretta alba (R)
Egretta thula (R)
Egretta caerulea (R)
Butorides striatus
(R)l
Ardeola ibis (R)
Nycticorax
nycticorax (R)
Phoenicopterus
chilensis (S)l
Anas cyanoptera (R)
Cathartes aura (R)l
Geranoaetus
melanoleucus (R)
Buteo polyosoma (R)
Buteo poecilochrous
(A)l
Circus cinereus
(R)
Phalcoboenus
megalopterus (A)
Falco femoralis (A)l
Falco sparverius (R)
Rallus
sanguinolentus (R)
Gallinula
chloropus (R)
Fulica ardesiaca
(R)l
Pluvialis
squatarola (N)
Charadrius
vociferus(R)
Tringa jlavipes
(N)
Or Or Or (.1
GONZALEZ & MALAGA
TABLA 3. (continuaci6n)
Rango de altitud
(m)
o 100
100
200
200
300
300
400
400
500
500
600
600
700
700
800
800 >900
900 Biotopo
Or,
Or CI,MR
CI,MR
MR
LC
MR
Air
MR
LC
CI,MR
Air
MR
CI
MR
Actitis macularia
(N)
Numenius phaeopus
(N)l
Zenaida auriculata
(R)
Zenaida asiatica (R)
Columbina
cruziana (R)2
Metriopelia
ceciliae (R)
Metriopelia
melanoptera (A)
Bolborhynchus
aurifrons (A)
Crotophaga
sulcirostris (R)
Athene
cunicularia (R)
Glaucidium
brasilianum (R)l
Aeronautes
andecolus (A)
Rhodopis vesper
(R)2
1haumastura cora
(R)
Myrtis fanny (R)
Chloroceryle
americana (R)
Colaptes
atricollis (A)l
Elaenia modesta
(R)2
Myiophobus
fasciatus (R)2
Pyrocephalus
rubinus (R)2
Muscisaxicola
macloviana (S)
Notiochelidon
cyanoleuca (S)
MR,CI
MR
MR, CI
MR
MR,CI
OR,CI
Air, LC
62
AVES EN EL VALLE DE MAJES, AREQUIPA, PERU
TABLA 3. (continuaci6n)
presencia esporádica de especies como Pandion
haliaetus, Palco peregrinus, Larus serranus y Larus
pipixcan. Nosotros suponemos que Phalacrocorax
olivaceus, 1heristicus melanopis, Plegadis ridgwayi, Anas bahamensis, Palco peregrinus, Larus
serranus, Chordeiles acutipennis, Caprimulgus
longirostris, Tyrannus melancholicus, Muscigralla
brevicauda, Anairetes reguloides, Camptostoma
obsoletum, Hirundo rustica, Serphopaga cinerea,
Sicalis luteola y Sicalis raimondi podrían ocurrir
en Majes por estar dentro del rango de distribución y en los biotopos estudiados (Según
Koepcke 1954, 1964; Hughes 1991).
Se hicieron censos de aves en la boca del río
en la época de más presencia de aves migratorias
neárticas {febrero de 1993, 1994 y 1995) entre las
7:00 y 14:00 h. Se consider6 para estas evaluaciones al estuario ya los humedales aledaños que
son influenciados directamente por el río. Se
registraron 37 especies {Tabla 4). Estos datos
reportan 20 especies {el 54 % del total) que se
encuentran presentes en el valle de Majes; y
permiten suponer que estas especies se desplacen
desde este lugar.
Aparte de las especies registradas, se tiene referencia de parte de los pobladores locales de la
63
GONZALEZ & MALAGA
TABLA 4. Censos de aves en la boca del no Majes-Camaná R: Residentes del valle de Majes, N: Migratorias
neárticas, A: Migratorias andinas (Por encima de los 1000 m), S: Migratorias del sur (Patagonia o Chile).
Situacion Especies
Feb. 20 1993
Fecha
Feb. 16 1995
R
R
R
R
R
R.
R
R
R
R
R
N
N
R
R
R
R
N
N
R
N
N
N
N
N
N
R
R
N
N
R
R
S
N
R
R
R
7 5
I
7
2
2
162
3
2
2
17
61
6
13
30
1
4
22
4
2
8
43
3
7
1314
2
1
Podilymbus podicepSl
Phalacrocorax olivaceus
Egretta albal
Egretta thula 1
Egretta caeruleal
Egretta tricolor
Ardeola ibisl
Nycticorax nycticoraxl
Anas cyanopteral
Oxyura ferruginea
Cathartes aural
Pandion haliaetus
Falco peregrinus
Rallus sanguinolentusl
Gallinula chloropusl
Fulica ardesiaca 1
Haematopus palliatus
Pluvialis squatarolal
Charadrius semipalmatus
Charadrius vociferusl
A renaria interpres
Tringa jlavipesl
Actitis macularia 1
Calidris alba
Numenius phaeopus
Phalaropus tricolor
Larus modestus
Larus belcheri
Larus pipixcan
Sterna elegans
Zenaida asiatica 1
Crotophaga sulcirostrisl
Notiochelidon cyanoleuca 1
Hirundo rustica
Sturnella bellicosal
Sicalis luteola
Zonotrichia capensisl
Calidris sp.
Sterna sp.
8
8
12
20
24
4
6
6
17
4
4
5
8
2
3
24
1
5
14
15
3
200
154
7
45
59
3
102
2
502
7
1
18 10
2 8
134
4
Totales Total de individous
Migratorios nearticos
Residentes
Totel de especies
Especies residentes
Especies migratorias nearticas
584
420
146
24
13
8
224
140
84
21
13
8
1066
735
321
27
20
7
Presente en el valle de Majes.
64
AVES EN EL VALLE DE MAlES, AREQUIPA, PERU
En censos bimensuales realizados durante
1992 e inicios de 1993 en el área de Aplao {12) el
máximo de las poblaciones está en julio y el
mínimo en marzo {Tabla 5). La tendencia general
la lidera la población de Gallinula chloropus. La
Tabla 6 muestra evaluaciones similares en temporadas opuestas del clima del valle {marzo y julio,
en base a la experiencia anterior) en 1994.
Nuevamente se da el caso de liderazgo en la dinámica poblacional por Gallinuld chloropus. Se registran únicamente las aves acuáticas y migratorias en ambos análisis.
Los lugares por los que las aves pueden desplazarse para salir o entrar al valle vienen a ser por
la desembocadura del río, en Camaná {1); por el
valle de Chuquibamba en la quebrada del río
Grande, aledaño a la localidad de Acoy {13), por
el valle del río Capiza {19) o por el río Colca;
aunque en este último caso suponemos que sólo
las especies con alta capacidad de vuelo podrían
desplazarse por ahí, ya que tendrían que pasar
por el cañón del Colca, el cual es muy largo y
estrecho, según Parodi {1987) tiene 90 km de
longitud.
DISCUSION
Aspectos biogeográficos. Según Dávila y Jiménez
(1988) el río Majes se inicia al unirse el Colca con
el río Grande, y la localidad en que esto ocurre
(Acoy) se encuentra cerca a 1000 m. Discrepamos
con ellos, pues el río Majes es originado por la
confluencia del río Colca con el río Capiza o
Andamayo (19), a los 900 m (Fig. 1) y Acoy (area
13) se encuentra a 670 m. Más arriba de este lugar
el valle se estrecha mucho (formando el cañ6n
del Colca) y es notorio el cambio de vegetaci6n,
apareciendo un piso de cactáceas columnares
(Cereus sp.) cerca a los 1000 m. Además Parodi
(1987) afirma que el río Majes se inicia en la
hacienda Perú, y que se ubica en los 725 m. Esta
localidad fue evaluada durante este estudio (18),
y estaba ubicada en la cota de 800 m. Este autor
tampoco concuerda con Peñaherrera del Águila
(1981) quien menciona que el río Majes termina
al confluir con la quebrada Pucayura en Camaná;
a los 200 m (ver Tabla 2).
Al comparar los resultados de los registros de
aves en el valle (Tabla 3) con los obtenidos por
TABLA s. Registro bimestral del número de especies e individuos de aves acuáticas y migratorias en Aplao {Valle
de Majes, 1992-1993). R: Residentes del valle Qe Majes, N: Migratorias neárticas, A: Migratorias andinas {Por
encima de los 1000 m), S: Migratorias del sur {Patagonia o Chile).
Total de indivuduos
Total de especies
103
9
369
12
313
13
185
10
71
10
49
4
65
GONZALEZ & MALAGA
por trigo en los ciclos anuales; en verano se siembra arroz y en invierno el trigo), el dinamismo
poblacional en los biotopos acuáticos (Espejo de
agua, orilla de río y campos irrigados). No se
tiene informaci6n sobre tasas de extinci6n de
especies locales.
otros autores que han efectuado inventarios en
esta misma zona de vida (árida sub tropical); es
notorio que Fjeldsa (1987) también las registra en
el breve tiempo que hizo observaciones en este
valle, y por Koepcke (1954, 1964) para los campos
vitales de la regi6n costanera de Lima (aprox. 576
km al norte), también las especies migratorias.
Hughes (1991) no registra para Islay (aprox. 50
km al sur) a Buteo poecilochrous, Colaptes atricollis, Mimus longicaudatus. De los 18 taxa endémi'cos indicados por Cracraft (1985) para el centro
de ende¡nismo donde se ubica el valle de Majes
(costa árida central peruana), se registran a
Rhodopis vespe1; 7haumastura cora, Colaptes atricollis, Elaenia (albiceps) modesta, Mimus longicaudatus y Xenospingus concolor. Los 12 taxa restantes no se registraron en Majes por estar fuera del
rango de distribuci6n o del biotopo requerido
para cada una.
El valle de Majes viene a tener un nivel de
percepci6n ecol6gica denominado "sector" según
Vuilleumier (1993), pues contiene biotopos en
un territorio delimitado por cierta unidad bioclim ática y geomorfol6gica. Deducimos que los
factores que afectan la distribuci6n de las aves
son la migraci6n (andina, neártica y del sur), el
cambio de hábitat que significa el reemplazo de
cultivos (árboles frutales por arroz como cultivo
principal, en años recientes; reemplazo de arroz
Distribución altitudinal de las aves. Según las
hip6tesis de distribuci6n de Terborgh (1971), la
presencia de especies en un lugar se limita por las
condiciones físicas o biol6gicas que varían en
paralelo con la gradiente ambiental, la exclusi6n
competitiva y los ecotonos. Se puede decir que en
el valle de Majes los límites de distribuci6n de las
aves lo marca el término natural de una gradiente
ambiental y el ecotono de la vegetaci6n que están
al inicio del valle, (900 m) y en el delta del río
con el estuario (0 m). No se consideran los factores bi6ticos o abi6ticos por que no hay variaci6n
de ese tipo en la zona de estudio, y no se tiene
informaci6n suficiente para determinar la exclusi6n competitiva de especies.
Blendinger (1990) estudiando la distribuci6n
altitudinal de aves en pastizales altomontanos de
Argentina, obtuvo una dispersi6n de datos similar a la mostrada en este trabajo, aunque pudo
establecer una zona de mayor y otra de menor
concentraci6n de aves. Vuilleumier & Ewert
( 197~) reconocen entre los factores que afectan a
TABLA 6. Registro del número. de especies e individuos de aves acuáticas y migratorias en dos épocas opuestas
del clima del valle de Majes (marro y julio de 1994), en la localidad de Aplao. R: Residentes del valle de Majes,
N: Migratorias neárticas, A: Migratorias andinas (Por encima de los ~ooo m), s: Migratorias del sur (Patagonia o
Chile).
Egretta alba
Egretta thula
Egretta caerulea
Nycticorax nycticorax
Anas cyanoptera
Rallus sanguinolentus
Gallinula chloropus
Charadrius vociferus
Aeronautes andecolus
Muscisaxicola macloviana
Notiochelidon cyanoleuca
11
1
1
1
2
Total de individuos
Total de especies
16
5
66
AVES EN EL VALLE DE MAJES, AREQUIPA, PERU
Los censos de aves acuáticas mostrados en la
Tabla 6 son un interesante indicador del calendario agrícola y de la variación de flujo del río en
el valle de Majes, además de la distribución
espacial y temporal de algunas aves entre los biotopos espejo de agua y campos irrigados. De
todos los cultivos, en Marro el arroz predomina,
y el río tiene un caudal muy elevado (2851 m3/s
en 1993). Ese mes fue un tiempo de avenida
extraordinario que causó muchas pérdidas en el
valle; lo máximo a que había llegado el río en
registros anteriores fue a 980 m3/s en marzo de
1963 (Peñaherrera del Águila 1989). No es
posible ver a los rálidos ( Gallinula chloropus,
Fulica ardesiaca, Rallus sanguinolentus) 0 anátidos (Anas cyanoptera), pues se encuentran escondidos en el arrozal. Para el mes de julio, ya se
cosechó el arroz en el valle (3718 ha de marzo,
1994) y se siembra trigo en su mayor extensión,
además el nivel del agua del río disminuye (360
m3/s en 1993), dejando así mayor hábitat para
las aves acuáticas, con ello se explica la presencia
de estas aves en esta época y su ausencia en el
verano. Este cambio no parece afectar a las poblaciones de garzas (Egretta spp.).
la distribuci6n de aves en los páramos venezolanos, y que ocasionan una discontinuidad geográfica en su análisis, a la falta de datos y diferencias
en la capacidad de dispersi6n; ambas asunciones
pueden tomarse para interpretar el análisis de la
presente informaci6n.
Era notable la presencia de Mimus longicaudatus a lo largo del valle (areas 2, 8 y 12); según
Koepcke (1964) esta ave se ha registrado hasta
Chala, 220 km al norte.
Es notorio que Xenospingus concolor se había
registrado normalmente hasta 300 m en el Perú
(Ridgely & Tudor, 1989); pero en Majes ha sido
visto y capturado desde 250 a 900 m. tanto en
marzo como en julio. Según Collar et al. (1992)
esta ave se ubica normalmente a bajas altitudes,
pero en ciertas localidades puede llegar hasta
2300 m. En Arequipa se report6 excepcionalmente hasta 1980 m (Fjeldsa & Krabbe 1990).
Cathartes aura era, según los pobladores locales, abundante hace pocos años a lo largo del
valle, su casi total ausencia podría deberse a falta
de alimento (carroña). Sería posible que la poblaci6n que se puede observar en el valle del Colca
(Hughes 1987) se hubiera distribuido uniformemente hasta Majes.
Las dos especies de Metropelia parecen ser
simpátricas en el valle, presentándose a partir de
los 600 m., sin embargo no compiten entre sí por
ubicarse en biotopos distintos (M. melanoptera
en monte ribereño, M. ceciliae en ladera de
cerro). Se confirma así lo dicho sobre estas
especies por Koepcke (1964).
Migración horizontal. Las especies acuáticas de
migratorios neárticos estuvieron representados
en los censos sólo por Tringa flavipes y Actitis
macularia {Tabla 4); esta última fue registrada a
lo largo de todo el año 1992 a excepción de mayo.
Es normal observar a Numenius phaeopus y
Pluvialis squatarola tanto en los estuarios y wnas
próximas como campos cultivados en los meses
de verano.
Es posible que ocurra Palco peregrinus en el
valle de Majes, pues Hughes { 1987) lo reporta en
el valle del Colca. Encontramos a este halcón
migratorio en la cuenca baja del valle, Camaná y
Pucchún en 1993 {Tabla 4). Las gaviotas {Larus
sp.) que mencionan los pobladores probablemente sean Larus pipixcan, especie que según Plenge
{1974) migra por Majes y el Colca, y/o Larus
serranus, gaviota andina que está presente en el
río y los lagos del Colca {Hughes 1987).
Variación estacional de las aves acuáticas. Según la
Tabla 5, las aves acuáticas presentan una notoria
variaci6n estacional en sus poblaciones, y predomina en abundancia Gallinula chloropus, Egretta
thula y Anas cyanoptera. En los meses de verano
(enero-marzo), presentan las menores poblaciones, y en julio (el mes más frío del valle) las
mayores poblaciones.
Fue posible observar gran cantidad de Gallinula chloropus en el espejo de agua del río por
que sus aguas permanecieron calmas, casi lénticas, durante todo ese período de estudio. Normalmente no es así, en el año 1992 el país sufri6
de sequía por no presentarse lluvias en la serranía, lo que disminuy6 significativamente el flujo
de agua en los ríos de la vertiente del Pacífico.
Migración vertical. Según Hughes (1991) las aves
provenientes de los Andes que bajan a la costa
arequipeña se presentan en mayores cantidades
entre mayo y noviembre, por ser época de sequía
en zonas más altas. De estas aves, el vencejo Aero6;
GONZALEZ & MALAGA
dos por los pobladores Wari entre los años
800-1200 DC. Según Vuilleumier (1994) la puna
pudo ser colonizada en parte desde las regiones
secas o áridas desde pisos interandinos bajos, en
cuencas interandinas secas y en parte desde regiones al sur, como la Patagonia.
Migratorios del sur. El registro de Phoenicopterus
chilensis, en el mes de julio de 1994, era un juvenil que posiblemente se extravi6 de alguna bandada. Sabemos que este flamenco provenía de
Chile por que tenía un anillo en la pata en la que
se leía "CONAF, Ira. Regi6n, Chile"; de otra
manera se hubiera asumido err6neamente su
origen en los Andes peruanos. Según la U ni6n de
Ornit610gos de Chile (in litt.), este flamenco fue
anillado en el verano de 1993 en el Salar de Surire
(520 km al SE de Majes) en la regi6n norte de
Chile. Flamencos anillados de Chile también han
sido registrados en la bahía de Paracas, al norte de
Majes, en Enero de 1995 (Riveros, com. pers.). Se
confirma así lo supuesto por Pearson & Plenge
(1974), que algunas aves que anidan en la puna
sean migratorios del sur que vienen desde Chile.
Los registros en Aplao (Tablas 5 y 6) señalan
a dos aves migratorias del sur de Sudamérica,
Muscisaxicola macloviana y Notiochelidon cyanoleuca patagonica. Estas especies vienen desde las
pampas argentinas para la época de invierno al
Perú. Ambas fueron registradas dentro del rango
de permanencia de estas aves por la costa de
Arequipa, según Hughes (1970), la primera entre
febrero y noviembre, y la segunda entre mayo y
setiembre. Se puede afirmar que en su desplazamiento migratorio estas especies se trasladen
tanto por el Colca, ya que Hughes (1987) registra
su presencia, como por el río Grande; por registros de Fjelds.l (1987) en la parte alta de esta
zona.
nautes andecolus fue más abundante en el mes
de enero de 1993 {Tabla 5), y en julio de 1994
{Tabla 6). Se confirma lo dicho por Hughes
{1970) de que esta especie no tiene periodicidad
en sus migraciones. Esta ave fue la única que
fue observada por encima de los 900 m donde
termina el cañón del Colca y cambia la zona de
vida y la vegetación.
Otras especies andinas vistas en el valle
fueron Colaptes atricollis el cual se presenta a
partir de los 500 m {Koepcke 1964). Esta ave fue
vista a los 680 m {14). Igualmente se tiene
registros de Pheucticus chrysopeplus para {12) en
noviembre; y Bolborhynchus aurifrons a la misma
altura desde mayo a setiembre {Tabla 3). Turdus
chiguanco está presente principalmente en las
alturas, el registro cercano a 700 m {14) fue en
julio, posiblemente en esta época baja para consumir trigo o maíz en el valle. Probablemente
estas aves vengan del valle de Chuquibamba, por
el río Grande al noroeste de Majes {Fig. 1). Este
supuesto es además reforzado por las observaciones de Fjeldsa {1987) en este valle adyacente a más
de 1000 m; registra a Bolborhynchus aurifrons,
Colaptes atricollis, Turdus chiguanco a 2800 m,
Metropelia ceciliae {sobre 2200 m) y Metropelia
melanoptera {sobre 1600 m). Velázquez {1993)
registró también a todas estas especies, excepto
las columbiformes, en la zona alta del valle de
Ica, a 700 m ya c. 433 km al norte de Majes.
Es posible que los registros de una pareja de
Buteo poecilochrous en Julio de 1992, sea un caso
excepcional. Este aguilucho se generalmente a
grandes alturas. Phalcoboenus megalopterus fue
visto tanto en marzo como en julio.
Entre los petroglifos de la quebrada de Toro
Muerto {8), se aprecia claramente una figura de
Threskiornitidae, pudiendo dar a entender que
en tiempos precolombinos era común ver en el
valle a Theristicus melanopis, ave reportada como
rara y actualmente muy escasa en los humedales
y estuarios de Arequipa {Pucchún & Quilca,
reporte de los autores en Blanco & Canevari
[1993]); o Plegadis ridgwayi, migrante andino que
visita regularmente humedales costeros, además
se encuentra en el valle del Colca (Hughes 1987,
1991). Vuilleumier {1993) recomienda estudiar
aves de sitios arqueológicos y en Toro Muerto se
aprecian claramente figuras de aves que según
Núñez {1986) son halcones, águilas, loros,
cóndores, entre muchos otros animales, retrataAGRADECIMIENTOS
Este proyecto pudo ser realizado gracias al apoyo
financiero de World Nature Association, Alexander Bergstrom Award, the Explorer's Club
Fund, Manomet Bird Observatory y CONC~
TEC (Perú). Agradecemos igualmente a Lourdes
Mosaurieta, Daniel Neira, Eduardo Mejía
(Museo de Historia Natural, UNSA-Arequipa) y
Jaime Quesada (BIOANDES-UNMSM); quienes
nos ayudaron como asistentes de campo; al Sr.
68
AVES EN EL VALLE DE MAlES, AREQUIPA, PERU
Sócrntes Rodríguez, Srn. Rina Medina y Sr. Julio
Zúñiga (Majes River Lodge) por facilitarnos
alojamiento en el valle de Majes. Agradecemos en
espeCial a la Drn. Irma Frnnke (MHN-UNMSM)
y al Sr. Manuel Plenge por la revisión del
manuscrito.
REFERENCIAS
Blanco, D. E., & P. Canevari. 1993. Censo neotropical
de aves acuáticas 1992. Humedales para las Américas (WA), Buenos Aires.
Blendinger, P. C. 1990. La avifauna otoñal de los pastizales de altura de Tafi del valle sierras del Aconquija
(Tucumán, Argentina). El Volante Migratorio 15:
25-32.
Brack, A. 1983. Las regiones ecozoogeográficas del
Perú. Pp. 209-213 en Aguilar, P. (ed.). Informe
Final. Noveno Congreso Latinoamericano de Zoología. Oct. 1983. Arequipa.
Collar, N. I., Gonzaga L. P., Krabbe, N., Madroño
Nieto, A., Naranjo, L. G., Parker III, T. A., & D. C.
Wege. 1992. Threatened birds of the Americas. Cambridge, U. K.
Cracraft, I. 1985. Historical biogeography and patterns
of differentiation within the South American avifauna: areas of endemism. Pp. 49-84 en Buckley, P.
A., Foster, M. S., Morton E. S., Rigdely, R. S., &
F. G. Buckley (eds.) Neotropical Ornithology.
Ornithological Monographs 36, Washington, D. C.
Dávila, I. B., & P. Iiménez. 1988. El valle del Colca
(Arequipa, Perú): zonas de vida natural, conservación y manejo. Boletín de Lima 57: 65-73.
Fjeldsa, I. 1987. Birds of the relict forests in the high
Andes of Perú and Bolivia. Technical report. Zoological Museum. Copenhagen.
Fjeldsa,I., & N. Krabbe. 1990. Birds of the high Andes.
Zoological Museum. Copenhagen.
Hughes, R. 1970. Notes on the birds of the MolIendo
district, southwest Pero. Ibis 112: 229-241.
Hughes, R. 1987. La avifauna del Colca. Pp. 77-79 en
Romaña, M, Blassi, I., & I. Blassi (eds.). Descubriendo el valle del Colca. Madrid.
Hughes, R. 1991. Las aves de la provincia de Islay.
Boletín de Lima 75: 47-54.
Koepcke, M. 1954. Corte ecológico transversal de los
Andes del Perú central con especial consideración
de las aves. Parte I: Costa, vertientes occidentales y
región altoandina. Mem. Mus. Hist. Nat. "Javier
Prado". UNMSM 3: 1-119.
Koepcke, M. 1964. Las aves del departamento de Lima.
Lima.
Mayúsculas. 1973. Inventario, evaluación y uso racional de los recursos naturales de la costa. Cuenca del
río Camaná-Majes. 3 vol. Lima.
Núñez, A. 1986. El libro de piedra de Toro Muerto. Pp.
337-526 en PNUD-UNESCO. Petroglifos del
Perú, Vol. 4. La Habana.
Parodi, A. 1987. Geomorfología del cañón del río
Colca. Pp. 31-40 en Romaña, M., Blassi, J., & J.
Blassi. Descubriendo el valle del Colca. Madrid.
Pearson, D. L., &M. A. Pleng~ 1974. Puna bird species
on the coast of Perú. Auk 91: 626-631.
Peñaherrera del Aguila, C. 1989. Atlas del Perú. Lima.
Plenge, M. A. 1974. Notes on some birds in west-central Peru. Condor 76: 326-330.
Ridgely, R. & G. Tudor. 1989. Birds ofSouth America.
Vol 1. Austin.
Terborgh, J. 1971. Distribution on environmental
gradients: Theory and a preliminary interpretation
of distributional pattems in the avifauna of the
cordillera Vilcabamba, Perú. Ecology 52: 23-40.
Velásquez, V. 1993. Aves del caserío de Huamaní, zona
alta del valle de lca. Boletín de Lima 87: 21-26.
Vuilleumier, F. 1993. Biogeografía de aves en el neotrópico: jerarquías conceptuales y perspectivas para
futuras investigaciones. Revista Chilena de Historia
Natural 66: 11-51.
Vuilleumier, F. 1994. Biogeografía de las aves altoandinas: ensayo sobre algunos aspectos de su evolución.
Ans. Inst. Pat. Ser. Cs. Nts. Punta Arenas (Chile)
21: 39-66
Vuilleumier, F., & D. N. Ewert. 1978. The distribution
of birds in Venezuelan páramos. Bull. Am. Mus.
Nat. Hist. 162: 47-90.
Weberbauer, A. 1945. El mundo vegetal de los Andes
peruanos. Lima.
69

PDF Document reader online

This website is focused on providing document in readable format, online without need to install any type of software on your computer. If you are using thin client, or are not allowed to install document reader of particular type, this application may come in hand for you. Simply upload your document, and Docureader.top will transform it into readable format in a few seconds. Why choose Docureader.top?

  1. Unlimited sharing - you can upload document of any size. If we are able to convert it into readable format, you have it here - saved for later or immediate reading
  2. Cross-platform - no compromised when reading your document. We support most of modern browers without the need of installing any of external plugins. If your device can oper a browser - then you can read any document on it
  3. Simple uploading - no need to register. Just enter your email, title of document and select the file, we do the rest. Once the document is ready for you, you will receive automatic email from us.

Previous 10

Next 10