Diagnostico Piloto Y Plan De Manejo De Arborización En La Ciudad De ...

Copy and paste this link to your website, so they can see this document directly without any plugins.



Keywords

manejo, ciudad, para, plan, arborización, Ambiente, Medio, Rodríguez, piloto, Neiva, Walter, investigación, trabajo, árboles, arbolado, Alexander, Sostenible, Castro, apoyo, Desarrollo, tipo, especies, distribución, Perdomo, Iván, recomendar, redes, identificaron, técnico, Ávila

Transcript

Diagnostico piloto y plan de manejo
de arborización en la ciudad de Neiva
Alexander Perdomo Castro
Walter Iván Díaz Rodríguez
Universidad de Manizales
Facultad de Ciencias Contables Económicas y Administrativas
Maestría en Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente
Manizales, Colombia
Octubre 2015
II Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización de la ciudad de Neiva
Diagnóstico piloto y plan de manejo
de arborización en la ciudad de Neiva
Alexander Perdomo Castro
Walter Iván Díaz Rodríguez
Tesis o trabajo de investigación presentada(o) como requisito parcial para optar al título
de:
Magister en Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente
Director (a):
Ms.C Javier Orozco Ávila
Línea de Investigación:
Biosistemas Integrados
Universidad de Manizales
Facultad de Ciencias Contables Económicas y Administrativas
Maestría en Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente
Manizales, Colombia
Octubre 2015
Contenido III
A Silvia, Juan Sebastia e Isabella
Alexander Perdomo Castro
A Dios, a mis padres que con su apoyo
iluminaron el camino hacia la excelencia.
Walter Ivan Diaz Rodríguez
Agradecimientos
Al doctor German Darío Rodríguez Parra secretario de Medio Ambiente de la ciudad de
Neiva, al ingeniero Forestal Fernando Barrero Rubio por su apoyo logístico, técnico y
administrativo y a los ingenieros forestales Juan Carlos Ochoa Osorio e Iván Forero
Becerra por su gran apoyo técnico para que el presente trabajo de investigación fuese
una realidad.
Al doctor Javier Orozco Ávila director del proyecto que con su experiencia, dedicación y
direccionamiento, logramos llegar al éxito de nuestro trabajo de grado.
Contenido VI
Resumen
El buen manejo de la arborización urbana en una ciudad conlleva a múltiples beneficios
para sus habitantes y el ambiente. El objetivo principal de esta investigación fue realizar
un diagnóstico piloto del arbolado urbano y recomendar el plan de manejo de
arborización para la ciudad de Neiva con base en los resultados obtenidos. El proyecto
se desarrolló en tres tramos viales de la ciudad: Avenida La Toma, calle octava y carrera
séptima, sitios en los cuales se realizó un inventario de los árboles. Se tomaron registros
y mediciones de: distribución diamétrica, distribución altimétrica, abundancia y
dominancia de especies y distribución del arbolado por tipo de emplazamiento, estado
fitosanitario del arbolado, valor estético, estado físico, densidad del follaje y conflicto del
arbolado con redes de servicio público. Finalmente para recomendar el plan de manejo
se tuvieron en cuenta aspectos como: árboles a podar, árboles a talar, manejo
fitosanitario, los alcorques, la distancia de plantación y el tipo de emplazamiento. Se
identificaron 4200 árboles, los cuales corresponden a 97 especies botánicas. Se
identificaron cinco especies dominantes Licania tomentosa, Apuleia leiocarpa, Tabebuia
rosea, Hyophorbe lagenicaulis y Pseudosamanea guachapel. Los rangos de altura
fueron de 2 a 5 metros y de 5 a 10 metros de altura. 2.599 árboles presentaronalgún tipo
de conflicto, el mayor problema se presenta con las redes eléctricas y con la
infraestructura vial. El 35% de los individuos presentaron daño mecánico. El 87% de las
copas son densas (<30% de luz). 3235 árboles requieren algún tipo de poda. Es
necesario talar 657 árboles en los tres tramos viales evaluados, esto significa que el
15,6% de los arboles inventariados se encuentran en algún riesgo potencial que hace
necesario el procedimiento.Las especies más afectadas Licania tomentosa y
Pithecellobium dulce, con presencia de termitas principalmente.
Palabras clave: arboles, urbano, inventarios forestales, diagnóstico, dasometría urbana.
Contenido VII
Abstract
Good management of urban tree in a city leads to many benefits for residents and the
environment. The main objective of this research was to conduct a pilot urban woodland
diagnosis and recommend the management plan forestation for the city of Neiva on the
basis of the results obtained. The project was developed in three road sections of the city:
Avenida La Toma, eighth and seventh street race, sites where tree inventory was made.
Records and measurements were taken: diameter distribution, altimetric distribution,
abundance and dominance of woodland species and distribution by type of site,
Woodland plant health, aesthetic, fitness, foliage density and woodland conflict with public
service networks. Pruning trees, cutting down trees, phytosanitary management, tree pits,
planting distance and the type of position: finally to recommend the management plan
aspects were taken into account. 4200 trees, which correspond to 97 plant species were
identified. Five dominant species tomentosa Licania, Apuleia leiocarpa, Tabebuia rosea,
Hyophorbe lagenicaulis and Pseudosamanea guachapel identified. The height ranges
were 2 to 5 meters and 5-10 meters. 2,599 trees presentaronalgún type of conflict, the
biggest problem is with the power grids and road infrastructure. 35% of individuals had
mechanical damage. 87% of the cups are dense (<30% light). 3235 trees require some
pruning. You need to cut down 657 trees in the three road sections evaluated, this means
that 15.6% of the inventoried trees are in a potential risk which necessitates the species
most affected procedimiento.Las tomentosa Pithecellobium Licania and sweet, with
presence of termites mainly.
Keywords: trees, urban, forest inventory, diagnosis, urban mensuration.
VIII Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Contenido
Pág.
Resumen ......................................................................................................................... VI
Lista de figuras ............................................................................................................... X
Lista de tablas ................................................................................................................ XI
Introducción ...................................................................................................................13
1. Planteamiento del problema ..................................................................................15
2. Justificación ............................................................................................................17
3. Objetivos .................................................................................................................19
3.1 Objetivo general .............................................................................................19
3.2 Objetivos específicos......................................................................................19
3.3 Pregunta de investigación ..............................................................................19
3.3.1 Hipótesis ..............................................................................................19
4. Marco Teórico .........................................................................................................20
4.1 Dasonomía Urbana, silvicultura y arboricultura...............................................20
4.2 Importancia de los árboles urbanos ................................................................21
4.2.1 Beneficios ambientales ........................................................................22
4.2.2 Beneficios sociales ..............................................................................25
4.2.3 Beneficios económicos ........................................................................26
4.2.4 Cobertura arbórea limitada por el desarrollo urbano ............................26
4.2.5 Manejo del arbolado urbano ................................................................27
4.2.6 Política urbana en Colombia ................................................................29
5. Antecedentes ..........................................................................................................31
5.1 Contexto internacional ....................................................................................32
5.2 Contexto nacional ...........................................................................................36
6. Área de estudio .......................................................................................................42
6.1 Climatología ...................................................................................................42
6.2 Hidrología .......................................................................................................43
6.3 Demografía ....................................................................................................43
7. Metodología .............................................................................................................44
7.1 Identificación y cuantificación del arbolado urbano .........................................44
7.2 Estructura del arbolado urbano ......................................................................46
7.2.1 Distribución diamétrica .........................................................................46
7.2.2 Distribución altimétrica .........................................................................47
7.2.3 Abundancia y dominancia de especies ................................................47
Contenido IX
7.2.4 Ditribución del arbolado urbano por tipo de emplazamiento ................ 48
7.3 Diagnóstico del estado físico y fitosanitario del arbolado urbano ................... 49
7.3.1 Estado fitosanitario del arbolado urbano ............................................. 49
7.3.2 Valor estético ...................................................................................... 49
7.3.3 Estado físico del arbolado urbano ....................................................... 50
7.3.4 Densidad del follaje del arbolado urbano............................................. 50
7.3.5 Conflicto del arbolado con redes de servicio público ........................... 51
7.4 Definición de criterio técnico para recomendación del plan de manejo .......... 51
7.5 Análisis de los datos obtenidos ...................................................................... 52
8. Resultados y discusión ......................................................................................... 53
8.1 Inventario del arbolado urbano ...................................................................... 53
8.2 Estructura del arbolado urbano ...................................................................... 54
8.2.1 Distribución diamétrica ........................................................................ 54
8.2.2 Distribución altimétrica del arbolado urbano ........................................ 56
8.2.3 Abundancia y dominancia de especies ............................................... 59
8.2.4 Ditribución del arbolado urbano por tipo de emplazamiento ................ 62
8.3 Diagnóstico del estado físico y fitosanitario del arbolado urbano ................... 64
8.3.1 Estado fitosanitario del arbolado urbano ............................................. 64
8.3.2 Valor estético ...................................................................................... 67
8.3.3 Estado físico del arbolado urbano ....................................................... 69
8.3.4 Densidad del follaje del arbolado urbano............................................. 71
8.3.5 Conflicto del arbolado con redes de servicio público ........................... 74
8.4 Recomendación del plan de manejo para rl arbolado urbano ubicado en los
tres tramos viales ..................................................................................................... 77
8.4.1 Poda de arboles en los tramos viales evaluados ................................. 77
8.4.2 Tala de arboles en los tramos viales evaluados .................................. 79
8.4.3 Manejo fitosanitario en los tramos viales evaluados ............................ 81
8.4.4 Alcorques, distancia de plantación del arbolado urbano y tipos de
emplazamiento ................................................................................................ 83
9. Conclusiones y recomendaciones ........................................................................ 89
9.1 Conclusiones ................................................................................................. 89
2.2 Recomendaciones ......................................................................................... 90
A. Anexo: Ubicación del área de estudio .................................................................. 92
B. Anexo: Información recopilada y analizada ......................................................... 94
C. Anexo: Alcorques, distancias y emplazamientos .............................................. 133
D. Anexo: Registro fotográfico ................................................................................ 135
Bibliografía .................................................................................................................. 143
X Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Lista de figuras
Pág.
Figura 1: Familias botánicas en la zona inventariada. ........................................... 53
Figura 2: Distribución dimétrica de los individuos inventariados. ........................... 55
Figura 3: Distribución altimétrica de los individuos inventariados. ......................... 57
Figura 4: Diagrama de Ogawa para el área objeto de estudio. .............................. 58
Figura 5: Abundancia de especies dentro del área evaluada. ............................... 60
Figura 6: Especies con mayor dominancia (área basal) en la zona evaluada. ....... 61
Figura 7: Distribución del arbolado urbano por tipo de emplazamiento. ................ 63
Figura 8: Estado fitosanitario de los árboles invetariados. ..................................... 65
Figura 9: Evaluación del estado fitosanitario del arbolado inventariado. ................ 67
Figura 10: Análisis del valor estético del arbolado. .................................................. 68
Figura 11: Estado físico del arbolado urbano inventariado. ..................................... 70
Figura 12: Densidad del follaje del arbolado inventariado. ...................................... 72
Figura 13: Conflicto del arbolado con redes de servicio público. ............................. 74
Contenido XI
Lista de tablas
Pág.
Tabla 1: Censo de arbolado urbano georreferenciado. ........................................... 33
Tabla 2: Tramos viales inventariados en la ciudad de Neiva. .................................. 45
Tabla 3: Clases diamétricas. ................................................................................... 46
Tabla 4: Clases altimétricas. ................................................................................... 47
Tabla 5: Tipos de emplazamiento. .......................................................................... 48
Tabla 6: Criterios para analizar el valor estético. ..................................................... 49
Tabla 7: Clasificación de la densidad del follaje en los árboles evaluados. ............. 50
Tabla 8: Especies recomendadas para separadores viales anchos. ....................... 85
Tabla 9: Especies recomendadas para separadores viales angostos. .................... 86
Tabla 10: Especies recomendadas para andenes anchos. ....................................... 86
Tabla 11: Especies recomendadas para andenes angostos. .................................... 87
Tabla 12: Especies recomendadas para parques zonales o de barrio. ..................... 87
Tabla 13: Especies recomendadas para plazas publicas. ......................................... 88
Contenido 13
Introducción
El hombre y la naturaleza en la mayoría de los casos han tenido una relación negativa,
ya que en el afán de desarrollo y muchas veces por conveniencia de intereses, se
ocasionan daños irreparables tales como, caza excesiva, destrucción de bosques,
contaminación de aguas; lo cual, conlleva a un uso indiscriminado de los recursos y por
ende a un efecto negativo enorme en el ambiente, como es el calentamiento global,
extinción de especies, esterilización de zonas, entre otros; generándose un desbalance
en la relación hombre-naturaleza. De acuerdo con Priego, 2009, el hombre se aleja de la
naturaleza de dos formas distintas: cuando construye un entorno artificial y cuando hace
uso indiscriminado de los recursos naturales.
Son escasos los lugares en el mundo donde la intervención antrópica aún no ha hecho
mella, la apropiación del hombre sobre los recursos naturales ha ocasionado la
intervención de ecosistemas donde nunca antes se había llegado, selvas vírgenes, ríos
sin contaminación, toda una variedad de fauna y flora, ha sido adulterada y
desequilibrada. Es por esta razón que entidades internacionales están enfocadas en
preservar estos sitios sin intervención humana, dada la gran biodiversidad que se
almacena allí, esto ha alejado la atención de la preservación de los espacios verdes,
ubicados en los hábitats artificiales que el hombre ha creado para vivir y realizar sus
actividades diarias. Sin embargo, en la última década, estas zonas verdes han adquirido
importancia, ya que son fundamentales en el desarrollo de una ciudad, tienen un impacto
positivo sobre las personas y el ambiente y juegan un papel vital en la relación hombre–
naturaleza, al crearse conciencia medioambiental y pertenencia por la ciudad.
Los espacios verdes públicos involucran una serie de beneficios ambientales, su
disposición en las ciudades no es solo de tipo ornamental, va más allá, dado que
cumplen un papel de vital importancia en la calidad del aire, al disminuir los contenidos
de Dióxido de Carbono (CO2), de otro lado, reducen la temperatura, disminuyen
14 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
contaminantes atmosféricos, conservan el agua, reducen los niveles de ruido y aumentan
la biodiversidad. Además, Rendón, 2010, asegura que las zonas verdes urbanas
proporcionan no solo un beneficio de tipo ornamental, si no en el aspecto social y
ambiental, lo cual se traduce en calidad ambiental y por ende en mejoramiento de la
calidad de vida de sus habitantes.
El desarrollo de ésta investigación permitirá realizar un diagnóstico piloto y recomendar el
plan de manejo de arborización para la ciudad de Neiva, tomando como base, diferentes
trabajos relacionados con el tema, en cinco ciudades colombianas: Cali, Cúcuta, Bogotá,
Medellín y Leticia. Estos estudios presentan los aspectos físicos y botánicos de cada
especie, tales como: nombre científico y nombres comunes; origen de la especie;
descripción de tamaño, descripción y/o fotografías de hojas, follaje, flores y frutos;
sistemas de propagación y funciones paisajísticas. En las ciudades de Bogotá y Medellín
se han elaborado manuales técnicos y otras publicaciones, que trazan políticas claras en
relación con las arborizaciones urbanas, al tiempo que recomiendan un grupo de
especies adecuadas a plantar y dejan por fuera otras que no son adecuadas (Prieto,
2012).
Con los resultados obtenidos en esta investigación será posible conocer el estado actual
de la arborización de la ciudad de Neiva, así como determinar un plan de manejo
adecuado que permita reducir daños a infraestructura pública, privada y afectaciones o
pérdida de vidas humanas a causa de un manejo inadecuado del arbolado. Se espera
que la información derivada de este estudio piloto se replique en toda la ciudad.
Contenido 15
1. Planteamiento del problema
El crecimiento demográfico a nivel mundial es alarmante, esta situación conlleva a una
emergencia medioambiental, dado que los recursos naturales disponibles no soportan la
demanda de acuerdo con el porcentaje de crecimiento de la población. No obstante, en
las últimas décadas esta realidad ha dejado su huella en los ecosistemas terrestres y de
igual manera se ha generado una transformación en las ciudades, al pasar de pequeños
pueblos a megaciudades a causa del desplazamiento de las zonas rurales a los cascos
urbanos, lo cual está encadenado a una búsqueda de mayores y mejores oportunidades
de educación, estabilidad laboral y mejor calidad de vida. Bajo este contexto el paisaje
urbano ha cambiado notablemente y por ende el entorno medio ambiental en el que se
desarrolla la ciudad. Las Naciones Unidas afirman que en los próximos cincuenta años la
población urbana se incrementará alrededor del 70% de la población mundial,
sobrepasando así, la cifra actual que corresponde al 50%.
Es importante mencionar que el aumento poblacional en los cascos urbanos, genera un
efecto negativo en la calidad de vida de sus habitantes, ya que se rompe el equilibrio
entre la población, los recursos y el medio ambiente, es así como, la contaminación
atmosférica, del agua y el suelo, los altos niveles de ruido, altos costos de la vivienda,
sumado al tiempo que se debe invertir en un medio de transporte, puede ocasionar
estrés y trastornos de tipo psicológico en los ciudadanos, que deben vivir una carrera
contra el tiempo todos los días; provocando así notables efectos negativos en el ámbito
ambiental, social y económico. Muchas ciudades han sufrido transformaciones
alarmantes en los últimos años. De acuerdo con Priego 2009, Tokio y Nueva York, son
ciudades desarrolladas que hacen parte de las diez más grandes del mundo, las ocho
restantes son ciudades de países en desarrollo, entre las que se encuentran Seúl,
Shanghái, Delhi, México, Bombay y Sao Paulo; todas estas ciudades presentan más de
15 millones de habitantes.
Las ciudades de hoy enfrentan retos bastante complicados, ya que la dinámica
poblacional en los cascos urbanos, trae consigo incrementos en las actividades de tipo
industrial, mayor uso de vehículos, aumentando igualmente el uso de combustible y por
16 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
consiguiente la contaminación del aire, siendo este uno de los problemas más relevantes
de las ciudades. Franco, 2012 menciona que la contaminación del aire es uno de los
retos más importantes a enfrentar por los jefes de estado. Sin embargo, la plantación de
material vegetal en las ciudades, su mantenimiento y buen manejo, puede traer notables
beneficios a sus habitantes, minimizando los riesgos a los que se encuentran
diariamente, es así como, los beneficios de carácter ambiental, ornamental, recreativo,
social y económico, pueden ser aprovechados por los ciudadanos, adoptando también
identidad y conciencia medioambiental.
Neiva es la capital del departamento del Huila, tiene una población de 335.578
habitantes, de los cuales 314.806 viven en la zona urbana, es decir el 93,81%, entre
tanto, 20.772 habitantes se encuentran en la zona rural para un 6,19%. Esta ciudad
cuenta con una buena arborización como otras ciudades de Colombia, entre las que se
destacan especies tanto nativas como introducidas: el Oití, la Acacia forrajera, el Pomo
roso, el Almendro, el chicalá, el Guásimo y el Caucho de la india, entre otros. Algunas
especies han ocasionado problemas serios con las redes de teléfono, televisión,
electricidad y en sistemas de conducción de aguas.
En la ciudad de Neiva se han adelantado acciones relacionadas con el manejo de la
arborización del espacio público, como es el caso del acuerdo Nº 044 del Consejo de
Neiva del año 2013 y se han realizado estudios orientados a la identificación y selección
de especies por la Universidad Antonio Nariño; sin embargo, es evidente, que a pesar de
existir una reglamentación y estudios que recomiendan la siembra de determinadas
especies, aún se presentan inconvenientes con el arbolado urbano, generando riesgo
con la infraestructura pública, plantando especies que no son adecuadas y realizando un
mantenimiento inadecuado de los árboles; lo cual, conlleva a un riesgo potencial no sólo
de la infraestructura de la ciudad si no de vidas humanas. Es así como, esta
investigación plantea realizar un diagnóstico de la situación actual de la arborización en
la ciudad de Neiva, en tres tramos viales previamente identificados, a partir del cual se
formulará un plan de manejo adecuado que permita reducir daños a infraestructura
pública, privada y afectaciones o pérdida de vidas humanas a causa de un manejo
inadecuado del arbolado.
Contenido 17
2. Justificación
La planeación en una ciudad es fundamental en cualquier sentido que se quiera aplicar,
para el caso de la arborización urbana, conocer las especies que forman parte de estas
zonas verdes, su cantidad, el estado en el que se encuentran, es decir, su estado físico,
sanitario e interferencia con redes aéreas y subterráneas, permite identificar el estado
actual de dicha arborización y planear correctamente su mantenimiento y establecimiento
de otras zonas en diferentes partes de la ciudad. Es por esta razón que la iniciativa
principal de este trabajo de investigación es generar herramientas que permitan formular
y recomendar un plan de manejo del arbolado urbano en la ciudad de Neiva, a través de
un inventario del arbolado existente en el espacio público, para ello, se registrará
información relacionada con el tamaño, diámetro, valor estético, estado físico, el estado
fitosanitario, densidad de follaje y su relación o conflicto con redes de servicios públicos;
a partir de este diagnóstico actualizado, será posible desarrollar un plan de acción
organizado y preciso en cada uno de los procesos de plantación, mantenimiento,
identificación y solución del riesgo generado; creando además conciencia ciudadana en
lo relacionado con el cuidado y protección de la vegetación urbana.
La realización de este estudio complementa otros trabajos que se han realizado en la
ciudad de Neiva, con los cuales ha sido posible identificar especies nativas e
introducidas, criterios de selección de especies y listado de las especies recomendadas
para siembra con su respectivo beneficio ecológico. El plan de manejo formulado a través
de esta investigación será parte fundamental del manejo y mantenimiento del arbolado
urbano que se realice en la ciudad de Neiva.
18 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Como se ha venido mencionando en otros capítulos, son múltiples los beneficios del
arbolado urbano en una ciudad y para sus habitantes; este conjunto arbóreo contribuye
significativamente a la disminución de los niveles de dióxido de carbono, generado por el
hombre, ya sea por fuentes fijas o móviles, de esta manera la vegetación urbana
contribuye a la solución de uno de los principales retos para la ciudades como es mitigar
los altos niveles de CO2 almacenados en la atmósfera y que favorecen el calentamiento
global del planeta, ya que debido a su sistema fotosintético se captura el dióxido de
carbono, reduciendo así la contaminación en la ciudad, lo cual se ve reflejado en la
temperatura y la precipitación.
A pesar de que se han llevado a cabo algunos proyectos relacionados con la arborización
de Neiva, aún hace falta el desarrollo de un plan de manejo que ilustre la manera
adecuada de mantener el arbolado, permitiendo así reducir riesgos y aumentar la
seguridad del ciudadano, así como, disminuir daños a la infraestructura, todo en pro de
un desarrollo sostenible de la ciudad.
Contenido 19
3. Objetivos
3.1 Objetivo general
Realizar un diagnóstico piloto del arbolado urbano y recomendar el plan de manejo de
arborización en la ciudad de Neiva.
3.2 Objetivos específicos
 Efectuar el inventario del arbolado urbano existente en los tramos viales
evaluados.
 Diagnosticar el estado actual del arbolado urbano.
 Recomendar un plan de manejo de los árboles inventariados.
3.3 Pregunta de investigación
¿Cuáles son las condiciones fitosanitarias y ubicación actual del arbolado en los tramos
objeto de estudio en la ciudad de Neiva?
3.3.1 Hipótesis
La ciudad de Neiva no cuenta con un diagnóstico y un plan de manejo del arbolado
urbano
20 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
4. Marco Teórico
La ubicación de árboles en diferentes colonizaciones es común desde hace más de 3000
años, en lugares como Asia Occidental, Grecia y China, siendo la más antigua Babilonia,
ciudad que sobresalió por su diseño, arquitectura y sus jardines. Por otra parte en Europa
se empezaron a desarrollar jardines y parques en las ciudades y no sólo en exteriores si
no dentro de las edificaciones, muchas de las cuales actualmente, hacen parte del
patrimonio de dichas ciudades. El primer proyecto paisajista a gran escala fue realizado a
finales del siglo XVII por el jardinero del rey Luis XIV, André Le Nôtre, en el castillo de
Vaux, en los alrededores de París. Le Nôtre diseñó además el parque de Versalles, de
mayor extensión que el París de su época, y luego otros parques periféricos en la misma
ciudad como los de Saint Germain, Chantilly, Meudon, Sceaux, Saint Cloud y Clagny”
(Tovar, 2012).
En el continente americano, poblado por indígenas, se establecieron extensos jardines
informales en los cuales había variedades de árboles y arbustos con criterios
básicamente culturales. Después de la conquista, en la mayoría de países del continente
estas formas de arborización fueron destruidas y en su lugar surgieron otras con
influencias de los países colonizadores, que obedecían a criterios paisajísticos y
arquitectónicos que han perdurado hasta la actualidad. De acuerdo con Tovar, 2012, la
influencia de los españoles en la época de la colonia, implantaron en las ciudades el
concepto de jardines interiores y en espacios públicos.
4.1 Dasonomía urbana, silvicultura y arboricultura.
Rivas, 2010, menciona que las entidades del estado, así como instituciones académicas
en Latinoamérica, han mostrado un gran interés por el estudio del arbolado en las
ciudades, por el conocimiento de esta ciencia y el mantenimiento de estas zonas, es
decir la arboricultura. Cabe anotar que, existe una confusión y suele llamarse de la
misma manera a la arboricultura y la silvicultura urbana, conceptos totalmente diferentes
ya que tienen significados distintos.
La dasonomía es una ciencia, cuyo significado traduce tratado del bosque, de acuerdo
con sus dos vocablos (Dasos y nomos). Como lo indica su definición esta ciencia se
Contenido 21
dedica al estudio de los bosques principalmente en el aspecto maderable. Por su parte,
la dasonomía urbana se refiere a los bosques en las ciudades, donde la función que
ejercen dentro de las mismas, es de otro tipo diferente a la madera. Es decir, que su
estudio se aplica al ambiente netamente urbano, mientras que la dasonomía estudia
grandes bosques que componen un ecosistema natural, el cual debe ser dividido en
rodales para su manejo. La dasonomía está compuesta por una rama llamada
silvicultura, que significa cultivo de los bosques y se dedica al cultivo y mantenimiento de
los bosques tanto naturales como artificiales, es decir, aquellos orientados a la
producción maderable.
Silvicultura urbana: esta ciencia está orientada al estudio, cuidado y mantenimiento de
las áreas verdes ubicadas dentro de la ciudad y en sus partes aledañas, con el fin de
brindar beneficios de índole ambiental, ornamental, económicos y sociales para sus
habitantes.
Arboricultura: trata del cuidado del árbol desde el punto de vista individual, que se
encuentra ubicado en diferentes emplazamientos que conforman la ciudad y que brindan
diferentes beneficios al ciudadano.
4.2 Importancia de los árboles urbanos.
El precio del desarrollo de las ciudades, está supeditado a un deterioro irreparable del
medio ambiente, cada obra de infraestructura trae consigo una serie de cambios en los
ecosistemas circundantes, de manera similar, el cambio sucede dentro de las ciudades
con el arbolado que hace parte de ésta, en la medida en que se avanza en
infraestructura de la ciudad, así mismo, la vegetación debe adaptarse, convirtiéndose en
parte de la arquitectura de la esta, los cuales a su vez suministran grandes beneficios
para los habitantes y el ambiente.
El hombre avanza en desarrollo de acuerdo con sus proyecciones, dejando una huella
negativa en el ambiente, sin embargo, la necesidad del hombre de estar en contacto con
la naturaleza es cada vez más evidente, dado que, una manera de mejorar su calidad de
vida es cuando se está en contacto con la naturaleza, lo cual, se manifiesta en sus obras
de arquitectura donde la tendencia está orientada hacia espacios grandes y rodeados de
22 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
zonas verdes. De esta manera la vegetación urbana adquiere gran importancia para el
hombre citadino, convirtiéndose en lugares verdes indispensables en una ciudad.
De acuerdo con Priego, 2002, en los últimos tiempos se han desarrollado numeroso
trabajos sobre vegetación urbana, en los cuales se ha pretendido conocer los árboles
que hacen parte de la ciudad, a través de inventarios, descripciones botánicas,
identificación de especies, entre otras, con el fin de profundizar en su conocimiento y
encausar las ciudades en un desarrollo sostenible y equilibrado. Además, de estudiar su
componente físico, es fundamental conocer su componente biológico y la manera en que
los elementos que lo rodean interactúan con él, dado que los árboles ya hacen parte
cotidiana en la vida del hombre urbano, es inimaginable concebir las ciudades sin ellos,
puesto que son múltiples los beneficios que proporcionan y los cuales son objeto de
estudio.
Según Priego, 2002, los arboles urbanos traen numerosos beneficios en tres aspectos
importantes: ambiental, social y económico. A continuación se mencionan algunos de
ellos:
4.2.1 Beneficios ambientales
El efecto del arbolado urbano sobre la calidad del aire puede darse de diferentes
maneras:
 Reducción de la temperatura y efectos microclimáticos: debido a la elevada
actividad del hombre, la temperatura es uno de los factores que más influyen en
una ciudad, principalmente hacia el centro de esta, debido a la densidad de
edificaciones presentes, a este fenómeno se le conoce como isla calórica, el cual
está influenciado por la gran cantidad de construcciones, espacios verdes
reducidos, contaminación atmosférica, emisiones de calor, entre muchos otros.
Luke Howard, 1833; c.p Priego, 2002, registraron por primera vez en Londres este
fenómeno, midiendo la temperatura y la humedad en la ciudad. Adicionalmente se
han realizado otros estudios en Norte América y Europa, en los cuales se ha
Contenido 23
medido el efecto que tienen los árboles urbanos en la reducción de la temperatura
y la humedad, comparando calles con y sin árboles. Por su parte, Ballester
Olmos, 1991; c.p Priego, 2002, afirma que el arbolado urbano influye
directamente en la temperatura de una ciudad reduciendo el efecto ocasionado
por la acumulación de calor. Es de conocimiento que los árboles al proporcionar
sombra protegen de la radiación, lo cual, esta encadenado también a la
transpiración incrementando la humedad, atenuando la alta temperatura.
 Disminución de los contaminantes atmosféricos: los estomas de las plantas
facilitan el intercambio gaseoso entre el ambiente que les rodea y el interior de la
misma, es por esta razón, que los árboles en las ciudades reducen
considerablemente los contaminantes atmosféricos. Del mismo modo, gran parte
de las partículas presentes en la atmosfera son detenidas en la superficie de las
hojas (Ziegler, 1973; Rolfe, 1974; c.p Priego, 2002). Según Nowark, 2000; c.p
Priego, 2002, existen algunos reportes sobre reducción de contaminantes
atmosféricos mediante vegetación urbana; por ejemplo, en la ciudad de New York
para el año 1994 se eliminaron 1.821 toneladas métricas aproximadamente,
medido en metros cuadrados, la eliminación fue de 13.7g/m2/año.
 Absorción de Carbón: una problemática mundial tiene que ver con el
calentamiento global, de acuerdo con la UNEP,1999; c.p Priego, 2002, la
actividad industrial y las altas emisiones Dióxido de Carbono (CO2) favorece de
manera lamentable al cambio climático. Hay evidencias de la efectividad en
captura de carbono por parte de la vegetación urbana, de acuerdo con
McPherson et al, 1995; c.p Priego, 2002, el 30% de la ciudad de Austin en Texas
que está cubierta por árboles, secuestra 5.196,3 toneladas de carbono
anualmente. Lo anterior confirma la efectividad de las plantas para capturar
carbono y mitigar el calentamiento global.
 Efectos energéticos en las construcciones: un efecto importante que tiene el
bosque urbano, de acuerdo con Peck y Callaghan,1999; c.p Priego, 2002, es la
mitigación de las islas de calor en el centro de las ciudades, así como, la
24 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
utilización de la radiación reflejada por los cristales de los edificios para la
acumulación de biomasa, reduciendo los altos niveles de temperatura. Por otra
parte se disminuyen las necesidades de calefacción en épocas frías y de aire
acondicionado en el verano, a causa de la acción rompevientos que ejerce la
vegetación urbana (Laverne y Lewis, 1995; c.p Priego, 2002).
 Emisión de compuestos orgánicos volátiles (COV): estos compuestos están
conformados de carbono y hacen parte de todo ser vivo, existen compuestos
naturales como el Isopropeno y Monoterpenos, fabricados por los árboles y de los
cuales se pueden extraer subproductos tales como resinas y aceites esenciales,
también pueden actuar en muchos casos como atrayentes de insectos que
intermedian en la polinización (Kramer y Kozlowski,1979; c.p Priego, 2002). De
acuerdo con Cardelino y Chameides, 1990; c.p Priego, 2002, los COV están
directamente relacionados con la temperatura y al reducir los arboles la
temperatura, se cree que consiguientemente se reduce también las emisiones de
estos gases.
Conservación del agua y reducción de la erosión del suelo: el efecto de la
arborización sobre la conservación del agua y la erosión han sido ampliamente
estudiados desde el punto de vista forestal, sin embargo, este efecto desde la óptica
urbana es muy poco conocido. Es claro que el arbolado urbano tiene un efecto de
reducción en la cantidad de precipitación que llega al suelo, lo cual puede estar
estrechamente relacionado con la escorrentía y la velocidad del flujo fluvial en caso de
fuertes lluvias, del mismo modo, pueden reducir daños por inundaciones e influir en los
costos que demanda el tratamiento de éstas aguas (Peck y Callaghan,1999; c.p Priego,
2002).
Reducción de la polución acústica: de acuerdo con Aylor, 1972; c.p Priego, 2002,
estructuras como hojas y ramas, pueden reducir efectivamente el ruido en una ciudad a
través de la dispersión del sonido. Cook, 1978, afirma que cuando se establecen
cinturones anchos de vegetación de alrededor de 30 metros es posible reducir los niveles
de sonido en más de un 50%.
Contenido 25
Aumento de la biodiversidad: uno de los efectos negativos ocasionado por la acción
del hombre, es la perdida de diversidad biológica en el entorno en el cual vive, dado el
enorme impacto que tiene la actividad industrial, el ruido, la contaminación de aguas y la
inadecuada disposición de los residuos sólidos. Es por ello que, de acuerdo con
Santandreu et al, 2001; c.p Priego, 2002, en sendos países son consideradas las zonas
de vegetación urbana como sitios que conservan la biodiversidad. Parece ser que la
presencia de aves en las ciudades, está relacionada con el tipo de vegetación (Nilsson et
al, 1997; c.p Priego, 2002).
4.2.2 Beneficios sociales
Conciencia ecológica: es importante entender que el hombre depende de la naturaleza
en todo el sentido de la palabra, es por ello, que entender que la naturaleza urbana hace
parte del medio donde el hombre día a día lleva sus actividades diarias, es fundamental
para establecer una relación equilibrada y consciente del papel que ésta desempeña en
la vida de cada uno, de esta manera se crea una conexión hombre-naturaleza basada en
el respeto.
Identidad con la comunidad: la aceleración de la vida en la ciudad, crea un
distanciamiento entre los mismos habitantes que no permite la socialización de la
comunidad (Kuo and Sullivan et al, 1999; c.p Priego, 2002). Cuando existe una
interacción del hombre con la naturaleza, se crea una identidad en una comunidad
determinada formando vínculos más estrechos entre las personas.
Crimen y violencia: la vegetación urbana en la ciudad tiene un efecto positivo en lo
relacionado con la seguridad y reducción de violencia física. Kuo y Sullivan, 1999; c.p
Priego, 2002, encontraron que la presencia de árboles en zonas residenciales, tiene un
efecto positivo al reducir los índices de violencia doméstica, que en aquellas zonas donde
no hay áreas verdes o es escasa la vegetación, de esta manera las personas que habitan
en casas cercanas a zonas verdes, tienen una mayor facilidad para la solución de
conflictos.
26 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Salud mental y física: aquellas personas que habitan en sitios con árboles, reducen sus
niveles de estrés y tienen un mejoramiento de la salud, según los estudios realizados, la
arborización les proporciona un estado de relajación que no se presenta en aquellas
personas cuya vivienda o entorno carece de zonas verdes. Según Ulrich, 1984; c.p
Priego, 2002, pacientes cuya habitación se ubica con vista a vegetación y árboles, su
recuperación es más rápida y satisfactoria que aquellos que no tiene este tipo de vista.
Este entorno natural permite a la persona convivir en un ambiente diferente, armonioso y
tranquilo, lo cual, repercute en su salud, trabajo, relaciones sociales y en su vida
rutinaria.
4.2.3 Beneficios económicos
Valores de la propiedad: aquellas viviendas que cuentan con zonas verdes ya sea en
su interior o exterior están más valorizadas que aquellas que no lo tienen. De acuerdo
con Selia y Anderson, 1982; 1984; c.p Priego, 2002, la clase de vivienda que cuenta con
arborización, puede llegar a venderse un 7% más costoso que las viviendas que no lo
poseen.
Beneficios económicos locales: es claro que la arborización urbana trae múltiples
beneficios para los habitantes de una ciudad, como se ha mencionado anteriormente el
efecto sobre la salud, seguridad, pertenencia, el impacto positivo desde el punto de vista
ambiental es invaluable, del mismo modo, el beneficio económico también es relevante
para una sociedad. McPherson en 1991; c.p Priego, 2002, realizó un experimento en
Tucson Estados Unidos, donde fueron sembrados 500.000 árboles y comparados con
una plantación de 40 años, con el fin de calcular y comparar los costos de siembra y
mantenimiento de los árboles, frente a los servicios ambientales (disminución de
temperatura, disminución de escorrentía y filtración de polvo). Como resultado se obtuvo
que los costos superaron los beneficios, durante los primeros cinco años, pero en los 25
años siguientes los beneficios ecológicos sobrepasaron tres veces más a los costos.
4.2.4 Cobertura arbórea limitada por el desarrollo urbano
De acuerdo con Tovar, 2007, el desarrollo de una ciudad restringe constantemente el
crecimiento y desarrollo del arbolado urbano, los árboles deben convivir con una serie de
Contenido 27
obstáculos impuestos por los habitantes, quedando limitados a los espacios que dejan
las edificaciones. En las ciudades con un índice poblacional muy elevado y una
infraestructura demasiado densa, los árboles disminuyen su crecimiento y en muchos
casos pueden morir, a causa de diversos factores como por ejemplo la disminución en la
disponibilidad del agua, debida a estructuras de drenaje y diferentes emplazamientos de
cemento y pavimento que componen la ciudad, por esta razón, el desarrollo del sistema
radicular del árbol no puede desarrollarse de una forma correcta, lo cual se ve reflejado
en una disminución del crecimiento de hojas y ramas, por otra parte, la contaminación de
las ciudades, del aire, el suelo y el agua, además de, podas mal realizadas y el daño en
raíces por obras de redes subterráneas, influyen notablemente en la arquitectura del
árbol. La alteración del suelo a causa de la compactación corresponde a otro limitante en
el crecimiento y desarrollo de los árboles en la ciudad, dado que, la actividad microbiana
del suelo se ve afectada al no poder desarrollarse en estas condiciones. Debido a que el
entorno de la ciudad es totalmente artificial, no se devuelve al suelo los nutrientes
necesarios para conservar la fertilidad y que los arboles tomen del suelo los nutrientes
que requieren.
4.2.5 Manejo del arbolado urbano
Censo de árboles urbanos y georreferenciación
Según Llanos, 2008, cada municipio debe adquirir la responsabilidad de realizar un
inventario del arbolado existente en la ciudad, generando información confiable y precisa
que permita conocer el estado actual en cuanto a cantidad, especie, estado fitosanitario,
interferencia con redes aéreas y subterráneas, la fauna relacionada, entre muchas otras,
las cuales, van a permitir la gestión y puesta en marcha de un plan de manejo adecuado
y preciso que favorezca tanto a los habitantes como el desarrollo urbano.
Programa de arborización y paisajismo
Es importante mencionar que la fase de vivero para cualquier especie, es vital en su
futuro crecimiento y desarrollo, si se presenta un mal manejo en esta etapa, esto se verá
reflejado en toda la vida de la planta y en algunos casos puede llegar a ocasionar la
muerte de la misma. Es por ello, que un tema bastante importante, es la producción del
nuevo material de siembra que será plantado en diferentes emplazamientos de la ciudad.
28 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Para lograr una producción exitosa de árboles que van a hacer plantados en una ciudad,
es necesario conocer a fondo las diferentes formas de propagación, así como su
fenología y su sistema radicular, esto, permitirá llevar a cabo actividades correctamente
diseñadas para este tipo de especies en la fase vivero. Por consiguiente, los aspectos a
tener en cuenta en la producción del material de siembra serían los siguientes: el sistema
radicular debe estar bien desarrollado y extendido de manera uniforme en la bolsa; todas
las estructuras que componen el árbol deben estar en excelente estado fitosanitario; no
se deben realizar podas conservando así todas su ramas; el tallo debe tener un grosor
de 10 centímetros; dar cumplimiento a la reglamentación establecida por el ICA; la
rusticidad es un aspecto importante en este tipo de especies, ya que le permite adaptarse
fácilmente a las condiciones extremas que se dan en una ciudad.
Programa de manejo y control de plagas y enfermedades
Las condiciones adversas en la que se desarrollan los árboles en la ciudad, trae como
consecuencia un sistema de defensa débil ante cualquier tipo de plaga y enfermedad, por
esta razón, es fundamental el establecimiento de un sistema de control preventivo, que
incluya monitoreo de los niveles de daño, incidencia y severidad de un determinado
problema fitosanitario, el cual se constituirá en la herramienta principal para la toma de
decisiones al momento de realizar un control efectivo.
Programa de protección integral del arbolado urbano
Cuando se tiene pleno conocimiento del arbolado de una ciudad, es posible establecer
un programa completo y estructurado que involucre todas las actividades (fertilización,
riego, poda, control fitosanitario) que se requieren para un crecimiento y desarrollo
adecuado dentro de un entorno con tantas limitaciones
Programa de silvicultura urbana
Gran parte del arbolado de una ciudad no ha sido plantado producto de una planificación,
esta situación conlleva a que el mantenimiento requiera de mayor inversión y se presente
mayores problemas. Por ello el programa de silvicultura urbana se convierte en la
herramienta principal para el desarrollo adecuado del arbolado urbano, el cual, debe
estar constituido por un manual técnico claro y preciso que reúna cada uno de los
Contenido 29
procesos a seguir, de otro lado, es importante integrar los diferentes actores que tienen
que ver en la toma de decisiones y responsabilidades, tanto a nivel nacional como
municipal, incluyendo además, las empresas de servicios públicos, entidades de aseo,
secretarías de medio ambiente y la empresa privada. En consecuencia, el manejo
organizado y claro, permitirá prevenir daños en la vegetación urbana a través de un
manejo correcto, además de prever riesgos potenciales en la infraestructura y en vidas
humanas, lo que se traduce en un ambiente urbano favorable.
4.2.6 Política urbana en Colombia
De acuerdo con el Ministerio de ambiente, vivienda y desarrollo territorial MAVDT, 2008,
en Colombia se han desarrollado diferentes documentos relacionados con la política
urbana, tal es el caso del CONPES 2808 “Ciudades y Ciudadanía” de 1995, el cual se
constituyó en el primer documento relacionado con esta temática, permitiendo así, tener
un conocimiento más claro del espacio urbano, dándole relevancia al componente
ambiental.
Con la Ley 388 de 1997 se estableció el Plan de Ordenamiento Territorial -POT, esta
herramienta es fundamental en el ordenamiento de los municipios, además de
proporcionar lineamientos, estrategias, políticas, programaciones, objetivos y metas, así
como normas claras que permiten dirigir adecuadamente el desarrollo territorial del
municipio y el uso del suelo. Para el año 2004 se realizó un ajuste al marco de política
urbana, de acuerdo con la estrategia de calidad de vida urbana definida en el plan de
desarrollo 2002-2006. Al ser aprobado el documento CONPES 3305 de 2004
“Lineamientos para optimizar la Política de Desarrollo Urbano”, se fortalecieron temas
como la consolidación de ciudades sostenibles, las cuales son capaces de gestionar y
financiar su propio desarrollo. El modelo que se plasma en este documento tiene que ver
con el mejoramiento de la política urbana, en el cual se incluyen las políticas y la
inversión de la Nación en las ciudades, con el fin de afrontar los retos que se presentan
en estos centros urbanos. Pensando en un desarrollo de las ciudades a largo plazo la
Nación con la dirección del DNP está trabajando en la propuesta Visión Colombia 2019,
cuya estrategia se orienta a “Construir Ciudades Amables”, en la cual la planificación de
30 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
las ciudades colombinas es fundamental y el eje para dar un uso del suelo adecuado,
cuya característica principal sea la sostenibilidad ambiental.
En los últimos cuatro años el Ministerio de ambiente, vivienda y desarrollo territorial, ha
gestionado la inclusión de temas ambientales sobre el desarrollo urbano, tales como,
variables de riesgos potenciales en los procesos de ordenamiento del territorio.
También, se han tratado documentos importantes en la discusión sobre determinantes
ambientales como son: Planes Parciales y Planes de Ordenamiento Territorial POT;
Decretos 97 de 2006 y 3600 de 2007 en el cual se presenta la reglamentación sobre
ordenamiento del suelo rural; Sistemas de Gestión Ambiental y Sistemas Básicos de
Información Municipal SISBIM, y el Programa “Mover Ciudad”, al igual que algunos
documentos CONPES sobre sistemas integrados de transporte masivo.
Existen algunas Leyes, acuerdos y decretos relacionados con el manejo de la
arborización, las cuales se mencionan a continuación:
LEY FORESTAL 1021 DE 2006: esta ley tiene por objeto establecer el Régimen Forestal
Nacional, está conformada por un conjunto coherente de normas legales y
coordinaciones institucionales, su finalidad es promover el desarrollo sostenible del
sector forestal colombiano en el marco del Plan Nacional de Desarrollo Forestal. La Ley
establece la organización administrativa necesaria del Estado y regula las actividades
relacionadas con los bosques naturales y las plantaciones forestales.
DECRETO 1791 DE 1996: por medio de la cual se establece el régimen de
aprovechamiento forestal. Este decreto tiene importancia actual, al recobrar vigencia
luego de la declaratoria de inexequibilidad de la Ley 1021 de 2006 – Ley Forestal.
ACUERDO Nº 044 DEL CONSEJO DE NEIVA DE 2003: “por medio del cual se
reglamentan las competencias en materia de arborización y manejos silviculturales en el
espacio público de la ciudad de Neiva-Huila”.
Contenido 31
5. Antecedentes
La evolución del hombre se ha dado de manera paralela con la intervención de la
naturaleza, desde tiempos antiguos el hombre ha convivido en un entorno natural, el cual
siempre le ha suministrado todos los recursos necesarios para su subsistencia. Con el
paso del tiempo, el hombre vio la necesidad de beneficiarse de la naturaleza para crear y
obtener mayor comodidad, y además protegerse de la inclemencia del tiempo. Empieza
entonces una búsqueda en la manera en que puede autosostenerse, produciendo así su
alimento propio con el cuidado y siembra de las semillas en el suelo dando lugar al
cultivo de la tierra. Al contrario de lo que sucede en la actualidad, el hombre antiguo
mantenía un profundo respeto por la naturaleza que lo rodeaba, ya que ésta era quien le
proporcionaba todo para vivir. Sin embargo, la tendencia de conservar una relación
positiva con la naturaleza se ha mantenido, es así como, desde hace aproximadamente
2000 años el arquitecto romano Marcus Vitruvius Pollio concentro sus metas en la
búsqueda de un diseño que permitiera suplir las necesidades del hombre, manteniendo
una relación permanente con la naturaleza (Ruano, 1999; c.p Rendón, 2010).
Los países anglosajones promovieron la introducción de las zonas verdes dentro de las
ciudades, esta tendencia también repercutió en otros países más meridionales, dado el
deleite que significaba tener un entorno rodeado de naturaleza tan cercano a la ciudad en
donde desarrollaban sus actividades rutinarias. La naturalización de las ciudades permitió
un mayor acercamiento de los habitantes con el medio ambiente y a sentir la necesidad
de conservar estos lugares. De esta manera, fueron establecidos los espacios verdes
públicos inaugurales en Inglaterra, la cuna del desarrollo e industrialización. La ciudad de
Liverpool había visto desarrollar un nuevo núcleo de urbanización en los márgenes
contrarios al rio Mersey. Aun relacionándose de una comisión de gobierno que,
32 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
dinámicamente, comprendió la necesidad de urbanizar un parque de carácter público, del
que escaseaban las ciudades como la misma Liverpool, Leeds, Manchester Biirmingham”
(Rendón, 2010).
En la década de 1840 se construyeron, de forma casi paralela, el Birkenhead Park en
Liverpool y el Victoria Park en Londres. A inicios del siglo XIX, Londres disponía de un
conjunto de parques como Green Park, Saint James Park, Kensington Park o Hyde Park,
ubicados en la zona de West End. Dichas tendencias de las que se han tratado a lo largo
de los años, hacen que el medio ambiente se observe como un componente substancial
capaz de ser encaminado a manera de beneficiar al habitante urbano, complacido de su
entorno que se siente parte de él, pero sobre todo tratando de hacer lo posible por
conservar su permanencia. Por ello, es que como resultado de todos estos nuevos
elementos fundamentales a considerar nace el primer congreso de higiene y problemas
de urbanismo, llevado a cabo en parís, con el fin, que las ciudades de Londres y parís,
dedicaran el 10% de superficies urbanas a parques y jardines (Espacios verdes
públicos). Así pues, los causales de planificar espacios verdes se inclinaron por
argumentos higiénicos” (Rendón, 2010).
Las circunstancias de insalubridad preponderantes se produjeron debido a la inexistencia
de redes de alcantarillado y la contaminación ocasionada por la revolución industrial.
Asociado a esta necesidad, surge la utilidad de lugares de ocio. Así pues, los espacios
verdes, obtienen la función de higienizar las ciudades y de recrear al habitante urbano
consolidando el factor ambiental y público. Lo cual asienta un precedente para establecer
un porcentaje de espacios verdes públicos en la ciudad, a partir de dicho congreso se
llega a un acuerdo estableciendo que se corresponderá dotar de 15% de espacios verdes
urbanos y cinturones de reserva forestal de 10 km. de extensión (Varios 2006)” (Rendón,
2010).
5.1 Contexto internacional
Según Tovar, 2013, varios países han adelantado esfuerzos en cuanto a planificación y
gestión de la silvicultura urbana, con el fin de integrar y armonizar componentes del
entorno que reflejen un equilibrio entre la naturaleza y el medio urbano. España es uno
de los países más avanzados en cuanto a normatividad en silvicultura urbana, lo cual, le
Contenido 33
permite hacer uso de herramientas técnicas que mejoran la planificación y gestión en
este campo. Al igual que España, ciudades como Buenos Aires y Mendoza en Argentina,
también cuentan con un marco normativo completo para el manejo del arbolado urbano,
incluso, ya cuentan con censo de árboles debidamente georreferenciados. En la Tabla 1
se puede apreciar el número de árboles viarios, la población del casco urbano y el
número de habitantes por árbol, este último indicador muestra una relación adecuada y
será útil en un futuro para realizar paralelos entre ciudades.
Tabla 1. Censo de arbolado viario georreferenciados.
Ciudad País
No.
Arboles
viarios
Población del
casco urbano*
No.
Habitantes
por árbol
Área del casco
urbano en
Km2
Nueva York
Estados
Unidos 592130 8175133 13,8 830
Bogotá Colombia 392779 7363782 18,74 384,3
Buenos Aires Argentina 372625 2891082 7,76 200
Madrid España 264811 2938723 11,1 361
Barcelona España 153343 1582738 10,32 100,4
Cuiritiba Brasil 148611 1851215 12,45 432,17
Mendoza Argentina 49297 131927 2,67 57,57
Valencia España 38000 797291 20,98 54,03
Vigo España 9300 293725 31,58 16,24
*Censo año 2010
Fuente: Aproximación a la silvicultura urbana en Colombia. Germán Tovar Corzo, 2013
Una fortaleza indispensable para todo país y con la que cuenta Brasil, es una completa
formación técnica de los profesionales del sector forestal, razón por la cual la Sociedad
Brasilera de Arborización Urbana, ha realizado múltiples congresos con el fin de generar
conocimiento científico y técnico. En cuanto al marco normativo, este país cuenta con la
Ley 6938 de 08/31/81 que crea el Sistema Nacional Ambiental Sisnama, sin embargo,
cada estado tiene su sistema jurídico. Otro de los países latinoamericanos que cuenta
con inventarios de la composición arbórea de las ciudades, es Santiago de Chile, sin
embargo, por la densidad de estos bosques el censo se basa en imágenes aéreas al
igual que en Brasil. De acuerdo con encuestas realizadas en el año 2002 en el área
metropolitana, el 56% cuenta con inventario del arbolado viario, siendo mayor en estratos
altos, que en el medio y bajo.
34 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
En Ciudad de México, debido a su gran extensión, el manejo de la silvicultura urbana se
ha dividido en 16 unidades políticas, las cuales, disponen de una oficina, equipos y
personal exclusivamente para la reforestación urbana, cuyas labres están relacionadas
con el mantenimiento del arbolado y establecimiento de zonas verdes nuevas (Caballero,
1993; c.p Tovar, 2013).
Dada la importancia que ha adquirido el tema del arbolado urbano en la última década,
es posible encontrar numerosos trabajos de investigación que se han realizado al
respecto, a continuación se mencionan algunos trabajos previos al estudio desarrollado
sobre el diagnóstico y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva:
En la la comuna de Maipú-Chile, Martínez, 2005, realizó un diagnóstico del arbolado
urbano en las principales vías de acceso a esta comuna, en este trabajo se tuvo en
cuenta la implementación de las particularidades de los habitante de la zona evaluada y
finalmente se propuso una recomendación para el mejoramiento de las vías que hicieron
parte del estudio. Se registró un total de 8.598 árboles. Las especies más frecuentes
fueron Robinia pseudoacacia, Schinus molle y Platanus x acerifolia. La altura total osciló
entre 4 y 8 metros, clases diamétricas menores a 10 centímetros y un diámetro de copa
entre 2 y 4 metros. En cuanto a las preferencias de los habitantes están relacionadas con
el cuidado y respeto de los árboles de manera educativa en los colegios y la elaboración
de material didáctico que informe y promueva el trabajo con la comunidad en el arbolado
de su entorno.
En el estado de Yucatán, México, se realizó una investigación para estimar la cobertura
del arbolado urbano, establecer las relaciones que pueden presentarse entre la
distribución de la cobertura y los atributos de tipo socioeconómico y cultural de la
población y de la estructura urbana de la ciudad (López, 2008).
Guerrero et al, 2009, realizaron un estudio en el municipio de Madrid, en el cual se midió
la contribución de los arboles urbanos y también de la zona periurbana, al mejoramiento
de la calidad del aire y la reducción de niveles de contaminantes atmosféricos. Se
estudiaron algunas de las principales especies caducifolias (Platanus sp., Ulmus sp.,
Aesculus hippocastanum) y perennifolias (Quercus ilex, Pinus pinea y Cedrus sp.), que
suman el 79% de los árboles de Madrid. Los árboles fueron muestreados desde el
Contenido 35
verano de 2005 a la primavera de 2007 alrededor de las estaciones de medición de
contaminación atmosférica del Ayuntamiento. En el caso del Parque de El Retiro se
muestrearon zonas contaminadas del perímetro frente a zonas del interior. Tras el
proceso analítico se presentan resultados del inventario arbóreo y los valores por especie
de la absorción de CO2 anual (de 150 a 325 kg/árbol/año), número de árboles que
compensan la emisión anual por vehículo medio (de 8 a 16 pies/vehículo), cantidades
anuales captadas de cada metal pesado relacionado con el tráfico, regresiones entre la
intensidad media diaria de vehículos y deposición, y finalmente los valores totales para
todo el arbolado (16,8 kg de Ba,Cr, Cu, Ni, Pb y Zn) y un mapa de distribución mediante
GIS de Madrid con los niveles de contaminantes que cada árbol individual retiene. Como
conclusión de cara al gestor se recomiendan las especies más eficientes y adecuadas
según criterios silvícolas y fitopatológicos, resultando la mezcla de Cedrus sp., Ulmus sp.
y P. pinea la más interesante.
Rodríguez y Pastrana, 2015, realizaron un diagnóstico del arbolado viario de El Vedado
barrio de la ciudad de La Habana-Cuba, estudiaron su composición, distribución y
conflictos con el espacio construido. En este barrio la presencia del arbolado en sus vías
ha constituido una característica distintiva y precursora. No obstante, el déficit
cuantitativo y cualitativo de especies vegetales que presenta actualmente la zona, afecta
de manera sensible el confort y la imagen urbana de sus calles, además de que restringe
los beneficios de los árboles y aumenta su vulnerabilidad. En este trabajo se presenta la
situación del arbolado viario de El Vedado, a partir del levantamiento detallado de las
especies y de los espacios del que forman parte. Los datos de cantidades totales de
especies y su localización espacial, la estimación de un estado fitosanitario y el
diagnóstico de los conflictos de cada ejemplar con el medio construido constituyen
algunos de los resultados obtenidos. Tales resultados pueden ser útiles en la
identificación de las variables para la elección de especies arbóreas apropiadas para el
diseño de áreas verdes urbanas cubanas.
36 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
5.2 Contexto nacional
En Colombia la estructura urbana está dividida en ciudades de acuerdo con el número de
habitantes que posea, de esta manera cuatro ciudades, cuya población es superior al
millón de habitantes reúne el 38,4% de la población, seguidamente, el 29,8% de la
población urbana se encuentra en 37 ciudades que cuentan con una población entre cien
mil y un millón de habitantes, las cuales son llamadas ciudades intermedias. El 31,7%
restante de la población se concentra en 1.061 cabeceras municipales que albergan
menos de cien mil habitantes. De acuerdo con el Plan Nacional de Desarrollo Forestal, el
Acuerdo 19 de 1996 y el artículo 66 de la Ley 99 de 1993, los grandes centros urbanos
son: Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla. La información poblacional de las áreas
urbanas de cada municipio tuvo como fuente el censo del Departamento Nacional de
Estadística DANE, 2005, pero con proyección al año 2010, con el fin de catalogar los
municipios tanto del total nacional como los reportados por cada corporación de acuerdo
con la clasificación del Plan Nacional de Desarrollo (Tovar, 2013).
2.145,19 km2 de área urbana se encuentran por debajo de 1.000 msnm, y la mayoría
pertenece al Bosque Tropical B-T según Cuatrecasas; 298 cabeceras municipales que en
conjunto alcanzan 770,31 km2 de área urbana están entre 1.000 y 1.800 msnm, y la
mayoría pertenece a la zona templada o Bosque Subandino; 254 cabeceras municipales
con 891,3 km2 de área urbana, están ubicadas entre los 1.800 y los 2.700 msnm, por lo
cual se considera que se encuentran en zonas de vida de Bosque Andino, 47 cabeceras
municipales localizadas sobre 72,95 km2 de área urbana se ubican entre los 2.700 y
3.200 msnm, en ecosistemas de subpáramo y dos cabeceras municipales se localizan
por encima de los 3.200 en ecosistema de páramo, con un total de 1,81 km2 de área
urbana. Sí se tiene como punto de análisis a la población, se aprecia que los habitantes
urbanos de Colombia se distribuyen de la siguiente forma: 16’259.619 en clima cálido
(47,33%); 7’158.421 en clima templado (20,84%) y 10’932.942 en clima frío (31,82%)
(Tovar, 2013).
Colombia ha sido afectada por el proceso de urbanización al igual que muchos países
latinoamericanos. El 75% de la población residen en núcleos urbanos, entre tanto el 25%
Contenido 37
restante, reside en áreas geográficas correspondientes a corregimientos, centros
poblados y áreas dispersas ubicadas por fuera del límite de la cabecera (Sardi, 2005).
En cada uno de los entes territoriales el crecimiento demográfico se da de forma diversa,
a causa de una serie de factores que son generados por desplazamientos de unas
regiones a otras. En consecuencia, el rápido crecimiento demográfico en los núcleos
urbanos está determinado por una serie de elementos, tales como, oportunidades
laborales, mejor educación, desplazamiento forzado, entre otros, reduciendo así la
población en los sitios de origen, ocasionando un efecto en la dinámica poblacional de
una región determinada y por consiguiente de un país (Sardi, 2005).
Según Tovar, 2013 hasta hace poco, en Colombia, el árbol era un elemento secundario y
muchas veces inexistente en los procesos de urbanismo y planificación de las ciudades y
municipios. No obstante, el país cuenta con algunos estudios detallados, como el
realizado por Enrique Pérez Arbeláez, Arborizaciones urbanas con especial atención a
Bogotá, editado por el Banco de la República en 1978, que analiza los problemas que
presentan las arborizaciones urbanas y propone algunas especies para Bogotá.
Posteriores publicaciones han contribuido con el conocimiento del arbolado urbano de la
capital colombiana como: la Guía de árboles de Bogotá (Molina, 1995; c.p Tovar, 2013);
Especies ornamentales usadas en áreas urbanas (Delgado, 1995; c.p Tovar, 2013);
Manual de silvicultura urbana para Bogotá (Jardín Botánico y Secretaría Distrital de
Ambiente de Bogotá, 2009; c.p Tovar, 2013); Árboles ciudadanos en la memoria y el
paisaje cultural de Bogotá (Ferro, 2010; c.p Tovar, 2013); y Arboles de Bogotá,
identificación, descripción y bases para su manejo (Mahecha et al., 2011¸c.p Tovar,
2013). En 1979, la arquitecta paisajista Lyda Caldas de Borrero, publicó La flora
ornamental tropical y el espacio urbano (Caldas, 1979; c.p Tovar, 2013) el cual aborda
aspectos ornamentales, paisajísticos y técnicos de la arborización urbana para la ciudad
de Cali y determina algunas especies de árboles, palmas y gramíneas aptas para esta
función.
Antioquia ha realizado también avances en planificación urbana, a través de la
herramienta denominada: Manejo del árbol urbano, el cual incluye aspectos generales
38 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
para el mantenimiento de árboles ornamentales (Alvarado et al., 2002; c.p Tovar, 2013).
Este documento, complementado con el Manual de silvicultura para Medellín (Alcaldía de
Medellín, Secretaría del Medio Ambiente, 2007; c.p Tovar, 2013), guían el manejo del
arbolado en el municipio teniendo en cuenta criterios técnicos bien definidos en todos los
aspectos. La autoridad ambiental del Valle de Aburrá, ha venido planificando el espacio
público en conjunto con los municipios, incluyendo no solo el desarrollo de la ciudad si no
teniendo en cuenta también, el medio ambiente y la vegetación que forma parte
fundamental del paisaje urbano (AMVA, 2009; c.p Tovar, 2013).
Otros esfuerzos puntuales en la generación del conocimiento de las coberturas arbóreas
urbanas pueden consultarse en el Catálogo ilustrado de la flora del distrito de Santa
Marta (Carbono, 2003; c.p Tovar, 2013); Árboles y arbustos de la ciudad de Leticia
(Cárdenas et al, 2005; c.p Tovar, 2013); Flora arbórea de la ciudad de Ibagué (Esquivel,
2009; c.p Tovar, 2013); Árboles para Bucaramanga. Especies que fortalecen la estructura
ecológica principal (CDMB et al., 2009; c.p Tovar, 2013), y el Manual de Silvicultura de la
ciudad de Pereira (Alcaldía de Pereira, Secretaría de Planeación, 2010; c.p Tovar, 2013).
Asimismo, es necesario resaltar que la realización del Encuentro Nacional Colombiano
de Silvicultura Urbana ha sido un esfuerzo continuado que ha tenido como sedes a
Bogotá, Medellín y Cali. En cuanto a la identidad paisajística de las ciudades
colombianas, la mayoría de sus calles tienen plantadas especies introducidas
principalmente de los trópicos africano y asiático (Molina, 2007; c.p Tovar, 2013). En un
artículo realizado por Molina, 2007; c.p Tovar, 2013, se compara la arborización urbana
en seis ciudades colombianas y afirma que los programas de arborización urbana en
Colombia, han seguido un modelo o al menos una metodología: la de plantar de manera
extensiva un grupo bien definido de especies ornamentales introducidas.
En los últimos 20 años, Colombia ha concentrado sus esfuerzos en el desarrollo y
mejoramiento institucional, normativo y de participación comunitaria de la silvicultura
urbana en sus principales ciudades Bogotá, Medellín y Cali, logrando avances
significativos tales como decretos, normas y manuales técnicos. Pereira, Cali y Medellín,
por su parte, ya cuentan con un manual de silvicultura, censos parciales
georreferenciados y normativas precisas que garantizan el manejo del arbolado en el
Contenido 39
tiempo. Cartagena de Indias comienza próximamente la elaboración de su censo de
arbolado urbano georreferenciado, Pasto y Cúcuta ejecutan proyectos de impacto urbano
en el tema.
En el ámbito nacional se han adelantado diferentes estudios relacionados con la
silvicultura urbana, a continuación se relacionan algunos de estos trabajos, los cuales
han sido consultados y han favorecido positivamente el desarrollo de ésta investigación:
En Bogotá, Colombia, el manejo del arbolado urbano ha adquirido importancia debido a
la renovación urbanística de la ciudad, pero principalmente por los riesgos potenciales a
los que se exponen los habitantes, a causa del mal estado físico y fitosanitario de gran
parte de los individuos plantados en vías y parques, causando caída de ramas y
volcamiento de árboles.
Tovar, 2007 desarrolló un estudio en relación con el manejo del arbolado urbano de la
Ciudad de Bogotá, Colombia, El manejo del árbol urbano en esta ciudad, ha cobrado
especial importancia, debido al proceso de renovación urbana por el que pasa la ciudad y
además, el arbolado se ha convertido en una fuente de alto riesgo debido al preocupante
estado físico y sanitario de muchos de sus individuos, causante de los muchos y
frecuentes accidentes por caída de ramas y por el volcamiento total de sus estructuras.
Bogotá desde 1998 ha establecido un orden jurídico, institucional y técnico que ha
fortalecido el manejo adecuado de la arborización urbana, garantizando una relación
armoniosa entre la infraestructura de la ciudad y la vegetación.
En el año 2007, la Universidad Antonio Nariño en la ciudad de Bucaramanga, realizó un
estudio cuya finalidad fue determinar las especies que fortalecen la estructura ecológica
de la ciudad, identificando y seleccionando especies para la arborización urbana; esta
investigación hizo parte de un proyecto macro que se realizó en otras seis ciudades
colombianas. El estudio pretendió dar respuesta a tres grandes interrogantes: ¿Cuáles
especies conforman la arborización urbana de cada una de esas ciudades?,¿cuáles
especies son inapropiadas o no aptas para los espacios urbanos por los riesgos y daños
que generan? y ¿cuáles especies, por sus características particulares, fortalecen la
Estructura Ecológica Principal EEP de cada una de esas ciudades?. En el caso de
40 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Bucaramanga se consultó a expertos de la Corporación Autónoma Regional para la
Defensa de la Meseta de Bucaramanga CDMB, y a profesionales del Jardín Botánico
Eloy Valenzuela, se revisaron las fichas de árboles publicadas por el diario Vanguardia
Liberal, y se complementó la información con el trabajo de campo.
Dentro del proyecto macro mencionado anteriormente se incluyó la ciudad de Neiva, en
este estudio se determinaron las poblaciones de especies nativas y las introducidas
dentro del espacio público y se descartaron aquellas especies que ocasionan problemas
en el espacio público; finalmente se definió una matriz a partir de la cual se seleccionaron
las especies que fortalecen la estructura ecológica de la ciudad. Se recomendaron
entonces las siguientes especies: Carbonero Calliandria pittieri, Acacia forrajera
Leucaena leucocephala, Balso Ochroma pyramidalis, Cámbulo Erythrina fusca, Ceiba
Ceiba pentandra, Guadua Bambusa guadua, Cují Prosopis juliflora, Flor morado
Tabebuia rosea, Guásimo Guazuma ulmifolia, Guayacán amarillo Tabebuia chrysantha,
Mamoncillo Melicoccus bijugatus, Mango Manguifera indica, Matarratón Gliricidia sepium,
Zapote Matisia cordata, Orejero Enterolobium cyclocarpum, Palo de cruz Brownea ariza,
Payandé Pithecellobium dulce, Samán Samanea saman, Totumo Crecentia cujete,
Yarumo Cecropia peltata, Iguá Pseudosamanea guachapele.
Acosta, 2014, presenta el estudio especies recomendadas para la arborización urbana de
Montería, Colombia. El cual hace parte de la investigación Flora arbórea de los espacios
públicos urbanos de la ciudad de Montería. La arborización de Montería, al igual que la
de muchas otras ciudades de Colombia y Latinoamérica, cuenta con un alto porcentaje
de especies introducidas, oriundas en su mayoría de zonas tropicales de Asia y África.
Entre éstas, se destacan por sus elevados tamaños poblacionales el Mango Mangifera
indica, la Palma manila Veitchia merrillii y el limoncillo Swinglea glutinosa. La arborización
del espacio público de Montería es producto de la implementación de programas de
arborización basados en criterios paisajísticos (ornamentales) y económicos. Varias
especies introducidas poseen poblaciones significativas, en especial aquellas que se
emplean como ornamentales, entre ellas se destacan por poseer más de doscientos
individuos el Mango Mangifera indica, el Coco Cocos nucifera, la Palma manila Veitchia
merrillii, el Oíti Licania tomentosa, el Almendro Terminalia catappa, el Laurel Ficus
benjamina, la Acacia roja Delonix regia, la Lluvia de oro Cassia fistula, el Limoncillo
Contenido 41
Swinglea glutinosa, el Nim Azadirachta indica y la Palma areca Dypsis lutescens. La
mayoría de las especies nativas presentes en el espacio público de la ciudad, están
representadas por pocos individuos que originalmente se hallaban en áreas rurales y
sobrevivieron al proceso de urbanización. Dentro de ellas se destacan: la Bonga
Pseudobombax maximum, la Ceiba Ceiba pentandra, la Majagua Pseudobombax
septenatum, la Ceiba roja Bombacopsis quinata, el Marañón Anacardium occidentale, el
Jobo Spondias mombin, el Indio en cuero Burserasi maruba, el Olleto Lecythis minor, el
Abarco Cariniana pyriformis, el Corozo Elaeis oleifera, el Achiote Bixa orellana, el
Carbonero Calliandra magdalenae, el Trébol Platymiscium pinnatum, el Cordoncillo Piper
arboreum, entre otras.
Restrepo et al, 2015 realizaron la investigación incidencia del deterioro progresivo del
arbolado urbano en el Valle de Aburrá, Colombia. El arbolado urbano de los municipios
del Valle de Aburrá, Colombia, está evidenciando deterioro y muerte por estrés hídrico y
térmico, contaminación atmosférica, urbanización y ataques de plagas y enfermedades.
Se realizó un muestreo de 11.710 individuos de 25 especies de árboles y palmas en el
área metropolitana del Valle de Aburrá, con el propósito de registrar síntomas de
deterioro progresivo (DP) como marchitez de ramas y secamiento descendente. Se
estimó un modelo logit multifactorial que relaciona la incidencia del DP con
características dasométricas de los individuos, el sitio de siembra y el número de
afectaciones. Se encontraron 720 individuos con DP (incidencia de 6.1%). Los modelos
logit tuvieron un ajuste satisfactorio a los datos y evidenciaron que existe una relación
estadísticamente significativa entre la incidencia del deterioro de árboles y el diámetro del
árbol, su ubicación (municipio), especie, sitio de siembra (zona verde, piso duro,
alcorque) y presencia de otras afectaciones.
42 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
6. Área de estudio
Neiva, es la capital del Departamento del Huila, se fundó en 1539 por Juan de Cabrera,
en territorios que corresponden a Otas en 1551, sin embargo el español Juan Alonso la
fundo de nuevo en el lugar donde se encuentra hoy. El Capitán Diego de Ospina y
Medinilla la fundo en forma definitiva el 24 de mayo de 1612, (Alcaldía de Neiva, 2015).
Neiva está ubicada entre la cordillera Central y Oriental, en una planicie sobre la margen
oriental del río Magdalena, la cruza el Río Las Ceibas y el Río del Oro. Se encuentra en
las coordenadas 2°59′55″N 75°18′16″O, tiene una extensión territorial de 1.533 km².
Neiva está a una altura sobre el nivel del mar de 442 metros; es posible hallar todos los
climas tropicales, sin embargo, la temperatura media de la ciudad es de 28°Centigrados.
Neiva es una ciudad estratégica del suroccidente colombiano, ya que sirve de conexión
para las ciudades capitales de Florencia, Mocoa, Puerto Asís, Popayán y Pasto y es el
eje de la economía de los departamentos del Huila, Caquetá y Putumayo (Anexo A).
La economía en el área metropolitana se basa en el ecoturismo, la gastronomía, industria
y comercio. El Municipio de Neiva Limita al norte con los municipios de Aipe y Tello; al
sur con el municipio de Rivera; al noroccidente con el departamento del Tolima; al
suroccidente con los municipios de Santa María y Palermo; al oriente con los
departamentos del Meta Caquetá y al occidente con municipio Santa María (Alcaldía de
Neiva, 2015).
6.1.1 Climatología
La ciudad tiene un clima cálido con temperaturas anuales promedio durante el día que
oscilan desde 21 hasta 31° Celsius a causa de su ubicación cerca de la línea del
Contenido 43
Ecuador y su baja altitud. La variable temperatura siempre guarda cierta relación con la
precipitación, de manera que los meses más calurosos son aquellos en que la lluvia es
menor, en especial agosto y septiembre, en los cuales la temperatura máxima sobrepasa
en la zona urbana los 37°C y los meses más frescos son aquellos considerados como los
meses más lluviosos, sobresaliendo abril, noviembre y diciembre, siendo la temperatura
máxima oscilante entre los 28°C y los 30°C (Alcaldía de Neiva, 2015).
6.1.2 Hidrología
El río Magdalena es la principal fuente hídrica del municipio, este lo atraviesa de sur a
norte. De las cordilleras descienden al Magdalena numerosos afluentes. En la Cordillera
Central se encuentran: los ríos Baché, Yaya, Aipe, Chiquilá y Cachichi con sus afluentes
Las Lajas, Ávila, Órganos, Turbina y Aguache. Además de las quebradas: Guadualejo,
Mercaderes, El Fraile, La Raya y San Andrés. Cordillera Oriental: El río Arenoso con sus
afluentes: La Medina y La Honda; Las Ceibas con sus afluentes El Espino, Cajones, San
Bartola, Motilón, La Plata y Los Micos; el río Fortalecillas con sus afluentes el río San
Antonio y La Jagua y las quebradas de La Pedregosa, Mariquita, Caimanes y El Aceite
(Alcaldía de Neiva, 2015).
6.1.3 Demografía
Según las proyecciones del DANE, para el año 2012 Neiva contaba con una población de
335.578 habitantes, de los cuales 174.937 son mujeres, que representan el 52,13% y
160.641 hombres que representan el 47,87%. La población en la zona urbana es de
314.806 habitantes que equivale al 93,81% y 20.772 en la zona rural, que representa el
6,19% (Alcaldía de Neiva, 2015).
44 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
7. Metodología
El trabajo se desarrolló bajo una estructura mixta, compuesta tanto de la investigación
cuantitativa como cualitativa. Entre el año 1960 y 1970 se plantearon diversos estudios
en los cuales se mezclaron los dos enfoques, el cualitativo y el cuantitativo,
principalmente en el campo de la medicina y la criminalística. Ruiz (s. f.) menciona que
Sieber, 1973, sugirió incluir estudios relacionados con encuestas, creando una nueva
forma de investigación. En 1979 Jick, introduce el método básico de los diseños mixtos
(Pereira, 2011).
7.1 Identificación y cuantificación del arbolado urbano
La investigación se llevó a cabo en la arborización de tres vías principales: calle séptima
entre la calle 86 y la Avenida Circunvalar, incluyendo el monumento Llamarada,
monumento La Lavandera, monumento Me Llevaras en Ti y parque Las Guacamayas;
Avenida La Toma entre carrera 19 y la Avenida Circunvalar, incluyendo el Monumento
Luna Roja y la Calle Octava entre la carrea séptima y la carrera 52con las zonas verdes
delos barrios Las Brizas y La Gaitana. En la tabla 2 se pueden observar los detalles de la
ruta y la longitud de cada tramo evaluado.
Se realizó un inventario de los arboles ubicados en los tres tramos viales mencionados
anteriormente, para ello se utilizó un formato de inventario forestal, en el cual se consignó
toda la información cualitativa y cuantitativa que permitió la elaboración del diagnóstico
del estado actual del arbolado urbano. La información recopilada fue la siguiente: ruta,
barrio, comuna, familia, nombre científico y nombre común, altura total, altura de fuste,
Contenido 45
circunferencia a la altura del pecho CAP, diámetro a la altura del pecho DAP y diámetro
de copa. La finalidad de este censo además de identificar las especies ubicadas en estos
tramos viales, fue determinar su estado físico, fitosanitario y las acciones de mejora que
se deben implementar, metodología que se describe más adelante.
Tabla 2. Tramos viales inventariados en la ciudad de Neiva
Fuente: Díaz y Perdomo, 2015
Los tramos viales objeto de la presente investigación revisten gran importancia para la
ciudad, pues la carrera séptima corresponde a una vía que comunica a los municipios del
sur del departamento con los del norte del Huila, cruzando la ciudad de norte a sur en
toda su extensión. Por otra parte, la Avenida La Toma, cuenta con una ronda hídrica
(zona de protección ambiental, es la interfaz entre la tierra y una masa de agua
superficial que fluye) urbanizada que se encuentra canalizada en concreto y que amerita
ser manejada ambientalmente, además, es un área considerada de mayor adorno e
Vía Principal Desde Hasta
Parques
Glorietas
Monumentos
Barrios
Longitud
(Km)
1 Carrera 7 Calle 86 Av. Circunvalar
M. Llamarada, M.
La Lavandera, M.
Me Llevaras en ti,
P. Las
guacamayas.
Luis Ignacio Andrade, Eduardo
Santos, Zona sin desarrollar,
Alberto Galindo, Luis Carlos
Galán, Luis Eduardo Vanegas,
Virgilio Barco Vargas, Calamari,
Tercer Milenio, Chicala, El Cortijo,
Las Granjas, Villa Carolina,
Aeropuerto, Los Cambulos, José
Eustacio Rivera, Quirinal, La
Toma, El estadio, El Centro, Las
Mercedes,
6,6
2 Av. La Toma Carrera 19 Av. Circunvalar M. Luna Roja
La Libertad, Primero de Mayo,
Chapinero, Altico, Los Potros, La
Toma, El Centro, La Gaitana,
Quirinal, Las Delicias, Efraín
Rojas Trujillo, Caracolí
2,3
3 Calle 8 Carrera 7 Carrera 52
Zonas Verdes
Las Brisas,
Zonas Verdes La
Gaitana
El Centro, Altico, Primero de Mayo,
San José, Monserrate, Calixto
Leiva, La Gaitana, Las Brisas,
Prado Alto, Ipanema, Los
Guaduales, Rafael Azuero
Manchola, El trinfo, Batallón
5,3
14,2
Ítem
RUTA
LONGITUD TOTAL
46 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
iluminación para el disfrute de la ciudadanía en las épocas decembrinas. La calle octava
corresponde a una vía, que permite el flujo vehicular que comunica al departamento del
Huila con el departamento del Caquetá.
Con relación a la población y a la muestra, el Plan de Ordenamiento Territorial POT de la
ciudad de Neiva, considera 10 tramos viales de importancia para la ciudad que abarcan
una distancia de 36 kilómetros de longitud, incluidos andenes laterales y el separador,
que se convierten en la población objeto de este estudio. Esto indica que el tamaño de la
muestra es del 30%, teniendo en cuenta la cantidad de tramos viales identificados por el
POT, representando así el 39,4% si se tiene en cuenta el tamaño de la muestra en
kilómetros lineales.
7.2 Estructura del arbolado urbano
7.2.1 Distribución diamétrica
A partir del inventario forestal se calcularon los intervalos de clase que permitieron
agrupar los árboles inventariados de acuerdo con su característica diamétrica, siguiendo
el método de Sturges, el cual fue propuesto por Herbert Sturges en 1926. Es así como se
determinaron 19 clases diámetricas donde cada una presenta un rango del diámetro en
metros, con el cual fue posible clasificar los arboles inventariados.
Tabla 3. Clases diamétricas
Clase
Diametrica
Rangos
Clase
Diametrica
Rangos
I 0,03 0,1303 XI 1,303 1,4333
II 0,1303 1,4333 XII 1,4333 1,5636
III 1,4333 2,7363 XIII 1,5636 1,6939
IV 2,7363 4,0393 XIV 1,6939 1,8242
V 4,0393 5,3423 XV 1,8242 1,9545
VI 5,3423 6,6453 XVI 1,9545 2,0848
VII 6,6453 7,9483 XVII 2,0848 2,2151
VIII 7,9483 9,2513 XVIII 2,2151 2,3454
IX 9,2513 10,5543 XIX 2,3454 2,4757
X 10,5543 11,8573
Fuente: Díaz y Perdomo, 2015
Contenido 47
7.2.2 Distribución altimétrica del arbolado urbano
La distribución altimétrica hace parte de los componentes principales en la descripción y
tipificación estructural del arbolado, es así como, mediante este diagnóstico se establece
la cantidad de individuos por clase de alturas, para ello, se tomaron intervalos de clase,
partiendo de la altura mínima tenida en cuenta en la ejecución del inventario forestal, lo
cual permite analizar en qué estratos se encuentra la mayor cantidad de los arboles
urbanos de las rutas objeto de estudio. A partir de esta información es posible vislumbrar
la cantidad de árboles que pueden presentar algún tipo de riesgo en redes de servicios
públicos aéreas, permitiendo así recomendar un manejo adecuado que minimice el
riesgo.
Tabla 4.Clases altimétricas
Clase altimétrica
Rangos
(altura m)
I 1,5 2
II 2 5
III 5 10
IV 10 15
V 15 20
VI 20 25
Fuente: Díaz y Perdomo, 2015
Para analizar la altura total de los árboles inventariados vs su altura comercial se realizó
el Diagrama de Ogawa, este esquema pretende describir el comportamiento de dos
variables. Esta gráfica, también se conoce como diagrama de dispersión o nube de
puntos, en donde, cada caso aparece representado como un punto en el plano definido
por las variables X1 y X2 (UB, 2015).
7.2.3 Abundancia y dominancia de especies
Al conocer la composición del arbolado en el área de influencia del proyecto (3.275,71
hectáreas) es posible evaluar el comportamiento de los árboles en forma individual y en
comunidad. “Esta estructura puede evaluarse a través de índices que expresan la
ocurrencia de las especies, lo mismo que su importancia ecológica dentro del área de
influencia, es el caso de las abundancias y dominancias”. Para ello, se calculó la
48 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
abundancia absoluta que tiene que ver con el número de individuos de una especie
presentes en un área y la abundancia relativa que muestra la proporción de individuos de
una especie dada entre el número total de especies observados en un área dada. En
cuanto a la dominancia que representa la importancia de una especie en función de su
desarrollo o biomasa, se calculó la dominancia absoluta que corresponde a la suma del
área basal de todos los individuos de una especie y la dominancia relativa que determina
la relación entre la dominancia absoluta de una especie respecto al área basal de todos
los individuos de una especie.
7.2.4 Distribución del arbolado urbano por tipo de emplazamiento
Se realizó la identificación en campo de los tipos de emplazamientos en los que se
encuentran ubicados los árboles, a fin de conocer si éstos se encuentran en
emplazamientos lo suficientemente espaciosos para desarrollarse, sin generar daños a la
infraestructura pública y privada de la ciudad. Esta información permite además, la
recomendación de especies forestales para futuras siembras de acuerdo con los
espacios disponibles para ello. Hay que tener en cuenta que el tipo de emplazamiento se
determina de acuerdo con el porte del árbol frente al área disponible para su siembra. Se
determinaron los siguientes tipos de emplazamientos para clasificar el arbolado urbano
de la ciudad de Neiva en las rutas evaluadas, teniendo en cuenta estudios realizados en
este aspecto en diferentes ciudades como Bogotá, Medellín, Cali y Pereira. Esta
clasificación permite contribuir con la definición de conflicto del arbolado urbano y brinda
mayores criterios técnicos para el manejo.
Tabla 5. Tipos de emplazamiento
Emplazamiento
Dimensiones
Largo Ancho
Separador vial ancho N/A* >3m
Separador vial Angosto N/A 1,5m-3m
Andenes anchos N/A >3m
Andenes angostos N/A <3m
Glorietas N/A N/A
Parques zonales o de barrio N/A N/A
Plazas publicas N/A N/A
Fuente: Díaz y Perdomo, 2015. *N/A: No Aplica.
Contenido 49
7.3 Diagnóstico del estado físico y fitosanitario
7.3.1 Estado fitosanitario del arbolado urbano
Para identificar los principales problemas fitosanitarios que afectan el arbolado urbano,
se empleó como base la guía de manejo ambiental de la secretaría ambiental de Bogotá,
evaluando así la presencia o ausencia de insectos, ausencia o presencia de hongos,
ausencia o presencia de agallas, ausencia o presencia de hojas cloróticas, ausencia o
presencia de pudriciones localizadas y estado fitosanitario como sano (ausencia de
enfermedades e insectos, árbol vigoroso con desarrollo normal), enfermo (presencia de
síntomas de enfermedad o de insectos) o critico (presencia de síntomas graves de
enfermedad o presencia de insectos que pueden poner en riesgo potencial de
sobrevivencia del árbol).
7.3.2 Valor estético del arbolado urbano
Para analizar el valor estético se consultó la literatura existente en Colombia en cuanto al
manejo propuesto por ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Pereira, entre otras. Para el
desarrollo de esta investigación se propone analizar el valor estético teniendo en cuenta
cuatro variables, las cuales se describen en la tabla 6. Los atributos de valor estético
permitirán definir si los árboles son esenciales para el paisaje urbano de la ciudad de
Neiva, si son deseables, indiferentes o si se califican como inaceptables por condiciones
sanitarias o de competencia.
Tabla 6. Criterios para analizar el valor estético
Valor estético Criterio
Esencial
Arboles de gran representatividad en los aspectos compositivo,
volumétrico y espacial
Deseable
Árboles que sin ser destacados en lo compositivo, volumétrico y
espacial, son importantes en los tres aspectos
Indiferente Arboles pocos destacados y el estado fitosanitario es apenas aceptable
Inaceptable
Árboles enfermos o muy defectuosos, suprimidos o compitiendo con
árboles clasificados como Esenciales o Deseables
Fuente: Díaz y Perdomo, 2015.
50 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
7.3.3 Estado físico del arbolado urbano
La evaluación del estado físico de los árboles es primordial para poder ejecutar un
diagnostico físico acertado de una población. Para la valoración del estado físico del
arbolado urbano en la ciudad de Neiva, se identificaron diferentes condiciones de los
árboles tales como: raíces descubiertas, daños mecánicos (presencia de daños físicos
provocados por agentes externos), bifurcaciones básales, afectaciones en la base del
tronco (heridas), fuste inclinado y de crecimiento encorvado. De acuerdo con la
información recopilada se determinó el estado físico del árbol: bueno (no hay síntomas
de daños físicos), regular (daños físicos afectando al individuo en más del 30%) y malo
(daños que comprometen en más de un 70%).
7.3.4 Densidad del follaje del arbolado urbano
La densidad del follaje es un indicador importante ya que influye en la visibilidad, los
vientos, el paso de la luz solar, la lluvia, los ruidos, los olores y la contaminación. El árbol
actúa como una barrera filtrando partículas y gases contaminantes, cuando se encuentra
en conjunto con otros árboles su efectividad es mayor. Para determinar la densidad del
follaje de los arboles ubicados en los tres tramos viales en la ciudad de Neiva, se empleó
la clasificación que se observa en la tabla 7, de igual manera se tomó como base la guía
de manejo ambiental de la secretaría ambiental de Bogotá.
Tabla 7. Clasificación de la densidad del follaje en los arboles evaluados
Descripción Criterio
Copa Densa Copa y Ramas: gran cobertura y proyección según patrón de
crecimiento de la especie
Densidad
Media
Copa y Ramas: media cobertura y proyección según patrón
de crecimiento de la especie.
Copa Rala Copa y Ramas: poca cobertura y proyección según patrón de
crecimiento de la especie
Fuente: Díaz y Perdomo, 2015.
Contenido 51
7.3.5 Conflicto del arbolado urbano con redes de servicio público
Los sistemas radiculares de las especies a causa de su extensión, pueden interferir con
redes subterráneas como alcantarillado. Cabe resaltar que los servicios públicos pueden
ubicarse en forma aérea tales como televisión por cable, eléctricas o telefónicas y en
forma subterránea, las cuales incluyen las líneas mencionadas anteriormente, además
del alcantarillado, agua y gas natural; de ahí, la importancia en la selección del árbol a
plantar en un sitio determinado. Para determinar el estado actual del conflicto ocasionado
por los 4.200 árboles inventariados con las redes de servicio público, se clasificó el daño
causado como: alto, medio y bajo en redes eléctricas, hídricas, alcantarillado, obras de
infraestructura vial y conflicto con otros árboles.
7.4 Definición de criterio técnico para recomendación del
plan de manejo
Después de efectuar el inventario del arbolado urbano en los tres tramos viales
evaluados en la ciudad de Neiva, así como el diagnóstico del estado físico del arbolado,
se procedió a elaborar una propuesta o recomendación de manejo para estos árboles
urbanos; para ello se conjugó la altura, el diámetro de copas y tipo de emplazamiento,
permitiendo así, definir un criterio técnico de manejo apropiado para cada tipo de
emplazamiento identificado en la ciudad.
De acuerdo con la información tomada en campo, el plan de manejo y/o mantenimiento,
recoge cuatro acciones de gran importancia: identificación de los árboles a podar, talar o
conservar, manejo fitosanitario teniendo en cuenta insectos plaga o enfermedades
identificadas y los alcorques (agujero que se practica alrededor del tronco de un árbol,
para almacenar el agua de riego o de la lluvia) y distancia de plantación del arbolado
urbano de acuerdo con los espacios disponibles en la ciudad y relacionados con el tipo
de emplazamiento. Para el caso de las podas, se identificaron los arboles a los cuales es
necesario realizar algún tipo de poda, entre las cuales se encuentra: poda de formación,
poda de mantenimiento, poda de seguridad, poda de estabilización y podas de realce de
copa.
52 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
7.5 Análisis de los datos obtenidos
En esta investigación se registraron datos cuantitativos y cualitativos; con respecto a lo
cuantitativo se emplearon datos que permitieron realizar modelos matemáticos
(ecuaciones) para medir los resultados y hacer comparaciones entre los árboles y las
zonas de trabajo de manera concluyente, explicando así, lo que ocurre actualmente con
la arborización de la ciudad. También se construyó una matriz en hoja de cálculo de
Excel la cual fue analizada mediante estadística descriptiva como promedios, frecuencias
y porcentajes que facilitaron el análisis de la información. Se realizó un registro
fotográfico de los árboles inventariados (Anexo C).
Contenido 53
8. Resultados y Discusión
8.1 Inventario del arbolado urbano
En los tres tramos viales en los cuales se realizó el inventario del arbolado urbano, fueron
censados en total 4.200 individuos, de los cuales 1.780 se encuentran ubicados en la
carrera séptima con 85 especies diferentes, predominando Licania tomentosa con 288
ejemplares; 1.104 en la Avenida La Toma con 67 especies donde fue Apuleia leiocarpala
más abundante con 170 individuos y 1.316 en la calle octava con 72 especies siendo
Licania tomentosala más abundante con 274 individuos, estos ejemplares pertenecen a
35 familias botánicas. Como se observa en la figura 1, predominan las familias
Leguminosae con 1.434 árboles (34,14%), Chrysobalanaceae con 657 árboles (15,64%),
Bignoniaceae con 429 árboles (10,21%), Arecaceae con 383 árboles (9,12%), Myrtaceae
con 228 árboles (5,43%), Combretaceae con 162 árboles (3,86%), Malvaceae con 159
árboles (3,79%) y Anacardiaceaecon 135 árboles (3,21%).
Figura 1. Familias botánicas en la zona inventariada
54 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Cabe resaltar que de acuerdo con Forero y Romero, 2005, La familia Leguminosae es
uno de los mayores grupos de plantas con flores (Angiospermas) en el mundo, tiene
distribución cosmopolita y está muy bien representada en la flora colombiana. Son así
mismo, numerosas las especies que se usan en medicina popular o que se cultivan con
fines decorativos; otras tienen usos industriales ya que de ellas se extraen ceras,
alcoholes, insecticidas, substancias ictiotóxicas (barbascos), mucílagos, ácidos
orgánicos, taninos, tintes y perfumes; son empleadas como sombrío de cafetales y
cacaotales, y muchas sirven para proteger el suelo, producir abono orgánico y fijar
nitrógeno por medio de las bacterias presentes en los nódulos que se forman en sus
raíces. Un buen número de especies son productoras de materia prima para la
elaboración de artesanías y accesorios tales como collares, pulseras, aretes, cinturones,
etc. (por ejemplo, los géneros Adenanthera, Erythrina y Ormosia).
8.2 Estructura del arbolado urbano
8.2.1 Distribución diamétrica
La distribución diamétrica de los 4.200 individuos evaluados se concentra en las primeras
cinco clases diamétricas, donde el 98% de los individuos inventariados se encuentran
entre los 3 a los 65 centímetros de diámetro; la clase diamétrica uno (I) es la más
representativa con 1.669 individuos que corresponden al 40% de la población objeto de
estudio, siguiendo una tendencia típica de Jota invertida como se puede observar en la
figura 2. Las especies con mayor número de individuos ubicados en la clase diamétrica
uno (I) son Licania tomentosa, Hyophorbe lagenicaulis y Tabebuia roseacon 360, 189 y
139 individuos respectivamente, de igual manera Licania tomentosa (232) sigue siendo la
especie más representativa de los individuos que conforman la clase diamétrica dos (II),
que corresponde en total a 1.210 árboles. Por otra parte en clases diamétricas superiores
se encontró un número menor de árboles, ya que estos intervalos obedecen a individuos
maduros, de gran tamaño que son raros o escasos en el área inventariada, de acuerdo
con esta información se podría inferir que los árboles ubicados en los tramos viales
evaluados son relativamente jóvenes o establecidos recientemente (Anexo B).
Contenido 55
La tendencia de la curva de J invertida, señala que la comunidad vegetal se encuentra en
coherente proceso de desarrollo en dirección a etapas de crecimiento y productividad
vegetal más avanzados, una vez que se confirma la existencia de abundantes individuos
jóvenes que irán a suceder individuos arbóreos que ya se encuentran posiblemente en la
fase senil, pertenecientes a las clases diamétricas superiores (Arruda et al. 2011;
Hernández-Stefanoni et al. 2011; c.p Imaña et al, 2010). Este comportamiento es común
en bosques disetaneos (diferentes edades) en el cual se observa que la mayoría de
individuos inventariados se encuentran en los primeros estados de crecimiento, en el
caso de árboles urbanos esto puede atribuirse al alto grado de intervención en el área
urbana, pues los individuos encontrados en estas áreas son ubicados y mantenidos por
intervenciones antrópicas o humanas.
Figura 2. Distribución diamétrica de los individuos inventariados
De acuerdo con Sierra, 2012, normalmente los espacios verdes son dispuestos en las
ciudades a partir de criterios que involucran lo estético, urbanístico y social, restando
importancia al componente ecológico como un sistema natural, en consecuencia, se
afecta la fauna asociada, así como, la vegetación circundante. Las zonas verdes de una
ciudad en la mayoría de los casos, se limitan a su mantenimiento técnico, dejando de
lado, los beneficios ecológicos tan importantes que prestan al habitante y al medio
ambiente. La intervención antrópica es una de las causas que obstruyen el crecimiento
0
200
400
600
800
1000
1200
1400
1600
1800
I II III IV V VI VII VIII IX X XI XII XIII XIV XV XVI XVII XVIII XIX
N
u m e ro d e á
rb o le s Clase diamétrica
56 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
de los árboles en la ciudad, quedando vulnerables ante acciones de vandalismo como
cortes de ramas y brotes del ápice, colocar clavos en el fuste, adicionar en la base del
árbol toda clase de basura o podas mal realizadas, afectando de manera considerable el
desarrollo del arbolado. Por esta razón es fundamental fomentar la conciencia ambiental
y la cultura ciudadana para el cuidado de las zonas verdes urbanas, que permitan el
desarrollo de ecosistemas urbanos sostenibles.
8.2.2 Distribución altimétrica del arbolado urbano
En la figura 3 se observa la distribución altimétrica del arbolado urbano en la ciudad de
Neiva, en donde la mayor cantidad de individuos arbóreos se encuentran en las clases
altimétricas II (2-5 metros) y III (5-10 metros) representando el 74% del total de la
muestra, siendo la clase III la que presenta mayor cantidad de árboles con 1.842
correspondiente al 44% de la población inventariada, seguida por la clase II con 1.262
individuos que corresponden al 30% de árboles inventariados. Seguidamente se ubican
en su orden las clases I, IV, V y VI, con 1096 individuos que representan el 26% de la
población muestreada (Anexo B). Las especies más representativas que se ubicaron en
la clase III, son Apuleia leiocarpa con 258 individuos, Licania tomentosa con 183 árboles
y Tabebuia rosea con 148 árboles. Para la clase II la especie con mayor número de
individuos fue Licania tomentosa con 315.
De acuerdo con lo anterior y coincidiendo con los resultados obtenidos, en cuanto a la
distribución altimétrica de los arboles inventariados, los arboles ubicados en los tramos
viales evaluados son jóvenes y se encuentran en etapas tempranas de desarrollo, lo cual
lleva a pensar que existe una mayor demanda en cuanto a las actividades de
mantenimiento de éste arbolado, entre tanto los arboles ubicados en las clases I, IV, V y
VI, pueden requerir un mantenimiento preventivo y de adecuación, teniendo en cuenta el
estado fitosanitario e interferencia de ramas y raíces.
Contenido 57
Figura 3. Distribución altimétrica de los individuos inventariados
Sánchez, 2013, menciona que los arboles dispuestos en una ciudad están sujetos a
condiciones de estrés y medioambientales muy diversas y distintas a las que
normalmente encontrarían en su entorno natural. Cuando se plantan árboles en una
ciudad sin una correcta planificación y adecuada selección de la especie, puede traer una
serie de efectos perjudiciales, tales como, árboles con mal anclaje, débiles y enfermos,
individuos con podas mal ejecutadas por su interferencia con viviendas o edificios, raíces
que penetran en conducciones de agua, dañan pavimentos o agrietan paredes. Todas
estas situaciones pueden interferir en el crecimiento normal del árbol, viéndose afectado
su crecimiento y desarrollo.
Se realizó el Diagrama de Ogawa para analizar la altura total de los árboles inventariados
vs su altura comercial, debido a que la relación entre la altura total y altura comercial de
los individuos permite observar la formación de estratos o estratificación vertical de los
arboles evaluados. Se puede observar que la altura total oscila entre los 1.5 y los 21
metros, conformando cuatro estratos bien definidos que se encuentran entre los 1,5 y los
5 metros de altura, un segundo estrato de los 5 a los 10 metros de altura, un tercer
estrato de 10 a 15 metros de altura y finalmente un cuarto estrato definido por pocos
0
200
400
600
800
1000
1200
1400
1600
1800
2000
I II III IV V VI
N
o d e á
rb o le s Clase altimétrica
58 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
árboles dominantes que van desde los 15 a los 21 m de altura aproximadamente. Este
comportamiento coincide con lo encontrado en las distribuciones diamétricas y
altimétricas, en donde los árboles se agrupan en las clases con menor diámetro y altura,
siendo estos relativamente individuos jóvenes.
Figura 4. Diagrama de Ogawa para el área objeto de estudio
Cada árbol según su especie, localización y condiciones donde crezca, presenta una
forma que es característica, pero en general se podrán ubicar con base en la dasometría
en dos categorías de forma: la forma natural o espontánea y la forma forestal, para lo
cual se tienen en cuenta las condiciones de aislamiento o agrupamiento en que se
desarrollen los árboles. Se habla de forma natural o espontánea cuando el árbol crece
sin obstáculos, constando de un tronco que va creciendo con unas ramas largas y
gruesas que crecen sin ningún control, casi aisladamente, y sin darle mucha importancia
al influjo de los otros árboles sobre él y la forma forestal que es la proporcionada a los
árboles que crecen en condiciones de espesura, donde unos dominan a los otros por
competencia de nutrientes, luz, espacio, entre otros; lo cual les proporciona mejores
condiciones en su tronco o fuste, les forma mejor sus copas, les impide formación de
ramas gruesas y por ende de nudos que afectan la calidad de la madera, por estar
sometidos a la poda natural (Lema, 1979).
De acuerdo con Lema, 1979 la altura es un concepto relativo según la parte que se
quiera medir del árbol, es una variable que sirve para estimar el volumen, crecimiento o
índice de sitio, para el caso de la altura total, esta se refiere a la vertical en unidades de
longitud desde el suelo hasta el ápice de la copa, entre tanto la altura comercial es la
-5
0
5
10
15
20
0 5 10 15 20 25A
lt u ra c o m e rc ia l (
m )
Altura total (m)
Contenido 59
dimensión en altura que se considera aprovechable comercialmente de acuerdo con
unos patrones culturales o técnicos. Esta limitada por el diámetro en la parte superior, o
por nudos, ramas, o defectos como cánceres, torceduras, entre otros; dependiendo de
unos requisitos de tipo comercial.
Cuando se va a plantar un individuo vegetal en el arbolado urbano es importante
identificar la infraestructura que se encuentra alrededor, la capacidad del área donde se
va a plantar y de acuerdo con esto seleccionar las posibles especies que puedan ser
plantadas. Es primordial tener en cuenta en su momento, criterios técnicos tales como,
cuanto podría crecer el individuo vegetal en altura y como sería el tamaño, forma y su
diámetro de copa, por lo cual estos son factores que se consideran de gran importancia a
tener en cuenta en el momento de elegir una especie vegetal que pueda ser plantada
bajo las condiciones de una ciudad (Cortolima, 2010).
Teniendo en cuenta la talla de los individuos vegetales que se introducen en la ciudad se
reducirán los costos de mantenimiento, ya que no se requerirán las podas tan frecuentes
ni tan extremas, se minimizarán los problemas asociados a la ruptura de andenes,
separadores, interferencia con redes de servicios públicos o con infraestructuras
(Cortolima, 2010).
8.2.3 Abundancia y dominancia de especies
En la zona inventariada se identificaron 97 especies, en la figura 5 se presentan las
especies con mayor abundancia, donde Licania tomentosa representa el 15,64% del total
de individuos (657 individuos), seguidamente se encuentran las especies Apuleia
leiocarpa con 9,73% (409 individuos), Tabebuia rosea con 7,57% (318 individuos),
Hyophorbe lagenicaulis con 5,83% (245 individuos) y Pseudosamanea guachapele (245
individuos) con 5,83% (Anexo B).
60 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Figura 5. Abundancia de especies dentro del área evaluada
Es importante tener en cuenta que el número de Individuos atiende a la abundancia de
individuos por unidad de área de cada especie y se efectúa por el conteo directo de
árboles, no se hizo uso de la estimación relativa para estratos bajos conformados por
hierbas y arbustos.
En cuanto a la dominancia, esta se calculó a partir del área basal, que corresponde a la
superficie de una sección transversal del tronco del individuo, y se determina a partir del
diámetro normal tomado a los 1,3 m de altura del suelo. Los mayores valores de
dominancia se deben a la abundancia de especies y al porte de los individuos. La
dominancia basal está estrechamente relacionada con la abundancia de las especies o
dicho de otra manera, con el número de individuos por especie y con el porte, razón por
el cual la presencia de algunos individuos con dimensiones que sobresalían del
promedio, hacen que aunque algunas especies cuenten con más individuos que otras, no
sean más dominantes que otras especies que cuentan con menos individuos dentro de la
muestra (Anexo B).
En la zona inventariada se advierte la presencia de 97 especies con un total de 4.200
individuos, en donde se evidencia que las especies que presentan mayor dominancia son
Pseudosamanea guachapele con 33.79 m2, Apuleia leiocarpa con 28.63 m2 y Samanea
Licania
tomentosa
15,64
Apuleia
leiocarpa
9,73
Tabebuia
rosea
7,57
Hyophorbe
lagenicaulis
5,83
Pseudosamanea
guachapele
5,83
Contenido 61
saman con 19.30 m2; entre estas especies de importancia, el porcentaje de ocupación
basal es 30,74% del área basal total tomada. Las palmas por tener un hábito de
crecimiento diferente al de los arboles no desarrollan tronco, por esta razón no se toma
en campo su Diámetro a la Altura del Pecho, por consiguiente dentro del análisis de
dominancia que se realiza con el área basal y al no ser tomado el diámetro éste tiene un
resultado de cero al ser calculado (Figura 6).
Figura 6. Especies con mayor dominancia (área basal) en la zona evaluada
La abundancia y la dominancia permiten conocer cuál es la estructura en cuanto al
número de individuos (organismos) que se encuentran en el sitio de estudio y al
conocimiento de la especie que se destaca en una comunidad, ya sea por el número de
individuos, el tamaño o su capacidad defensiva. Para el caso del arbolado urbano en los
tramos viales evaluados en la ciudad de Neiva, las especies Licania tomentosa,
Pseudosamanea guachapele y Apuleia leiocarpa son las especies con mayor abundancia
y dominancia, sin embargo, hay que tener en cuenta que el 42,38% del total de
individuos evaluados, se concentra en la especie Licania tomentosa, que es una especie
introducida originaria de Brasil, es un árbol frondoso durante todo el año y se puede
emplear en barrera contra el ruido. Desde el punto de vista del manejo del arbolado
urbano, la concentración de un alto porcentaje de la población inventariada en una sola
especie, puede influir positivamente, ya que permite una estandarización delas
0 5 10 15 20 25 30 35
Pseudosamanea guachapele
Apuleia leiocarpa
Samanea saman
Pithecellobium dulce
Terminalia catappa
Licania tomentosa
Tabebuia rosea
Manguifera indica
Chloroleucon mangense
Syzigium malaccense
Dominancia absoluta (m2)
Es p e ci e 62 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
actividades de manejo; desde el punto de vista de diversidad, se podrían correr riesgos
en el aspecto fitosanitario, en cuanto a la propagación de plagas y enfermedades.
De acuerdo con el manual de arborización urbana de la ciudad de Cali, es importante
fomentar la mayor diversidad de especies, como medio para asegurar el patrimonio
arbóreo ante el riesgo de plagas, así como para diversificar y caracterizar cada paisaje,
adecuando las especies a las posibilidades que ofrece cada ambiente, cada calle, cada
barrio, para su correcto desarrollo. Un mayor número de especies de flora atraerá un
mayor número de biodiversidad asociada a pesar de que espacio con mucha
heterogeneidad producen la sensación de un paisaje desordenado.
8.2.4 Distribución del arbolado urbano por tipo de emplazamiento
Teniendo en cuenta las características de los tramos viales evaluados, los arboles
inventariados se clasificaron en seis tipos de emplazamientos, ello con el fin de
estratificar el espacio público según condiciones físicas propias, encontrando
principalmente que el 32% del arbolado se encuentra en andenes angostos, el 26% en
andenes anchos y en separadores angostos y anchos el 15% cada uno. En la gráfica 7
se muestra la distribución porcentual del arbolado urbano de los tramos viales evaluados
en la ciudad de Neiva según tipo de emplazamiento (Anexo B).
Contenido 63
Figura 7. Distribución del arbolado urbano por tipo de emplazamiento
De acuerdo con la Corporación Regional del Tolima Cortolima, 2010, la estructura urbana
y la forma en que viven sus habitantes, son característicos de una ciudad. Diversos
patrones establecen la estructura urbana, entre estos se encuentran: emplazamiento,
construcciones, equipamiento, funciones, forma del plano de las calles, la posición, entre
otros.
En una ciudad, existen diferentes áreas en donde se puede realizar arborización de
acuerdo con el lugar de emplazamiento, es así como, en andenes y ceras la plantación
se debe hacer de manera controlada, con el fin de evitar la proliferación de material
vegetal que entorpezca las actividades que se desarrollen dentro del espacio público,
dificulte su mantenimiento y deteriore los pisos y otras estructuras, debido a la expansión
del sistema radicular de las especies seleccionadas, teniendo en cuenta la cercanía con
edificaciones y redes de servicios, las especies escogidas deben tener raíces profundas
o ser plantadas con algún método de contención y tratamiento por esta razón, dentro de
los andenes se debe plantar utilizando alcorque y su respectivo contenedor de raíces
(Cortolima, 2010).
Para el caso de los separadores, se deben tener en cuenta, el ancho del separador, si
lleva inmersas redes de servicios y el ancho de la vía. De acuerdo con estas
condicionantes es importante para la selección de especies tener presente
Anden ancho
26%
Anden angosto
32%
Parque zonal o
de barrio
9%
Plazas
publicas
3%
Separador
ancho
15%
Separador
angosto
15%
64 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
características como la de crecimiento medio, ya que es mejor diseñar estos espacios y
realizar las plantaciones pensando en que van a ser duraderos, la Talla o Tamaño de
especies teniendo en cuenta la escala o proporción del separador con respecto a la vía y
a las edificaciones que la bordean, la forma de la copa, pues esta puede influir en
variedad y en unidad en la composición y el área de sombra proyectada, teniendo en
cuenta la temperatura a ciertas horas del día y el tráfico que maneje la vía. En
separadores angostos entre 1.50m y 2.00 m es recomendable plantar con alcorque y
contenedor de raíz y preferiblemente dejar toda la zona dura, pues las especies utilizadas
para generar coberturas no funcionaran por la interacción con peatones y espacio público
a no ser que se trate de separador que tenga delimitación del paso de transeúntes o en
una vía rural o regional en donde las especies utilizadas para la generación de las
coberturas puedan establecerse con mayor facilidad. En los separadores anchos, se
puede plantar sin necesidad de alcorque contenedor de raíces y se pueden contemplar
en su interior, manchas de jardines, mobiliario urbano, zonas duras como ciclorutas y
caminos peatonales (Cortolima, 2010).
En espacios públicos como parques y plazoletas, la arborización urbana deberá ser
manejada de acuerdo a los usos o actividades propuestas dentro de estos espacios, de
esta forma, en parques deben tenerse en cuenta las diferencias espaciales generadas
por las actividades propuestas de recreación activa, pasiva y lúdica contemplativa.
8.3 Diagnóstico del estado físico y fitosanitario del
arbolado urbano
8.3.1 Estado fitosanitario del arbolado urbano
En la gráfica 8, se observa de manera general, el estado fitosanitario de los árboles
evaluados en los tres tramos viales en la ciudad de Neiva. Los árboles aparentemente no
presentan problemas fitosanitarios relevantes para ninguno de los parámetros evaluados,
sin embargo de manera individual algunas especies presentaron problemas asociados a
insectos, es el caso de la especie Licania tomentosa, de igual manera la especie
Manguifera indicatuvo presencia de hormiga arriera y termitas en especies como
Pseudosamanea guachapele, Pithecellobium dulce y Samanea saman. El número de
Contenido 65
individuos con afectaciones por pudrición localizada fue bajo, generalmente este
problema está asociado a daño mecánico, que son vectores para la entrada de insectos y
hongos que afectan las condiciones físicas de los fustes de los árboles (Anexo B).
Figura 8. Estado fitosanitario de los árboles inventariados
De acuerdo con la FAO, 2008, el crecimiento de un árbol puede verse afectado de dos
maneras: por factores bióticos y abióticos. Las plagas pueden clasificarse en plagas
primarias que afectan principalmente la salud del árbol y las plagas secundarias cuya
influencia es de menor importancia y por lo general afecta a árboles debilitados. En
algunos casos la infestación por plagas se da de manera más drástica, cuando el árbol
presenta un debilitamiento en el vigor y por ende decrece su resistencia natural, como
por ejemplo deficiencias nutricionales, estrés hídrico o encharcamientos. Otra factor que
influye en este aspecto es el mal manejo en la etapa de vivero, donde muchas veces el
sistema radicular no se desarrolla adecuadamente, cuando el árbol es trasplantado su
crecimiento es deficiente y débil.
0,00
10,00
20,00
30,00
40,00
50,00
60,00
70,00
80,00
90,00
100,00
A
u se n ci a P
re se n ci a A
u se n ci a P
re se n ci a A
u se n ci a P
re se n ci a A
u se n ci a P
re se n ci a A
u se n ci a P
re se n ci a Presencia de
Insectos
Presencia de
Hongos
Presencia de
Agallas
Presencia
Hojas
Cloroticas
Presencia
Pudricion
Localizada
P
o rc e n ta je %
Problema fitosanitario
66 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
La gran mayoría de los insectos que pueden encontrarse en un árbol, no son
perjudiciales para su crecimiento, muchos de ellos son insectos benéficos que se
alimentan en forma casual y no conforman plagas graves. En la materia orgánica
descompuesta que se encuentra en el suelo es posible encontrar hongos, los cuales, no
necesariamente pueden afectar o generar algún tipo de síntoma en el árbol. Cabe anotar,
que la mayoría de los hongos son saprofitos y una mínima parte son patogénicos. Los
síntomas ocasionados por insectos y hongos son relativamente fáciles de detectar
mediante observación directa, entre tanto, otros problemas fitosanitarios pueden tener
mayor dificultad.
Entre los factores abióticos que pueden afectar la sanidad de los árboles se encuentran:
contaminación atmosférica, agroquímicos, desechos industriales, daños mecánicos
ocasionados por el hombre permitiendo así la entrada de hongos; malos drenajes,
inhibición de desarrollo de raíces por mala estructura física del suelo, baja o excesiva
disponibilidad de nutrientes, sequía o inundación existen especies que soportan con
mayor facilidad este tipo de condiciones y finalmente el componente climático juega un
papel importante, la humedad relativa, la temperatura o el viento, pueden interferir en la
sanidad del individuo.
La presencia de síntomas y signos al realizar una caracterización fitosanitaria de
arbolado urbano nos muestra los problemas más relevantes que se pueden encontrar en
una masa forestal, es el primer paso para el manejo sanitario del arbolado, para el caso
particular de los tramos viales evaluados en la ciudad de Neiva se encontró que el
11,76% de los arboles evaluados presentan insectos que afectan la sanidad del árbol, un
0,78% presentan hojas cloróticas, un 0,38% presentan hongos, un 0,07% presentan
pudrición localizada y un 0,02% del arbolado tiene presencia de agallas. Esta
información permite inferir, que en términos generales el arbolado evaluado no presenta
problemas fitosanitarios relevantes que pueda afectar la integridad o el valor estético del
arbolado con el que cuenta el espacio público objeto de estudio de la ciudad de Neiva.
Dentro del análisis fitosanitario se evaluó el estado sanitario del arbolado urbano,
teniendo en cuenta tres estados: sano, enfermo y crítico (Figura 9). Se encontró que
3.845 individuos correspondientes al 91% de los árboles inventariados en los tres tramos
viales presentan un estado sanitario sano lo cual indica el buen estado en términos
Contenido 67
fitosanitarios del arbolado urbano con el que cuenta la ciudad en dicho espacio público,
solo el 3% de los arboles evaluados que corresponden a 114 individuos presentan un
estado crítico, y por último 241 árboles correspondientes al 6% del total de individuos
inventariados presentan alguna enfermedad manejable, representados básicamente en la
presencia de insectos y la presencia de hojas cloróticas.
Figura 9. Evaluación del estado fitosanitario del arbolado inventariado
8.3.2 Valor estético del arbolado urbano
El valor estético del arbolado urbano se analizó teniendo en cuenta cuatro variables
desde el punto de vista estético: valor esencial, deseable, indiferente e inaceptable. El
valor estético es una característica cualitativa del arbolado urbano que permite identificar
la belleza paisajística de un individuo arbóreo en un entorno urbano, esta característica
se evaluó en cuatro rangos definidos anteriormente, en los cuales el individuo censado
solo podía tener una de las cuatro calificaciones, en la figura 10 se observa que el 32%
de los individuos (1.322) son esenciales para el paisaje urbano de la ciudad de Neiva,
son árboles de gran representatividad en cuanto a composición, volumen y espacio; la
mayor representatividad está dada por individuos deseables (2.736 árboles) con el 65 %,
es decir, son árboles que sin ser destacados como los clasificados anteriormente, son
importantes en los tres aspectos; solo el 3% presentan un valor indiferente (113 árboles)
son individuos pocos destacados y de estado fitosanitario apenas aceptable y el 1% se
Sano
91%
Enfermo
6%
Crítico
3%
68 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
encuentran en la calificación de inaceptables por diferentes condiciones físicas (29
árboles), o sea, árboles enfermos o muy defectuosos, suprimidos o compitiendo con
árboles clasificados como esenciales o deseables (Anexo B).
Figura 10. Análisis del valor estético del arbolado
Según la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos, en términos económicos,
pueden existir árboles que son generadores de capital, tales como, los frutales y los
forestales y otras especies que no producen beneficios monetarios, pero si constituyen
un componente importante en el aspecto ornamental y medioambiental. El valor que se le
da a cada árbol depende del entorno en el cual se encuentre ubicado, es así como, un
árbol ubicado en una casa o una finca puede generar un beneficio por sus frutos, su
madera, su belleza o su sombra, sin dejar de lado el beneficio ambiental que
proporciona.
La tierra y el árbol están supeditados uno al otro, este vínculo es imposible de romper, ya
que el valor de uno depende del valor del otro. En el caso de los arboles ornamentales
estos aumentan su valor dependiendo de la ubicación, es decir, del valor del suelo; por
esta razón los árboles ubicados en centros urbanos e históricos, son más valorados que
aquellos que se encuentran a las afueras de una ciudad. El valor estético, paisajístico y
decorativo que proporcionan los árboles en una ciudad adquiere cada vez mayor
importancia y valor en los centros urbanos.
Esencial
31%
Deseable
65%
Indiferente
3%
Inaceptable
1%
Contenido 69
De acuerdo con lo anterior, el valor asignado a un árbol es variable. Dependiendo de sus
beneficios económicos, arquitectura y ubicación adquieren una mayor o menor valoración
en el entorno en el cual se desarrolla. Existen otros factores por los cuales se determina
el valor de un árbol y están dados en términos del valor histórico que representa para una
comunidad.
8.3.3 Estado físico del arbolado urbano
La valoración del estado físico de los árboles inventariados arrojó que el 35% de los
individuos (1.066) presentan daño mecánico, convirtiéndose en la principal afectación
encontrada en los tramos viales evaluados, la mayoría de estos daños se encuentran en
la base del tronco y en las ramas del individuo producto de malas prácticas de poda. Por
su parte, la inclinación del tronco es la segunda característica que más se presentó, con
un 22% que corresponde a 652 individuos; seguidamente, la presencia de raíces
desnudas representa el 21% con 628 individuos; las bifurcaciones basales ocupan el
cuarto lugar con el 19% representada por 589 individuos, y finalmente las afectaciones
en la base del tronco ocupan tan solo el 3% de los 4.200 árboles censados,
convirtiéndose en la característica física menos observada en el arbolado urbano
evaluado (Figura 11).
De acuerdo con lo anterior, se puede vislumbrar que existe, en algunos casos, un manejo
inadecuado del arbolado urbano principalmente en podas, unido a esto, como se
mencionaba anteriormente actos de vandalismo, que interfieren en el crecimiento y
desarrollo adecuado de estos árboles.
70 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Figura 11. Estado físico del arbolado urbano inventariado
El estado físico es una valoración cualitativa que clasifica el arbolado según su estado
físico en general en un buen estado, regular estado y en mal estado, el 88% de los
arboles con los que cuenta los tramos viales inventariados en la ciudad de Neiva se
encuentran en un buen estado físico, esto corresponde a 3.693 individuos, en regular
estado se encuentra el 8% del arbolado (353 árboles) y en mal estado 154 individuos que
corresponden al 4% de la población inventariada (Anexo B).
Según la Secretaría Distrital de Ambiente SDA, 2008, los daños mecánicos son
ocasionados por personas con el fin de causar posterior secamiento y muerte de los
individuos arbóreos, cuando estos son indeseables, entre ellos están el anillamiento,
“corte del sistema vascular mediante incisiones que afectan a todo el perímetro de la
corteza del tronco o a descortezados anulares que interrumpen la circulación de savia
entre hojas y raíces. Es común observar daños a troncos y ramas y en algunos casos
derribamiento de árboles ocasionado por choques o accidentes de tránsito. Existen otras
causas de importancia en el deterioro de los árboles urbanos como las condiciones
desfavorables de suelos, determinadas por los microclimas de la ciudad.
Inclinado
22%
Raíz
desnuda
21%
Daño
mecánico
35%
Bifurcacion
es basales
19%
Afectaciones
base del
tronco
3%
Contenido 71
La Sociedad Internacional de Arboricultura, ha proporcionado unos lineamientos en
cuanto a la poda de árboles, estos determinan que si el árbol indicado fue plantado en el
lugar adecuado y se le proporcionó un mantenimiento correcto, este individuo necesitara
una poda mínima cuando adquiera la adultez. Cuando se realiza una mala poda, es
posible ocasionar daños irreparables en la estructura del árbol, como rompimiento de
tejidos y secamiento, impidiendo su desarrollo normal, además de, perder su arquitectura
y forma de la copa.
El manejo adecuado en el vivero y las podas de formación en el tiempo justo, pueden
evitar problemas en el sistema radical que se conviertan en un riesgo potencial de
volcamiento y en el menor de los casos problemas de inclinación del árbol adquiriendo
una forma inadecuada. Los problemas de inclinación son comunes en espacios privados
como antejardines y patios interiores, principalmente por causas naturales, de
emplazamiento, condiciones de humedad entre otros y en espacio público, por
deficientes condiciones de sitio, plantación, inestabilidad de suelos, daños mecánicos y
en algunos casos ocasionadas por construcción de alamedas, vías y demás
infraestructuras”.
8.3.4 Densidad del follaje del arbolado urbano
En la figura 12 se observa que el 87% de las copas son densas (<30% de luz), el
8%presentan una densidad media o semitransparente (30-70% de luz) y un 5% se
encuentran ralas o transparentes (>70% de luz). Al encontrar especies caducifolias en
los bosques secos tropicales (zona de vida según Holdridge, 1947, para la ciudad de
Neiva), esta característica se convierte en un parámetro que varía para muchas de las
especies de la zona según la época del año en la cual se realice el inventario, razón por
el cual se considera que la densidad del follaje para los tramos viales en estudio es
buena en cuanto a disminución de contaminación sonora, protección contra vientos y
absorción de contaminantes. Desde otro punto de vista, la densidad del follaje también
podría estar influenciada por la intervención humana, en cuanto a prácticas de poda
realizadas anterior a la evaluación o en su defecto la no realización de la misma (Anexo
B).
72 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Figura 12. Densidad del follaje del arbolado inventariado
Guarnaschelli et al, 2009, considera que el tipo de follaje es uno de los principales
atributos para la selección de árboles para sombra y/o protección contra vientos; en el
caso de árboles para sombra son convenientes especies que poseen altos
requerimientos de luz y muestran un funcionamiento adecuado cuando se presentan
niveles altos de radiación solar. En cambio, para protección contra vientos predominantes
será preferible especies con follaje persistente; para formar cortina de protección densas
se prefieren especies con copas estrechas. Los individuos con este tipo de conformación
muestran un comportamiento más estable a la influencia de los vientos y además facilitan
la instalación de plantaciones a altas densidades. Las especies con follaje denso ejercen
un efecto reparador más efectivo, si bien esto se refuerza aumentando la densidad de la
cortina. La longitud de acción protectora de los árboles varía entre 7 y 10 veces la altura
de los árboles. Es importante entonces aquellas especies cuya madera sea resistente y
con ramas que tengan baja vulnerabilidad a las roturas.
Los arboles ejercen un mecanismo termorregulador muy variado y evidente, a la vez que
protegen de las inclemencias meteorológicas. La dimensión de la copa, el porte, y el
follaje, incidirán directamente sobre el nivel de interposición física a la radiación solar y a
la lluvia, sobre el efecto principalmente de transpiración, protección del suelo, absorción
de calor y a los habitantes. Especies con copas amplias, extendidas, con follaje de
textura gruesa serán barreras más efectivas contra la radiación y el impacto de las
precipitaciones. Otro punto importante es que los árboles liberan grandes cantidades de
0
10
20
30
40
50
60
70
80
90
Denso Medio Ralo
P
o rc e n ta je %
Densidad del follaje
Contenido 73
oxígeno al aire, como resultado del proceso de fotosíntesis. Este efecto es variable según
la especie y la época del año; sin embargo las especies de follaje abundante y de más
rápido crecimiento cuentan con mayores tasas de fotosintéticas y de transpiración, por lo
cual, ejercerán un mayor efecto regulador sobre el ambiente.
El recurso de mayor valor que puede tener una ciudad, son los árboles, estos actúan
como remediadores a los niveles altos de contaminación. Existen contaminantes aéreos
de tipo gaseoso (NO2, SO2, CO2, ozono, entre otros), aerosoles y partículas de polvo
atmosférico; hay contaminantes en el suelo tales como, sustancias disueltas, metales
pesados, y/o gases; contaminación del agua y contaminación sonora. Las plantas ayudan
a limpiar el aire, el terreno y las aguas subterráneas de la contaminación, efecto que se
conoce como fitorremediación. Las copas de los árboles al frenas el viento, retienen las
partículas dispersas y captan los gases.
Las especies que poseen gran superficie foliar, que tienen hojas grandes y pubescentes,
retienen más eficazmente las partículas en suspensión arrastradas por los vientos. Si se
precisa protección durante todo el año, son más indicadas las especies de follaje
perenne y de tipo resinoso. A través del proceso de fotosíntesis, los arboles tienen la
capacidad de fijar CO2, gas de alta concentración atmosférica y responsable en gran
medida del efecto invernadero. También son fijados por los arboles otros productos
contaminantes peo la reacción de las especies difiere según las condiciones de
crecimiento de la planta y el estado de desarrollo. La reacción ante los diferentes
elementos contaminantes depende de cada especie. Los arboles pueden atenuar los
ruidos en los ambientes urbanos, que cuando son elevados generan gran incomodidad
para la población. A través de los mecanismos de absorción, reflexión, refracción y
enmascaramiento reducen los niveles acústicos. Los arboles absorben más rápidamente
los ruidos de alta frecuencia, los más perturbadores para el oído humano. Los arboles de
follaje persistente y denso muestran en este sentido mejores respuestas. Son capaces de
atenuar en 17 decibeles por cada 100 metros lineales de vegetación; frente a los 9
decibeles de árboles hoja caduca
74 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
8.3.5 Conflicto del arbolado urbano con redes de servicio público
El conflicto es uno de los parámetros más importantes en la valoración del arbolado
urbano de la ciudad, pues muestra de manera directa, las afectaciones que causa el
inadecuado manejo del arbolado y su incorrecta ubicación en un espacio público
determinado. Los principales conflictos encontrados en los tres tramos viales evaluados
en la ciudad de Neiva, fueron con la red eléctrica, con otro árbol y con obras de
infraestructura vial. Se encontró que 1.431 individuos presentan conflicto con red
eléctrica alto y 45 individuos en conflicto bajo, se identificaron 60 árboles en alto conflicto
con red hídrica, 54 árboles en alto conflicto con red de alcantarillado, 588 árboles en
conflicto alto con otro árboles y solamente 4 individuos con un conflicto bajo, por último
se encontró 484 árboles en conflicto alto con obras de infraestructura vial y 6 en un
conflicto bajo (Figura 13). El parámetro de riesgo mínimo se asignó a árboles que no
presentan ningún conflicto al momento del inventario, pero que pueden llegar a
desarrollar conflictos si no se realiza un manejo y gestión adecuada del arbolado.
Figura 13. Conflicto del arbolado urbano con redes de servicio público
De acuerdo con Fernández y Vargas, 2011, los árboles son especies que en su lugar de
origen pueden llegar a medir incluso más de cien metros de altura y sobre dos metros de
0
500
1000
1500
2000
2500
3000
3500
4000
4500
A
LT
O
B
A
JO
M
IN
IM
O
A
LT
O
B
A
JO
M
IN
IM
O
A
LT
O
B
A
JO
M
IN
IM
O
A
LT
O
B
A
JO
M
IN
IM
O
A
LT
O
B
A
JO
M
IN
IM
O
CONFLICTO CON
RED ELECTRICA
CONFLICTO CON
RED HIDRICA
CONFLICTO CON
RED DE
ALCANTARILLADO
CONFLICTO CON
OTRO ARBOL
CONFLICTO CON
OBRAS DE
INFRAESTRUCTURA
VIAL
N
ú
m e ro d e á
rb o le s Conflicto
Contenido 75
diámetro (como las sequoias y los eucaliptos). Sin embargo, en ambientes urbanos no
son capaces de manifestar todo su potencial de crecimiento, alcanzando, a pesar de
todo, alturas y diámetros considerables. La copa de los árboles puede expandirse
básicamente a partir de dos estrategias: como un solo eje central monopódico o como
varios ejes ramificados a partir de cierta altura o copa simpódica. Uno de los principales
conflictos entre la parte aérea del arbolado urbano y la infraestructura nace de la
instalación de árboles bajo los cables eléctricos, de telefonía o de televisión por cable. Un
segundo conflicto es la proyección de las ramas hacia las calles, tapando la señalética,
impidiendo una buena visibilidad o estorbando el libre tránsito de los vehículos,
especialmente de camiones y buses. La solución más frecuente es la poda drástica sobre
ramas ya desarrolladas, lo que implica inferir heridas de consideración y un inexorable
deterioro del individuo.
Por su parte la Secretaría Distrital de Ambiente SDA, 2008, menciona que las redes
aéreas son las más visibles y aunque se encuentren a bastante altura, pueden ser muy
peligrosas. Es por ello que el establecimiento de árboles debajo de estas líneas, significa
una poda periódica de estos individuos, lo cual va a afectar su crecimiento normal, será
un organismo susceptible al ataque de plagas y enfermedades, se disminuirá su
expectativa de vida y además se causa una desviación en la arquitectura del árbol.
De otro lado, los arboles de elevada altura que llegan a interferir con las redes aéreas,
pueden afectar el servicio cuando entran en contacto con los cables. En muchas
ocasiones se generan accidentes, cuando una persona entra en contacto con los cables
al subirse en un árbol. Por esta razón, un manejo planificado de la disposición de los
árboles en una ciudad, puede disminuir los riesgos potenciales en cuanto a seguridad,
permite además reducir costos de inversión en mantenimiento y mejorar el paisaje.
Las raíces son estructuras fundamentales para el sostén y desarrollo del árbol. Tienen
como función absorber agua y nutrientes del suelo, lo exploran activamente en busca de
recursos, aportan sustento mecánico, respiran y almacenan metabolitos. Las raíces
presentan crecimiento primario (elongación de cada uno de sus puntos de crecimiento),
pero también crecimiento secundario. Esto significa que cada año, sobre todo en las
raíces principales, se van agregando capas de madera, lo que implica un engrosamiento,
76 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
que pasado un tiempo, puede llegar a ser sustancial. Bajo tierra, se pueden encontrar
verdaderos “troncos” (Fernández y Vargas, 2011).
La mayoría de los árboles tienen su sistema radical compuesto por raíces laterales que
se ubican en los primeros 50 a 100 centímetros de profundidad. Las raicillas,
responsables de la absorción de agua y nutrientes son frágiles; de ahí la importancia de
que en todo momento, las condiciones del suelo sean las apropiadas para su desarrollo.
Las raíces se pueden extender lateralmente tres veces el área de la copa o más,
especialmente en suelos poco profundos o pobres. La mayoría de los árboles urbanos no
requiere suelos más profundos que un metro, pero hay que tener claro que sus raíces se
proyectarán a bastante distancia desde el tronco. Como una regla básica para el
arbolado urbano, el espacio lateral libre de elementos extraños, de suelo compactado o
suelos alterados, debe ser a lo menos igual que el tamaño de su copa. Dado esto, uno de
los principales conflictos observados entre el arbolado urbano y la infraestructura, es la
disposición de árboles que pueden alcanzar grandes tamaños, en reducidos espacios de
suelo (Fernández y Vargas, 2011).
La infraestructura urbana que normalmente se ve dañada por las raíces de los árboles,
son cañerías de aguas servidas, desagües de aguas lluvias, cañerías en general,
fundaciones de edificios o casas, senderos peatonales, calles, estacionamientos, cunetas
y paredes. Como regla general las especies de rápido crecimiento o de mayor tamaño
causan más conflicto que aquéllas de lento crecimiento o tamaño pequeño. Las de rápido
crecimiento presentan un desarrollo muy activo y vigoroso de sus raíces y un gran
consumo de agua. Por otra parte, especies de gran tamaño, por una natural necesidad
de mantener equilibrada la estructura aérea con la radicular, tenderán a tener sistemas
radiculares ampliamente extendidos (Fernández y Vargas, 2011).
Otro conflicto permanente es el deterioro de senderos peatonales y calles producto del
engrosamiento de raíces, hasta el punto de levantar y quebrar el pavimento. Cabe
preguntarse entonces, si es pertinente la presencia de un árbol en condiciones de
confinamiento que naturalmente desembocarán en un conflicto entre las raíces y la
infraestructura. Normalmente el suelo bajo estructuras como pavimento de calles y
veredas es un suelo compactado. Debido a esto, el crecimiento en diámetro de las raíces
Contenido 77
necesariamente lo irá desplazando y, conjuntamente, el pavimento sobre él” (Fernández
y Vargas, 2011).
8.4 Recomendación del plan de manejo para el arbolado
urbano ubicado en los tres tramos viales
La recomendación del plan de manejo está dada en cuatro aspectos importantes: árboles
a podar, árboles a talar, manejo fitosanitario teniendo en cuenta los insectos plaga o
enfermedades identificadas y los alcorques y distancia de plantación del arbolado urbano
de acuerdo a los espacios disponibles en la ciudad y relacionados con el tipo de
emplazamiento.
8.4.1 Poda de árboles en los tramos viales evaluados.
De los 4.200 árboles evaluados 3.235 requieren algún tipo de poda. Los individuos
evaluados fueron clasificados en cinco tipos de poda diferentes: poda de formación, poda
de mantenimiento, poda de seguridad, poda de estabilización y podas de realce de
copas. El 48,2% de los árboles requieren poda de formación (1.560 individuos), el 44,1%
poda de mantenimiento (1.426 individuos); el 7,5% poda de realce de copa (242
individuos) y solo el 0,18 y 0,02% requieren poda de estabilización y poda de seguridad
respectivamente (Anexo B). Cabe resaltar que las especies con mayor necesidad de
poda de formación son Licania Tomentosa con 451 árboles y Tabebuia rosea con 135; en
cuanto a poda de mantenimiento las especies Apuleia leiocarpa con 215 árboles y
Licania Tomentosa con 178 requieren de este tipo de poda.
El objetivo de cualquier intervención de poda es mejorar su desarrollo y crecimiento,
eliminar la peligrosidad, evitar el riesgo de propagación de plagas y enfermedades,
minimizar los riesgos y garantizar la seguridad de los ciudadanos. Desde el momento en
que un árbol se planta en un espacio antrópico, se cambian sus condiciones normales de
crecimiento, teniendo que desarrollarse en un entorno urbano sometido a continuas
agresiones anormales, un clima cambiante y actitudes vandálicas de persona o
estructuras urbanas que impiden su normal desarrollo. Esto hace que fallen ellas y que el
crecimiento sea deficiente, dando lugar a copas deformes, desequilibradas, inclinadas,
78 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
con golpes, heridas y otros defectos que pueden convertirlo en u elemento urbano de
riesgo, lo que implica la necesidad de actuaciones continuas de poda para eliminar
dichos riesgo e incidencias. La finalidad de la poda es mejorar el estado del árbol
eliminando las ramas secas o enfermas, acortando las ramas que se han desarrollado
excesivamente, quitando las ramas que pueden incidir en los peatones o que
entorpezcan la señalización vial o que estén arriesgando cualquier bien inmueble en la
ciudad.
En el tramo vial Avenida La Toma se deben podar 917 árboles, de los cuales 293
requieren poda de formación; 521 individuos poda de mantenimiento, en su mayoría
representado por la especie Apuleia leiocarpa; un árbol poda de seguridad, 4 árboles
poda de estabilización y 98 individuos poda de realce de copa. En cuanto al tramo vial de
la calle octava, 689 árboles requieren poda de formación representados en su mayoría
por Licania Tomentosa; 343 individuos requieren poda de mantenimiento y 34 árboles
poda de realce, para un total de 1.066 individuos a podar. Finalmente el tramo vial de la
Carrera Séptima requiere poda de 1.249 árboles, de los cuales 576 individuos necesitan
poda de formación representados en su mayoría por la especie Licania Tomentosa, de
igual manera esta especie requiere poda de mantenimiento que en total con el resto de
individuos suman 561 árboles a podar, se debe realizar poda de estabilización de dos
árboles y 110 de realce de copa (Anexo B).
El espacio en una ciudad esa destinado principalmente para edificios, calles, servicios
públicos. La poda de formación es fundamental, debido a que los arboles van a ser
plantados en sitios con poco espacio. Esta práctica influye directamente en la
arquitectura del árbol, además tiene un efecto a futuro en cuanto a su mantenimiento. A
pesar de su importancia, en muchos casos no se invierte lo suficiente, ya sea por falta de
presupuesto o desconocimiento de las técnicas de poda. Llevar a cabo esta práctica
permite obtener un árbol fuerte, con una estructura bien dirigida, además, de dirigir su
arquitectura en forma temprana dependiendo del sitio en el cual se ubique (Llorens,
2009).
La poda de mantenimiento tiene que ver con la eliminación de ramas muertas, secas o
partes que quedaron mal podadas anteriormente. A diferencia de la poda de
mantenimiento la poda de seguridad se diferencia porque el corte se realiza en ramas
Contenido 79
activas y vigorosas con el fin de disminuir el volumen de la copa y evitar contacto con
líneas aéreas o edificaciones cercanas, entre otras. También en algunas ocasiones se
realizan otros tipos de poda, como poda de estabilización para equilibrar la copa del
árbol, cuando esta está más frondosa de un lado que de otro, para aclarar y permitir la
entrada de luz y flujo de aire, para restaurar o realzar la copa principalmente en ramas
que dificultan la visibilidad de señales de tránsito, en cruces viales, y semáforos, para
eliminar problemas fitosanitarios o renovar el follaje (SDA, 2010).
8.4.2 Tala de árboles en los tramos viales evaluados.
El crecimiento urbano ha motivado una serie de demandas para satisfacer necesidades
propias de una ciudad, dentro de estas necesidades están los espacios verdes, tales
como parques y jardines, asimismo, la plantación de árboles en las calles, las avenidas,
las unidades habitacionales, y en cualquier espacio donde sea posible tener un árbol o
un arbusto. Sin embargo, a pesar de la importancia que tienen los árboles en las
ciudades, por todos los beneficios que proporcionan, su cuidado no es prioritario y por lo
cual, sufren una serie de consecuencias por esta situación, llegando incluso a ser un
factor de riesgo para los ciudadanos y los bienes públicos y privados (Robles et al, 2000).
Como soporte técnico en la decisión de proponer la tala de algunos árboles ubicados en
los tramos viales objeto de estudio, se tuvo en cuenta características como: árboles
muertos, árboles con graves afectaciones sanitarias, densidad de plantación y árboles
que ocasionan daños a infraestructura pública o privada. Como resultado del análisis de
la información se obtuvo que, es necesario talar 657 árboles en los tres tramos viales
evaluados, esto significa que el 15,6% de los arboles inventariados se encuentran en
algún riesgo potencial que hace necesario el procedimiento. Las principales especies en
riesgo corresponden a Apuleia leiocarpa, Guazuma ulmifolia, Pithecellobium dulce y
Pseudosamanea guachapele (Anexo B).
Debido al crecimiento urbano y a la falta de conocimiento de las especies arbóreas, en
muchas ocasiones es necesario eliminar individuos que constituyen un peligro potencial.
La tala de árboles en un bosque es una actividad que involucra toda una serie de
consideraciones, con el fin que su impacto al ambiente sea mínimo, sin embargo, en las
80 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
ciudades, derribar un árbol tiene mayor restricción y además, implica un trabajo bastante
laborioso, debido a los múltiples riesgos que se corren.
Existe una serie de consideraciones para eliminar a un árbol en una zona urbana, antes
de derribarlo se deben buscar soluciones alternativas, de tal forma que el derribo sea el
último recurso. El derribar un árbol conlleva a una serie de factores que es necesario
analizar, tales como, el costo, el peligro para las personas y sus bienes, las molestias al
público y sobre todo en el tiempo que ha transcurrido para el crecimiento de ese árbol,
por lo tanto, se debe juzgar concienzudamente cada caso de derribo para tomar una
decisión acertada (Robles et al, 2000).
En el tramo vial de la Avenida La Toma, es necesario talar 135 árboles, representados en
su mayoría por Apuleia leiocarpa, Chloroleucon mangense y Pithecellobium dulce. En la
Calle octava se recomienda talar 81 individuos principalmente las especies
Pseudosamanea guachapele y Leucaena leucocephala. Finalmente en el tramo vial de la
carrera séptima se deben talar 441 árboles, donde las especies Guazuma ulmifolia,
Terminalia catappayPithecellobium dulce, presentan riesgos potenciales susceptibles del
procedimiento (Anexo B).
Los árboles muertos siempre representan un peligro latente en caso de caerse debido a
fuertes lluvias y vientos o cuando ya están muy descompuestos, se tienen que derribar
para evitar daños a las personas y sus bienes, por esta razón se deben reponer con
especies adecuadas a la zona. Por otra parte los árboles con problemas fitosanitarios
representan un potencial peligro para los árboles sanos, por lo tanto se tiene que buscar
la manera de curarlos, si esto no es posible entonces se tienen que derribar cuidando
que sea con la más estricta seguridad desde el punto de vista sanitario, además de darle
algún tratamiento fitosanitario a los árboles adyacentes. La densidad de plantación es
otra justificación importante ya que si existe una fuerte competencia entre los árboles de
un determinado lugar y esto representa peligro para las personas y los bienes, entonces
deberá realizarse un aclareo, derribando a los árboles dominados o suprimidos.
Frecuentemente los árboles han sido plantados sin considerar el peligro que pudiera
representar para las obras de servicio público, por ejemplo, la obstrucción parcial o total
del drenaje, daños a los cables de energía eléctrica o telefónicos, levantamiento de las
Contenido 81
banquetas o del pavimento y otros, para estos casos, podrían realizarse podas a las
ramas o a las raíces, si con esto no se soluciona el problema, entonces tendrá que
realizarse el derribo (Robles et al, 2000).
8.4.3 Manejo fitosanitario de árboles en los tramos viales
evaluados.
Los problemas fitosanitarios pueden ser causantes de debilitamiento, lento crecimiento,
baja calidad y/o cantidad en los productos a obtener así como pérdida total de los
individuos. La valoración de este efecto cambia dependiendo del ambiente en el cual se
encuentra el árbol. Por ejemplo cuando se trata de árboles urbanos la importancia y las
estrategias de acción son diferentes, que cuando se trata de árboles involucrados en
sistemas de producción intensiva.
Durante el inventario forestal de los tramos viales objeto del presente estudio en la
ciudad de Neiva, fue posible observar que la gran mayoría de los individuos presentan un
buen estado fitosanitario, sin embargo, se encontraron problemas relacionados con la
presencia de insectos en las especies Licania tomentosa, Mangifera indica, Samanea
saman, Pithecellobium dulce y Pseudosamanea guachapele. En dichas especies sólo se
observó una presencia alta, en individuos de la especie Licania tomentosa y
Pithecellobium dulce, ambas afectadas por insectos, en la mayoría de los casos por
termitas (Anexo B). Las infestaciones por termitas pueden ser producidas en muchos
casos por malas prácticas en podas y por pudriciones localizadas ocasionadas por daños
mecánicos, causados por accidentes de tránsito y por una falta de protección los arboles
ubicados en separadores y andenes dentro de la ciudad.
Algunos insectos pueden causar daños a los árboles y arbustos. Mediante la defoliación
o la extracción de su savia, los insectos pueden retardar el crecimiento de las plantas. Al
perforar el tronco y las ramas, interfieren con el flujo de savia y debilitan la estructura del
árbol. Los insectos también pueden propagar algunas enfermedades vegetales. En
muchos casos, sin embargo, los problemas de insectos son secundarios a otros
causados por un desorden de estrés o por patógenos. Es importante recordar, sin
embargo, que la mayoría de los insectos son más benéficos que destructivos; ayudan en
82 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
la polinización o actúan como depredadores de especies más dañinas. Por lo tanto,
eliminar a todos los insectos sin importar su especie y función puede ser perjudicial para
la salud del árbol (ISA, 2010).
Las termitas pertenecen al orden Isoptera. Son insectos sociales, que conforman
alrededor de 1.900 especies en todo el mundo. Son xilófagos (consumidores de madera),
constituyendo la celulosa su alimento principal. Suelen ser confundidas a menudo con las
hormigas (las cuales pertenecen al orden Hymenoptera); sin embargo, presentan entre sí
varias diferencias morfológicas y de comportamiento. Si bien las termitas son
consideradas por el hombre como insectos muy dañinos, ellos poseen una importante
función en la naturaleza, principalmente como descomponedores, debido a su actividad
detritívora (consumidoras de tejido muerto). En las zonas tropicales son los principales
agentes incorporadores de la materia orgánica al suelo, en reemplazo de las lombrices,
las cuales dominan en las zonas templadas (Ramirez y Lanfranco, 2001).
Las termitas de madera seca son capaces de obtener agua a partir de procesos
metabólicos en sus propios cuerpos, por lo que no requieren que exista humedad en la
madera. Suelen ser comunes en distintos tipos de construcciones, generalmente en
madera estructural. También pueden atacar toda clase de muebles, postes, partes
muertas de árboles, entre otros, atacando por lo general madera sin pudrición. Sus
colonias son generalmente pequeñas, con menos de 1.000 individuos. El ataque por
termitas a madera seca es muy difícil de detectar a tiempo, ya que no suele haber
evidencia externa del daño (Ramirez y Lanfranco, 2001).
El control preventivo es aquel realizado a fin de evitar la ocurrencia de ataques por
termitas. En este aspecto se cuentan las inspecciones periódicas este es el primer paso
en la detección y evaluación del daño por estos insectos. Prácticas silviculturales
adecuadas como la aplicación de podas técnicas que contribuyan con la eliminación de
tejido muerto de los árboles, sin dejar muñones o ramas secas que son las que se
convierten en puntos susceptibles para la entrada no solo de termitas si no de patógenos
que puedan causar enfermedad (Ramirez y Lanfranco, 2001).
Contenido 83
La Universidad de California, 1998; c.p Ramirez y Lanfranco, 2001, menciona la
fumigación con productos químicos como uno de los mejores métodos de control; sin
embargo éste presenta diversos inconvenientes debido a la alta toxicidad de los
compuestos que suelen utilizarse, tales como el bromuro de metilo, compuesto que no
podrá utilizarse en ninguna parte del mundo a partir del año 2005. Otros métodos de
control incluyen la aplicación de calor o frío extremos, de manera de llevar al insecto
fuera de sus límites de tolerancia.
Es importante mencionar que el manejo fitosanitario de los aboles urbanos, deben incluir
acciones preventivas, que eviten o minimicen el uso de productos químicos, que puedan
poner en riesgo la salud de las personas y el medioambiente. Es así, como el uso de
prácticas tales como monitoreos periódicos, uso de trampas, control biológico y etológico
pueden ser útiles para el control efectivo de la plaga o la enfermedad, utilizando como
último recurso aplicaciones químicas.
En el cuidado y mantenimiento de árboles, bosques urbanos, y áreas verdes urbanas,
hay que dar atención especial a la determinación de la vitalidad de los árboles y de los
árboles en peligro. Por otra parte el mantenimiento del arbolado urbano no está sujeto
únicamente al desarrollo de actividades como poda, control de plagas y enfermedades,
riego y fertilización, sino también a la concienciación de las personas sobre el respeto de
los espacios verdes, minimizando de esta forma actos vandálicos que afectan la salud de
los árboles; lo cual, debe ir unido a un compromiso municipal por parte del estado, para
el establecimiento de programas educativos que permitan crear conciencia ciudadana y
educar a los habitantes en todo lo relacionado con el cuidado medioambiental de la
ciudad.
8.4.4 Alcorques, distancia de plantación del arbolado urbano y
tipos de emplazamiento
El alcorque es el hoyo en el cual será plantado el nuevo árbol urbano, estos están
ubicados en zonas duras como andenes y separadores viales conformados con cemento
o adoquín, constituyendo el soporte físico del árbol y es el sitio donde va a desarrollar su
84 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
sistema radicular. Existen dos tipos de alcorque: los individuales y los corridos, los
primeros diseñados para un solo árbol y los corridos para más de un árbol.
Los alcorques deben tener un revestimiento en concreto de las paredes laterales, para
garantizar que las raíces del árbol no generen ningún conflicto con andenes o vías por el
desarrollo de su raíz. Los alcorques individuales son diseñados según el ancho del andén
en función de la superficie útil para el uso peatonal, existen diferentes tipos de alcorques
individuales según sus dimensiones:
 En andenes angostos (menores a 3m) los alcorques deben tener una superficie
mínima de 1 metro2.
 En andenes anchos (mayores a 3m) los alcorques deben ser diseñados con
espacio o superficie útil de 1,2 m2.
 En el caso de alcorques circulares se deben tener como referencia un diámetro
mínimo de 1,2 m2.
Las losas que enmarcan los alcorques no deben sobresalir de la rasante de los andes y
separadores con el fin de permitir el drenaje y la circulación de agua lluvia hacia el
alcorque y se promueva el riego natural del árbol. Se debe proporcionar un espacio
mínimo de 30 cm entre la losa que limita el alcorque y la vía pública, para crear una
protección física que evite que los automóviles invadan el alcorque, además en
separadores viales y vías de alta circulación vehicular, se debe proveer el tronco del
árbol con elementos resistentes capaces de absorber los impactos de vehículos.
La distancia mínima que se debe conservar en la siembra de árboles dentro del
perímetro urbano de la ciudad es de 3 metros de distancia entre el tronco del árbol y la
fachada de edificios y casas. Para andenes angostos se recomienda especies de porte
pequeño que no superen los 4 metros de altura, generalmente este tipo de andenes
cuenta con líneas de tendido eléctrico, telefonía o televisión por cable. En andenes
anchos se recomiendan especies que no superen los 6 metros de altura siempre y
cuando no cuenten con redes de distribución de servicios públicos aéreas, de ser así los
arboles utilizados no podrán superar los 4 metros de altura (Anexo C).
Contenido 85
En caso de separadores viales anchos es recomendable realizar alcorques corridos
acompañados de vegetación arbustiva o jardinería que mejora las condiciones
paisajísticas de la ciudad, si el diseño del separador requiere que este sea de superficie
dura o recubierto por cemento u otro tipo de revestimiento se recomiendan alcorques
circulares de mínimo 1,20 metros de diámetro y especies que no superen los 12 metros
de altura siempre y cuando no se tengan redes de distribución eléctrica o aéreas que
pasen por el separador, si este es el caso se deben plantar especies de alturas que no
superen los 6 metros de altura (Anexo C).
Teniendo en cuenta la clasificación de emplazamientos manejados en la presente
investigación, se propone en cada una de las tablas, las clases de especies vegetales a
emplear en cada una de ellas, a fin de reducir los costos de manejo y las afectaciones
que puedan ocasionar los árboles sembrados en espacios no apropiados.
Tabla 8. Especies recomendadas para separadores viales anchos.
Separador Vial Ancho
Nº Nombre Local Nombre Científico
Distancia de
Siembra (m)
No Nombre Local Nombre Científico
Distancia de
Siembra (m)
1 Flor de reina Lagerstroemia speciosa 5 10 Palma cubana Roystenea regia 5
2 Ocobo Tabebuia rosea 5 11 Clemon Thespesla populnea 6-8
3 Chocho Adenanthera pavonica 8 12 Jagua Genipa americana 8
4 Lluvia de oro Cassia fistula 4-5 13 Guayacan de Bola Bulnesia arborea 5
5 Àrbol de la cruz Brownea arizc 5-6 14 Madroño Reedia madrunno 5-6
6 Ceiba de agua Hura crepitans 8 15 Matarratòn Gliricia sepium 8
7 Chicala Tabebuia Chrysantha 8 16 Melina Gmelina arborea 8
8 Gualanday Jacaranda caucana 8 17 Nacedero Trichanthera gigantea 8
9 Cedro Cedrela odorata L. 6 18 Pata de Vaca Bauhinia purpurea 5
Fuente: Díaz y Perdomo, 2015
86 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Tabla 9. Especies recomendadas para separadores viales angostos.
Separador angosto
Nº Nombre Local Nombre Científico
Distancia de
Siembra (m)
No Nombre Local Nombre Científico
Distancia de
Siembra (m)
1 Cojon de cabrito Thevetia ahovai 4 11 Habano Nerium aleander 3
2 Arrayan rojo Eugenia uniflora 2 12 Icaco Chrysobalanus icaco 3
3 Palma areca
Chrysalidocarpus
lutescens
4 13 Chicala Tabebuia chrysantha 5
4 Palma mariposa
Chysalidocarpus
lucubensis
4 14 Gardenia Gardenia florida 2-3
5 Jazmìn coral Ixora spp 2-3 15 Bleo Pereskia bleo 3
6
Mirto-jazmìn de la
India
Murraya exotica 4 16 Ocobo Tabebuia rosea 6
7 Garbanzo Duranta repens 3-4 17 Croto Codiaeum variegatum 2-3
8 Panameño Euphorbia pulcherrima 3 18 Franoesina Brunfelsia latifolia 2-3
9 Nevado Breynia nivosa 3-4 19 Lluvia de oro Galphinia sp 2-3
10 San Joaquin Hibiscus ssp 3-4 20 Varanera Bouganvillea glabra 3
Fuente: Díaz y Perdomo, 2015
Tabla 10. Especies recomendadas para andenes anchos.
Anden Ancho
Nº Nombre Local Nombre Científico
Distancia de
Siembra (m)
No Nombre Local Nombre Científico
Distancia de
Siembra (m)
1 Caucho lirata Ficus lyrata 5 13 Carambola Averrhoa carambola 5
2 Uva de playa Coccoloba uvifera 4-5 14 Castaño Paquira speciosa 5 - 6
3 Huevo vegetaL Blighia sapida 4-5 15 Ocobo Tabebuia rosea 6
4 Guayacan costeño Guaiacum oficinali 5-6 16 Aceituno Vitex cymosa 6
5 Ciruelo peruano Bunchosia pseudonitida 5 17 Chupa Gustavia speciosa 5 - 6
6 Carbonero Calliandra pittieri 4-6 18 Palma de coco Cocus nucifera 5
7 Carbonero fresa Calliandra tuedu 3-4 19 Ebano Caesalpinea ebano 5 -6
8 Arbol desnudo Euphorbia cotinifolia 5 20 Grosello Phyllanthus acidus 5
9 Chicala Tabebuia chrysantha 5 21 Guanabano Annona muricata 5 - 6
10 Achote Bixa orellana 5 22 Guayaba Psidium guajava 5 - 6
11 Maiz tostado Coccoloba acuminata 4 23 Palma iraca Carludovica palmata 5
12 Oiti Licania tomentosa 5 24 Manguillo Shinus terebenthifolius 5
Fuente: Díaz y Perdomo, 2015
Contenido 87
Tabla 11. Especies recomendadas para andenes angostos.
Andenes Angostos
Nº Nombre Local Nombre Científico
Distancia de
Siembra (m)
No Nombre Local Nombre Científico
Distancia de
Siembra (m)
1 Cojon de cabrito Thevetia peruviana 4 15 Panameño Euphorbia pulcherrima 3
2 Totumo-Mate Crescentia cujete 4 16 Duranta Duranta mutisii 3
3 Biyuyo Cordia lutea 6 17 Clavellino-Azuceno Caesalpinia pulcherrima 3
4 No me olvides Cordia sebestina 6 18 Nevado Breynìa nivosa 3-4
5 Arrayan rojo Eugenia uniflora 2 19 San Joaquin Hibiscus ssp 3-4
6
Palma areca
Chrysalidocarpus
lutescens
4 20 Habano Nerium aleander 3
7
Palma mariposa
Chysalidocarpus
lucubensis
4 21 Iyaco Chrysobalanus icaco 3
8 Granado Punica granatum 3-4 22 Lecherito Euphorbia aconitifolia 3
9 Jazmìn coral Ixora spp 2-3 23 Retamo Parkisonia aculeata 4
10
Mirto-jasmìn de la
India
Murraya exotica 4 24 Falso Limon Swinglìa glutinosa 5
11 Garbanzo Duranta repens 3-4 25 Amancayo Plumeria alba 4
12 Cresta de gallo Sesbania grandiflora 5 26 Azulina Plumbago auriculata 2-3
13 Jùpiter Lagerstroemia indica 2-3 27 Croto Codiaeum variegatum 2-3
14 Cerezo-Mirto Malpighia glabra 3-4 28 Veranera Bouganvillea glabra 3
Fuente: Díaz y Perdomo, 2015
Tabla 12. Especies recomendadas para parques zonales o de barrio.
Parques Zonales o de Barrio
Nº Nombre Local Nombre Científico
Distancia de
Siembra (m)
No Nombre Local Nombre Científico
Distancia de
Siembra (m)
1 Flor de reina Lagerstroemia speciosa N/A* 10 Palma cubana Roystenea regia N/A
2 Ocobo Tabebuia rosea N/A 11 Clemon Thespesla populnea N/A
3 Chocho Adenanthera pavonica N/A 12 Jagua Genipa americana N/A
4 Lluvia de oro Cassia fistula N/A 13 Guayacan de Bola Bulnesia arborea N/A
5 Àrbol de la cruz Brownea arizc N/A 14 Madroño Reedia madrunno N/A
6 Ceiba de agua Hura crepitans N/A 15 Matarratòn Gliricia sepium N/A
7 Chicala Tabebuia Chrysantha N/A 16 Melina Gmelina arborea N/A
8 Gualanday Jacaranda caucana N/A 17 Nacedero Trichanthera gigantea N/A
9 Cedro Cedrela odorata L. N/A 18 Pata de Vaca Bauhinia purpurea N/A
Fuente: Díaz y Perdomo, 2015 *N/A: No Aplica
88 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Tabla 13. Especies recomendadas para Plazas Públicas.
Plazas publicas
Nº Nombre Local Nombre Científico
Distancia
de Siembra
(m)
No Nombre Local Nombre Científico
Distancia
de Siembra
(m)
1 Flor de reina Lagerstroemia speciosa N/A* 19 Palma cubana Roystenea regia N/A
2 Ocobo Tabebuia rosea N/A 20 Clemon Thespesla populnea N/A
3 Chocho Adenanthera pavonica N/A 21 Jagua Genipa americana N/A
4 Lluvia de oro Cassia fistula N/A 22 Guayacan de Bola Bulnesia arborea N/A
5 Àrbol de la cruz Brownea arizc N/A 23 Madroño Reedia madrunno N/A
6 Ceiba de agua Hura crepitans N/A 24 Matarratòn Gliricia sepium N/A
7 Chicala Tabebuia Chrysantha N/A 25 Melina Gmelina arborea N/A
8 Gualanday Jacaranda caucana N/A 26 Nacedero Trichanthera gigantea N/A
9 Cedro Cedrela odorata L. N/A 27 Pata de Vaca Bauhinia purpurea N/A
10
Guayacan
costeño
Guaiacum oficinali N/A 28 Aceituno Vitex cymosa N/A
11 Ciruelo peruano Bunchosia pseudonitida N/A 29 Chupa Gustavia speciosa N/A
12 Carbonero Calliandra pittieri N/A 30 Palma de coco Cocus nucifera N/A
13 Carbonero fresa Calliandra tuedu N/A 31 Ebano Caesalpinea ebano N/A
14 Arbol desnudo Euphorbia cotinifolia N/A 32 Grosello Phyllanthus acidus N/A
15 Chicala Tabebuia chrysantha N/A 33 Guanabano Annona muricata N/A
16 Achote Bixa orellana N/A 34 Guayaba Psidium guajava N/A
17 Maiz tostado Coccoloba acuminata N/A 35 Palma iraca Carludovica palmata N/A
18 Oiti Licania tomentosa N/A 36 Manguillo Shinus terebenthifolius N/A
Fuente: Díaz y Perdomo, 2015 *N/A: No Aplica
Contenido 89
9. Conclusiones y recomendaciones
9.1.1 Conclusiones
 El inventario forestal permitió identificar 4.200 árboles en los tres tramos viales
evaluados (Avenida La Toma, Calle octava y carrera séptima) en la ciudad de
Neiva, los cuales corresponden a 97 especies botánicas.
 Se identificaron cinco especies dominantes Licania tomentosa con 15,64%,
seguida por las especies Apuleia leiocarpa con 9,73%, Tabebuia rosea con
7,57%, Hyophorbe lagenicaulis con 5,83% y Pseudosamanea guachapele con
5,83%. Estos resultados expresan una diversidad baja en la zona, la cual se
debe a la codominancia de algunas pocas especies.
 En la población evaluada los rangos de altura se encuentran de 2 a 5 metros y de
5 a 10 metros de altura, con 1.262 y 1.842 árboles respectivamente, indicando
que son árboles jóvenes que requieren de algún tipo de manejo.
 2.599 árboles presentan algún tipo de conflicto, observando que el mayor
problema se presenta con las redes eléctricas y con la infraestructura vial.
 De acuerdo con el estado físico del arbolado el 35% de los individuos presentan
daño mecánico, convirtiéndose en la principal afectación encontrada en los
tramos viales evaluados, la mayoría de estos daños se encuentran en la base del
tronco y en las ramas del individuo producto de malas prácticas de poda.
 El 87% de las copas son densas (<30% de luz), el 8% presentan una densidad
media o semitransparente (30-70% de luz) y un 5% se encuentran ralas o
transparentes (>70% de luz). La densidad del follaje para los tramos viales en
estudio es buena, ya que el mayor porcentaje encontrado son copas densas,
ideales para la disminución de contaminación sonora, protección contra vientos y
absorción de contaminantes. Asi mismo, esto ayudara con el control de la
90 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
radiación solar puesto que es altamente influenciado por la cantidad y calidad de
la arborización permitiendo mejorar la temperatura del aire. Lo anterior indica que
si la arborización de la ciudad de Neiva es bien manejada y con densidades
apropiadas, no solo se mejora el microclima de la ciudad, sino que se puede
contribuir de manera significativa en la reducción del efecto invernadero.
 De los 4.200 árboles evaluados 3.235 requieren algún tipo de poda. El 48,2% de
los árboles requieren poda de formación, el 44,1% poda de mantenimiento; el
7,5% poda de realce de copa y solo el 0,18 y 0,02% requieren poda de
estabilización y poda de seguridad respectivamente.
 Es necesario talar 657 árboles en los tres tramos viales evaluados, esto significa
que el 15,6% de los arboles inventariados se encuentran en algún riesgo
potencial que hace necesario el procedimiento. Las principales especies en riesgo
corresponden a Apuleia leiocarpa, Guazuma ulmifolia, Pithecellobium dulce y
Pseudosamanea guachapele.
 El 13% de la población evaluada presentan afectaciones, determinando que la
que presenta mayor incidencia es la afectación por presencia de insectos con 494
individuos, las especies más afectadas Licania tomentosa y Pithecellobium dulce,
con presencia de termitas principalmente.
9.1.2 Recomendaciones
De acuerdo con los resultados obtenidos, las recomendaciones para plan de manejo del
el arbolado ubicado en los tres tramos viales evaluados (Avenida La Toma, Calle octava
y carrera séptima), se centran en cuatro aspectos importantes: árboles a podar, árboles a
talar, manejo fitosanitario teniendo en cuenta los insectos plaga o enfermedades
identificadas y los alcorques y distancia de plantación del arbolado urbano de acuerdo a
los espacios disponibles en la ciudad y relacionados con el tipo de emplazamiento.
Contenido 91
Deben realizarse cuatro tipos de poda diferentes: poda de formación, poda de
mantenimiento, poda de seguridad, poda de estabilización y podas de realce de copas, a
3.235 árboles ubicados en los tres tramos viales, en el tramo vial Avenida La Toma se
deben podar 917 árboles, en la calle octava, 689 árboles y en la Carrera Séptima 1249
árboles. En cuanto a la tala, es necesario talar 657 árboles en total, en la Avenida La
Toma 135 árboles, en la Calle octava 81 individuos y en la carrera séptima se deben talar
441 árboles. El manejo fitosanitario debe orientarse principalmente al control de termitas
en las especies Licania tomentosa y Pithecellobium dulce. Además se debe implementar
un manejo integral y preventivo de plagas y enfermedades para el arbolado en general.
En relación con los alcorques, las distancias de siembra y los emplazamientos, se debe
tener en cuenta que en andenes angostos (menores a 3m) los alcorques deben tener una
superficie mínima de 1 metro2; en andenes anchos (mayores a 3m) los alcorques deben
ser diseñados con espacio o superficie útil de 1,2 m2 y en el caso de alcorques circulares
se deben tener como referencia un diámetro mínimo de 1,2 m2.
La distancia mínima que se debe conservar en la siembra de árboles dentro del
perímetro urbano de la ciudad es de 3 metros de distancia entre el tronco del árbol y la
fachada de edificios y casas. Para andenes angostos se recomienda especies de porte
pequeño que no superen los 4 metros de altura. En andenes anchos se recomiendan
especies que no superen los 6 metros de altura siempre. En caso de separadores viales
anchos se recomienda realizar alcorques corridos acompañados de vegetación arbustiva
o jardinería, si el diseño del separador requiere que este sea de superficie dura o
recubierto por cemento u otro tipo de revestimiento se recomiendan alcorques circulares
de mínimo 1,20 metros de diámetro y especies que no superen los 12 metros de altura
siempre y cuando no se tengan redes de distribución eléctrica o aéreas que pasen por el
separador, si este es el caso se deben plantar especies de alturas que no superen los 6
metros de altura.
De acuerdo con los tipos de emplazamiento se recomiendan 18 especies que pueden ser
sembradas en separadores viales anchos, con distancias de siembra que oscilan entre 5
y 8 metros. En separadores viales angostos se recomiendan 20 especies diferentes, las
cueles pueden ser sembradas entre 2 y 6 metros de distancia. Para andenes anchos se
92 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
recomienda la siembra de 24 especies, a distancias que oscilan entre 3 y 6 metros. Para
andenes angostos se recomiendan 28 especies de árboles con distancias de siembra
que van desde los 2 hasta los 5 metros. Para parques zonales o de barrio se recomienda
sembrar 18 especies botánicas diferentes y en plazas públicas 36 especies de árboles.
A. Anexo: Ubicación del área de
estudio
Área de estudio
Fuente: POT Neiva, 2009.
Contenido 93
94 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Ubicación del área de influencia directa del estudio
Contenido 95
B.Anexo: Información recopilada y
analizada
Distribución diamétrica
Clase
Diamétrica
Rangos (m)
Número de
árboles por clase
diamétrica
I 0,03 0,1303 1669
II 0,1303 0,2606 1210
III 0,2606 0,3909 804
IV 0,3909 0,5212 312
V 0,5212 0,6515 108
VI 0,6515 0,7818 51
VII 0,7818 0,9121 19
VIII 0,9121 1,0424 8
IX 1,0424 1,1727 6
X 1,1727 1,303 4
XI 1,303 1,4333 1
XII 1,4333 1,5636 2
XIII 1,5636 1,6939 0
XIV 1,6939 1,8242 0
XV 1,8242 1,9545 1
XVI 1,9545 2,0848 0
XVII 2,0848 2,2151 0
XVIII 2,2151 2,3454 0
XIX 2,3454 2,4757 5
TOTAL 4200
96 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Distribución altimétrica de los individuos evaluados
Clase
altimétrica
Rangos
(altura m)
Número de árboles por
clase altimétrica
I 1,5 2 772
II 2 5 1262
III 5 10 1842
IV 10 15 316
V 15 20 7
VI 20 25 1
TOTAL 4200
Abundancia de especies dentro del área evaluada
No. Nombre científico
Abundancia
absoluta
Abundancia
relativa
1 Licania tomentosa 657 15,643
2 Apuleia leiocarpa 409 9,738
3 Tabebuia rosea 318 7,571
4 Hyophorbe lagenicaulis 245 5,833
5 Pseudosamanea guachapele 245 5,833
6 Syzigium malaccense 169 4,024
7 Terminalia catappa 162 3,857
8 Pithecellobium dulce 157 3,738
9 Chloroleucon mangense 137 3,262
10 Guazuma ulmifolia 121 2,881
11 Manguifera indica 106 2,524
12 Melicoccus bijugatus 84 2,000
13 Samanea saman 79 1,881
14 Dypsis lutescens 69 1,643
15 Azadirachta indica 65 1,548
16 Lagerstroemia spaciosa 64 1,524
17 Prosopis juliflora 64 1,524
18 Leucaena leucocephala 63 1,500
19 Calliandra pittieri 59 1,405
20 Coccoloba acuminata 54 1,286
21 Delonix regia 53 1,262
Contenido 97
No. Nombre científico
Abundancia
absoluta
Abundancia
relativa
22 Swinglea glutinosa 52 1,238
23 Ficus benjamina 47 1,119
24 Caesalpinia peltophoroides 44 1,048
25 Eugenia uniflora 40 0,952
26 Brownea ariza 39 0,929
27 Tabebuia chrysantha 37 0,881
28 Cocos nucifera L. 35 0,833
29 Jacaranda caucana 26 0,619
30 Spondias mombin 25 0,595
31 Tecoma stans 21 0,500
32 Ceiba pentandra 20 0,476
33 Citrus sinensis 20 0,476
34 Annona muricata 18 0,429
35 Thuja orientalis 18 0,429
36 Bougainvillea spp 17 0,405
37 Acacia mangium 16 0,381
38 Maclura tinctoria 16 0,381
39 Enterolobium cyclocarpum 15 0,357
40 Guarea trichiliodes 15 0,357
41 Sabal mauritiiformis 15 0,357
42 Spathodea campanulata 15 0,357
43 Citrus limon 14 0,333
44 Pachira aquatica 14 0,333
45 Annona squamosa 13 0,310
46 Hura crepitans 13 0,310
47 Tamarindus indica 13 0,310
48 Bulnesia arborea 12 0,286
49 Cassia fistula 12 0,286
50 Cordia dentata 12 0,286
51 Crescentia cujete 11 0,262
52 Myrtus communis 11 0,262
53 Thevetia peruviana 11 0,262
54 Vitex cymosa 10 0,238
55 Arenga pinnata 9 0,214
56 Caesalpinia cassioides 7 0,167
57 Erythrina fusca 7 0,167
58 Myrciaria dubia 7 0,167
59 Chrysophyllum cainito 5 0,119
60 Cycas revoluta 5 0,119
61 Morinda citrifolia 5 0,119
98 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
No. Nombre científico
Abundancia
absoluta
Abundancia
relativa
62 Tectona grandis L.f. 5 0,119
63 Vasconcellea pubescens 5 0,119
64 Citrus reticulata 4 0,095
65 Nerium oleander 4 0,095
66 Washingtonia robusta 4 0,095
67 Yucca elephantipes 4 0,095
68 Bauhinia purpurea 3 0,071
69 Erythrina variegata 3 0,071
70 Ficus elastica 3 0,071
71 Gliricidia sepium 3 0,071
72 Zygia longifolia 3 0,071
73 Anacardium occidentale 2 0,048
74
Araucaria heterophylla (Salisb.)
Franco
2 0,048
75 Carica papaya 2 0,048
76 Ficus lyrata 2 0,048
77 Ficus pallida Vah 2 0,048
78 Ficus spp 2 0,048
79 Gmelina arborea Roxb. ex Sm 2 0,048
80 Ochroma pyramidale 2 0,048
81 Ormosia paraensis Ducke 2 0,048
82 Persea americana 2 0,048
83 Sapium glandulosum 2 0,048
84 Swietenia macrophylla 2 0,048
85 Bursera tomentosa 1 0,024
86 Caryota mitis 1 0,024
87 Eucalyptus resinifera 1 0,024
88 Guadua angustifolia 1 0,024
89 Heliocarpus americanus 1 0,024
90 Hibiscus rosa-sinensis 1 0,024
91 Inga acreana 1 0,024
92 Moringa oleífera 1 0,024
93 Muntingia calabura 1 0,024
94 Ribes rubrum 1 0,024
95 Schefflera actinophylla 1 0,024
96 Tabebuia spp 1 0,024
97 Trichanthera gigantea 1 0,024
TOTAL 4200 100
Contenido 99
Abundancia de especies
0
100
200
300
400
500
600
700
Li ca n ia t o m e n to sa H
yo p h o rb e la ge n ic au lis
Te rm in al ia c at ap p a G
u az u m a u lm if o lia
Sa m an ea s am an La ge rs tr o e m ia s p ac io sa C
al lia
n d ra p it ti er i Sw in gl e a gl u ti n o sa Eu ge n ia u n if lo ra C
o co s n u ci fe ra L
.
Te co m a st an s A
n n o n a m u ri ca ta A
ca ci a m an gi u m G
u ar e a tr ic h ili
o d es C
it ru s lim
o n H
u ra c re p it an s C
as si a fi st u la M
yr tu s co m m u n is A
re n ga p in n at a M
yr ci ar ia d u b ia M
o ri n d a ci tr if o lia
C
it ru s re ti cu la ta Yu cc a el e p h an ti p es Fi cu s el as ti ca A
n ac ar d iu m
Fi cu s ly ra ta G
m e lin
a ar b o re a… P
e rs e a am er ic an a B
u rs er a to m e n to sa G
u ad u a an gu st if o lia
In ga a cr ea n a R
ib e s ru b ru m Tr ic h an th e ra g ig an te aN o . d
e in d iv id u o s Especies
Contenido 100
Dominancia (Área basal) por especies dentro del área evaluada
No. Nombre científico
Dominancia
Absoluta (m2)
Dominancia
relativa
1 Pseudosamanea guachapele 33,79994639 12,71318026
2 Apuleia leiocarpa 28,63073457 10,76888364
3 Samanea saman 19,30929533 7,262808921
4 Pithecellobium dulce 18,45036907 6,939740826
5 Terminalia catappa 16,45935062 6,190858677
6 Licania tomentosa 15,52861332 5,840780278
7 Tabebuia rosea 12,17372367 4,578904997
8 Manguifera indica 10,85857267 4,084237004
9 Chloroleucon mangense 9,050505662 3,404168415
10 Syzigium malaccense 8,493748831 3,194755362
11 Morinda citrifolia 7,969684354 2,997638891
12 Brownea ariza 6,616566481 2,488690408
13 Thuja orientalis 6,548012631 2,462905235
14 Ceiba pentandra 6,197317901 2,33099836
15 Ficus elastica 6,110517633 2,298350159
16 Leucaena leucocephala 5,827300622 2,19182369
17 Enterolobium cyclocarpum 5,641476265 2,12192954
18 Eugenia uniflora 5,224998918 1,965279836
19 Guazuma ulmifolia 4,250992793 1,598926727
20 Prosopis juliflora 4,147623518 1,560046422
21 Ficus benjamina 3,892530844 1,464098366
22 Lagerstroemia spaciosa 3,857793229 1,4510325
23 Melicoccus bijugatus 3,67081493 1,380704317
24 Azadirachta indica 2,945654279 1,107949504
25 Caesalpinia peltophoroides 2,830029351 1,064459477
26 Delonix regia 2,198322036 0,826855285
27 Tamarindus indica 1,44065207 0,541872737
28 Spondias mombin 1,254318387 0,471787013
29 Cassia fistula 1,147168959 0,431484879
30 Ficus spp 1,061721588 0,399345543
31 Erythrina fusca 0,961718639 0,361731414
32 Swinglea glutinosa 0,778592118 0,292852001
33 Hura crepitans 0,744196706 0,279914848
34 Tabebuia chrysantha 0,660595641 0,248469964
35 Guarea trichiliodes 0,617525772 0,232270086
36 Cordia dentata 0,542821994 0,20417174
Contenido 101
No. Nombre científico
Dominancia
Absoluta (m2)
Dominancia
relativa
37 Spathodea campanulata 0,532691184 0,200361236
38 Pachira aquatica 0,447769055 0,16841946
39 Bulnesia arborea 0,4197243 0,157870981
40 Tectona grandis L.f. 0,390310731 0,14680765
41 Calliandra pittieri 0,365377639 0,137429561
42 Tecoma stans 0,339362229 0,12764438
43 Gmelina arborea Roxb. ex Sm 0,33623465 0,126468003
44 Maclura tinctoria 0,275083714 0,10346729
45 Crescentia cujete 0,201796497 0,075901755
46 Anacardium occidentale 0,197125024 0,074144673
47 Caesalpinia cassioides 0,189270265 0,071190261
48 Ochroma pyramidale 0,180762931 0,067990396
49 Coccoloba acuminata 0,170162587 0,064003286
50 Ficus lyrata 0,149654262 0,056289486
51 Eucalyptus resinifera 0,149367767 0,056181726
52 Vitex cymosa 0,122317789 0,046007413
53 Bauhinia purpurea 0,119962156 0,045121389
54 Jacaranda caucana 0,116102421 0,043669626
55 Chrysophyllum cainito 0,099358334 0,037371669
56 Ormosia paraensis Ducke 0,095578181 0,035949839
57 Bougainvillea spp 0,092410811 0,034758496
58 Acacia mangium 0,085694076 0,032232129
59 Citrus sinensis 0,085105168 0,032010623
60 Vasconcellea pubescens 0,084420761 0,031753197
61 Annona muricata 0,084404845 0,03174721
62 Zygia longifolia 0,081635386 0,030705533
63 Swietenia macrophylla 0,077011662 0,028966411
64
Araucaria heterophylla (Salisb.)
Franco 0,058071106 0,021842296
65 Thevetia peruviana 0,051378246 0,019324909
66 Muntingia calabura 0,050932586 0,019157283
67 Myrtus communis 0,038279022 0,014397896
68 Annona squamosa 0,036774919 0,013832157
69 Citrus limon 0,035883598 0,013496905
70 Myrciaria dubia 0,034188498 0,012859326
71 Tabebuia spp 0,033623465 0,0126468
72 Erythrina variegata 0,029867187 0,011233951
73 Gliricidia sepium 0,018542645 0,006974448
102 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
No. Nombre científico
Dominancia
Absoluta (m2)
Dominancia
relativa
74 Sapium glandulosum 0,018415313 0,006926555
75 Persea americana 0,017014667 0,00639973
76 Citrus reticulata 0,01615518 0,006076451
77 Heliocarpus americanus 0,012104447 0,004552848
78 Nerium oleander 0,007814969 0,002939446
79 Bursera tomentosa 0,007162395 0,002693993
80 Ficus pallida Vah 0,004973885 0,001870828
81 Moringa oleifera 0,003183287 0,00119733
82 Schefflera actinophylla 0,002299925 0,000865071
83 Guadua angustifolia 0,00155981 0,000586692
84 Inga acreana 0,001145983 0,000431039
85 Ribes rubrum 0,001145983 0,000431039
86 Arenga pinnata 0,000962944 0,000362192
87 Carica papaya 0,000899278 0,000338246
88 Trichanthera gigantea 0,000509326 0,000191573
89 Caryota mitis 0 0
90 Cocos nucifera L. 0 0
91 Cycas revoluta 0 0
92 Dypsis lutescens 0 0
93 Hibiscus rosa-sinensis 0 0
94 Hyophorbe lagenicaulis 0 0
95 Sabal mauritiiformis 0 0
96 Washingtonia robusta 0 0
97 Yucca elephantipes 0 0
TOTAL 265,8653909 100
Contenido 103
Dominancia (Área basal) para el área de influencia del proyecto
0
5
10
15
20
25
30
35
A
B
(
m 2
)
Especies
104 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Distribución del arbolado urbano por tipo de emplazamiento
NOMBRE CIENTIFICO
Anden
ancho
Anden
angosto
Parque
zonal o
de barrio
Plazas
publicas
Separador
ancho
Separador
angosto
Acacia mangium 1 15
Anacardium occidentale 1 1
Annona muricata 3 14 1
Annona squamosa 6 3 2 1 1
Apuleia leiocarpa 83 75 15 1 136 99
Araucaria heterophylla (Salisb.)
Franco
1 1
Arenga pinnata 8 1
Azadirachta indica 8 11 1 1 27 17
Bauhinia purpurea 1 1 1
Bougainvillea spp 4 2 10 1
Brownea ariza 8 25 1 3 1 1
Bulnesia arbórea 3 2 2 5
Bursera tomentosa 1
Caesalpinia cassioides 5 2
Caesalpinia peltophoroides 13 15 2 5 9
Calliandra pittieri 19 7 3 21 9
Carica papaya 1 1
Caryota mitis 1
Cassia fistula 5 2 5
Ceiba pentandra 3 5 2 4 6
Chloroleucon mangense 24 4 2 73 34
Chrysophyllum cainito 4 1
Citrus limón 3 5 1 2 3
Citrus reticulata 1 2 1
Citrus sinensis 6 4 4 2 1 3
Coccoloba acuminata 4 13 1 4 2 30
Cocos nucifera L. 15 10 6 2 1 1
Cordia dentata 4 2 4 1 1
Crescentia cujete 2 4 3 2
Cycas revoluta 1 4
Delonix regia 3 30 2 16 2
Dypsis lutescens 13 45 4 5 2
Enterolobium cyclocarpum 1 2 4 8
Erythrina fusca 2 1 4
Erythrina variegata 3
Eucalyptus resinifera 1
Eugenia uniflora 2 30 2 4 2
Contenido 105
NOMBRE CIENTIFICO
Anden
ancho
Anden
angosto
Parque
zonal o
de barrio
Plazas
publicas
Separador
ancho
Separador
angosto
Ficus benjamina 6 16 12 5 2 6
Ficus elastica 3
Ficus lyrata 1 1
Ficus pallida Vah 2
Ficus spp 1 1
Gliricidia sepium 2 1
Gmelina arborea Roxb. ex Sm 2
Guadua angustifolia 1
Guarea trichiliodes 2 4 6 1 2
Guazuma ulmifolia 94 15 4 2 4 2
Heliocarpus americanus 1
Hibiscus rosa-sinensis 1
Hura crepitans 2 3 3 5
Hyophorbe lagenicaulis 26 164 16 14 16 9
Inga acreana 1
Jacaranda caucana 3 1 20 2
Lagerstroemia spaciosa 10 39 5 7 3
Leucaena leucocephala 27 7 1 6 22
Licania tomentosa 133 317 35 7 43 122
Maclura tinctoria 2 14
Manguifera indica 36 18 12 17 5 18
Melicoccus bijugatus 13 10 41 2 9 9
Morinda citrifolia 2 1 1 1
Moringa oleifera 1
Muntingia calabura 1
Myrciaria dubia 1 3 2 1
Myrtus communis 3 5 3
Nerium oleander 1 1 2
Ochroma pyramidale 1 1
Ormosia paraensis Ducke 1 1
Pachira aquatica 6 3 3 1 1
Persea americana 1 1
Pithecellobium dulce 80 16 22 1 35 3
Prosopis juliflora 21 4 5 24 10
Pseudosamanea guachapele 88 38 12 6 63 38
Ribes rubrum 1
Sabal mauritiiformis 4 4 3 4
Samanea saman 18 37 5 1 10 8
Sapium glandulosum 2
106 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
NOMBRE CIENTIFICO
Anden
ancho
Anden
angosto
Parque
zonal o
de barrio
Plazas
publicas
Separador
ancho
Separador
angosto
Schefflera actinophylla 1
Spathodea campanulata 4 3 3 1 1 3
Spondias mombin 10 5 4 1 5
Swietenia macrophylla 1 1
Swinglea glutinosa 28 5 6 3 10
Syzigium malaccense 62 87 15 1 3 1
Tabebuia chrysantha 4 3 16 10 4
Tabebuia rosea 76 85 25 4 51 77
Tabebuia spp 1
Tamarindus indica 5 3 5
Tecoma stans 7 6 5 3
Tectona grandis L.f. 4 1
Terminalia catappa 55 71 20 7 6 3
Thevetia peruviana 5 4 2
Thuja orientalis 3 10 3 2
Trichanthera gigantea 1
Vasconcellea pubescens 2 2 1
Vitex cymosa 8 2
Washingtonia robusta 3 1
Yucca elephantipes 2 1 1
Zygia longifolia 3
Total por emplazamiento 1080 1325 373 129 646 647
TOTAL 4200
Contenido 107
Estado Fitosanitario del arbolado urbano evaluado
ESTADO SANITARIO
NOMBRE CIENTIFICO
Presencia de
Insectos
Presencia de Hongos Presencia de Agallas
Presencia Hojas
Cloróticas
Presencia Pudrición
Localizada
Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia
Acacia mangium 16 16 16 16 16
Anacardium occidentale 2 2 2 2 2
Annona muricata 18 18 18 18 18
Annona squamosa 13 13 13 13 13
Apuleia leiocarpa 370 39 409 409 401 8 409
Araucaria heterophylla (Salisb.)
Franco 2 2 2 2 2
Arenga pinnata 9 9 9 9 9
Azadirachta indica 63 2 64 1 65 65 65
Bauhinia purpurea 3 3 3 3 3
Bougainvillea spp 16 1 17 17 17 17
Brownea ariza 39 39 39 38 1 39
Bulnesia arborea 11 1 12 12 12 12
Bursera tomentosa 1 1 1 1 1
Caesalpinia cassioides 7 7 7 7 7
Caesalpinia peltophoroides 43 1 44 44 43 1 44
Calliandra pittieri 58 1 59 59 59 59
Carica papaya 2 2 2 2 2
Caryota mitis 1 1 1 1 1
Cassia fistula 11 1 12 12 12 12
Ceiba pentandra 20 20 20 20 20
Chloroleucon mangense 129 8 136 1 137 137 137
Chrysophyllum cainito 5 5 5 4 1 5
Citrus limon 14 14 14 14 14
108 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
ESTADO SANITARIO
NOMBRE CIENTIFICO
Presencia de
Insectos
Presencia de Hongos Presencia de Agallas
Presencia Hojas
Cloróticas
Presencia Pudrición
Localizada
Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia
Citrus reticulata 4 4 4 4 4
Citrus sinensis 18 2 20 20 20 20
Coccoloba acuminata 49 5 54 54 52 2 54
Cocos nucifera L. 35 35 35 35 35
Cordia dentata 11 1 12 12 12 12
Crescentia cujete 10 1 11 11 11 11
Cycas revoluta 5 5 5 5 5
Delonix regia 51 2 53 53 53 53
Dypsis lutescens 69 69 69 69 69
Enterolobium cyclocarpum 15 15 15 15 15
Erythrina fusca 7 7 7 7 7
Erythrina variegata 3 3 3 3 3
Eucalyptus resinifera 1 1 1 1 1
Eugenia uniflora 37 3 40 40 40 40
Ficus benjamina 43 4 47 47 47 47
Ficus elastica 3 3 3 3 3
Ficus lyrata 2 2 2 2 2
Ficus pallida Vah 2 2 2 2 2
Ficus spp 2 2 2 2 2
Gliricidia sepium 3 3 3 3 3
Gmelina arborea Roxb. ex Sm 2 2 2 2 2
Guadua angustifolia 1 1 1 1 1
Guarea trichiliodes 15 15 15 14 1 15
Contenido 109
ESTADO SANITARIO
NOMBRE CIENTIFICO
Presencia de
Insectos
Presencia de Hongos Presencia de Agallas
Presencia Hojas
Cloróticas
Presencia Pudrición
Localizada
Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia
Guazuma ulmifolia 91 30 121 121 119 2 121
Heliocarpus americanus 1 1 1 1 1
Hibiscus rosa-sinensis 1 1 1 1 1
Hura crepitans 12 1 13 13 13 13
Hyophorbe lagenicaulis 245 245 245 245 245
Inga acreana 1 1 1 1 1
Jacaranda caucana 25 1 26 26 26 26
Lagerstroemia spaciosa 60 4 64 64 61 3 63 1
Leucaena leucocephala 61 2 62 1 63 63 63
Licania tomentosa 407 250 657 657 647 10 657
Maclura tinctoria 16 16 16 16 16
Manguifera indica 82 24 106 106 106 106
Melicoccus bijugatus 82 2 84 83 1 84 84
Morinda citrifolia 4 1 5 5 5 5
Moringa oleifera 1 1 1 1 1
Muntingia calabura 1 1 1 1 1
Myrciaria dubia 7 7 7 7 7
Myrtus communis 11 11 11 11 11
Nerium oleander 4 4 4 4 4
Ochroma pyramidale 2 2 2 2 2
Ormosia paraensis Ducke 2 2 2 2 2
Pachira aquatica 14 14 14 14 14
Persea americana 2 2 2 2 2
110 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
ESTADO SANITARIO
NOMBRE CIENTIFICO
Presencia de
Insectos
Presencia de Hongos Presencia de Agallas
Presencia Hojas
Cloróticas
Presencia Pudrición
Localizada
Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia
Pithecellobium dulce 97 60 145 12 157 157 156 1
Prosopis juliflora 60 4 64 64 64 64
Pseudosamanea guachapele 231 14 245 245 244 1 244 1
Ribes rubrum 1 1 1 1 1
Sabal mauritiiformis 11 4 15 15 15 15
Samanea saman 79 79 79 79 79
Sapium glandulosum 2 2 2 2 2
Schefflera actinophylla 1 1 1 1 1
Spathodea campanulata 13 2 15 15 15 15
Spondias mombin 24 1 25 25 25 25
Swietenia macrophylla 2 2 2 2 2
Swinglea glutinosa 52 52 52 52 52
Syzigium malaccense 158 11 169 169 166 3 169
Tabebuia chrysantha 37 37 37 37 37
Tabebuia rosea 312 6 317 1 318 318 318
Tabebuia spp 1 1 1 1 1
Tamarindus indica 13 13 13 13 13
Tecoma stans 21 21 21 21 21
Tectona grandis L.f. 5 5 5 5 5
Terminalia catappa 158 4 162 162 162 162
Thevetia peruviana 11 11 11 11 11
Thuja orientalis 18 18 18 18 18
Trichanthera gigantea 1 1 1 1 1
Contenido 111
ESTADO SANITARIO
NOMBRE CIENTIFICO
Presencia de
Insectos
Presencia de Hongos Presencia de Agallas
Presencia Hojas
Cloróticas
Presencia Pudrición
Localizada
Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia
Vasconcellea pubescens 5 5 5 5 5
Vitex cymosa 10 10 10 10 10
Washingtonia robusta 4 4 4 4 4
Yucca elephantipes 4 4 4 4 4
Zygia longifolia 3 3 3 3 3
TOTAL 3706 494 4184 16 4199 1 4167 33 4197 3
TOTAL GENERAL 4200 4200 4200 4200 4200
112 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Estado Fitosanitario
Nombre Científico Sano Enfermo Crítico
Acacia mangium 16
Anacardium occidentale 2
Annona muricata 16
2
Annona squamosa 12
1
Apuleia leiocarpa 362 30 17
Araucaria heterophylla (Salisb.)
Franco 2
Arenga pinnata 9
Azadirachta indica 62 3
Bauhinia purpurea 2
1
Bougainvillea spp 16 1
Brownea ariza 38 1
Bulnesia arbórea 11 1
Bursera tomentosa 1
Caesalpinia cassioides 7
Caesalpinia peltophoroides 40 2 2
Calliandra pittieri 59
Carica papaya 2
Caryota mitis 1
Cassia fistula 11 1
Ceiba pentandra 20
Chloroleucon mangense 123 12 2
Chrysophyllum cainito 4 1
Citrus limón 14
Citrus reticulata 4
Citrus sinensis 18 2
Coccoloba acuminata 51 3
Cocos nucifera L. 34
1
Cordia dentata 11 1
Crescentia cujete 10 1
Cycas revoluta 5
Delonix regia 52 1
Dypsis lutescens 69
Enterolobium cyclocarpum 15
Erythrina fusca 7
Erythrina variegata 3
Eucalyptus resinifera 1
Eugenia uniflora 37 3
Contenido 113
Estado Fitosanitario
Nombre Científico Sano Enfermo Crítico
Ficus benjamina 41 4 2
Ficus elastica 3
Ficus lyrata 2
Ficus pallida Vah 2
Ficus spp 1
1
Gliricidia sepium 3
Gmelina arborea Roxb. ex Sm 1 1
Guadua angustifolia 1
Guarea trichiliodes 15
Guazuma ulmifolia 69 26 26
Heliocarpus americanus 1
Hibiscus rosa-sinensis
1
Hura crepitans 12 1
Hyophorbe lagenicaulis 244
1
Inga acreana 1
Jacaranda caucana 24 1 1
Lagerstroemia spaciosa 56 5 3
Leucaena leucocephala 58 2 3
Licania tomentosa 571 83 3
Maclura tinctoria 15
1
Manguifera indica 102 4
Melicoccus bijugatus 84
Morinda citrifolia 5
Moringa oleifera 1
Muntingia calabura
1
Myrciaria dubia 7
Myrtus communis 11
Nerium oleander 4
Ochroma pyramidale 2
Ormosia paraensis Ducke 2
Pachira aquatica 14
Persea americana 2
Pithecellobium dulce 117 33 7
Prosopis juliflora 59 4 1
Pseudosamanea guachapele 230 3 12
Ribes rubrum 1
Sabal mauritiiformis 11 4
114 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Estado Fitosanitario
Nombre Científico Sano Enfermo Crítico
Samanea saman 77 1 1
Sapium glandulosum 2
Schefflera actinophylla 1
Spathodea campanulata 13 1 1
Spondias mombin 23 1 1
Swietenia macrophylla 2
Swinglea glutinosa 52
Syzigium malaccense 166 1 2
Tabebuia chrysantha 37
Tabebuia rosea 305 2 11
Tabebuia spp 1
Tamarindus indica 13
Tecoma stans 18
3
Tectona grandis L.f. 5
Terminalia catappa 159
3
Thevetia peruviana 11
Thuja orientalis 16
2
Trichanthera gigantea
1
Vasconcellea pubescens 5
Vitex cymosa 10
Washingtonia robusta 4
Yucca elephantipes 3
1
Zygia longifolia 3
TOTAL 3845 241 114
TOTAL GENERAL 4200
Valor estético del arbolado urbano
Valor Estético
Nombre Científico Esencial Deseable Indiferente Inaceptable
Acacia mangium 1 15
Anacardium occidentale 1 1
Annona muricata 16 1 1
Annona squamosa 11 2
Apuleia leiocarpa 9 381 17 2
Araucaria heterophylla (Salisb.) 2
Contenido 115
Valor Estético
Nombre Científico Esencial Deseable Indiferente Inaceptable
Franco
Arenga pinnata 9
Azadirachta indica 2 63
Bauhinia purpurea
2 1
Bougainvillea spp 15 2
Brownea ariza 4 35
Bulnesia arbórea 1 10
1
Bursera tomentosa 1
Caesalpinia cassioides
7
Caesalpinia peltophoroides 5 37 2
Calliandra pittieri 18 41
Carica papaya
2
Caryota mitis 1
Cassia fistula 7 5
Ceiba pentandra 19 1
Chloroleucon mangense 34 97 4 2
Chrysophyllum cainito
4 1
Citrus limón
12 2
Citrus reticulata
4
Citrus sinensis
20
Coccoloba acuminata 7 47
Cocos nucifera L. 34 1
Cordia dentata
12
Crescentia cujete
7 2 2
Cycas revoluta 5
Delonix regia 5 48
Dypsis lutescens 66 3
Enterolobium cyclocarpum 1 14
Erythrina fusca
7
Erythrina variegata 1 2
Eucalyptus resinifera
1
Eugenia uniflora 2 37 1
Ficus benjamina 6 31 10
Ficus elastica
3
Ficus lyrata
2
Ficus pallida Vah
2
Ficus spp
2
Gliricidia sepium
3
116 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Valor Estético
Nombre Científico Esencial Deseable Indiferente Inaceptable
Gmelina arborea Roxb. ex Sm
2
Guadua angustifolia
1
Guarea trichiliodes
15
Guazuma ulmifolia 2 88 31
Heliocarpus americanus
1
Hibiscus rosa-sinensis
1
Hura crepitans 7 5 1
Hyophorbe lagenicaulis 237 7 1
Inga acreana
1
Jacaranda caucana 2 24
Lagerstroemia spaciosa 27 34 2 1
Leucaena leucocephala 5 53 4 1
Licania tomentosa 4 652 1
Maclura tinctoria
15 1
Manguifera indica 1 103 2
Melicoccus bijugatus 8 76
Morinda citrifolia
4
1
Moringa oleifera
1
Muntingia calabura
1
Myrciaria dubia
6 1
Myrtus communis 1 10
Nerium oleander 2 2
Ochroma pyramidale
2
Ormosia paraensis Ducke
2
Pachira aquatica
14
Persea americana
2
Pithecellobium dulce 114 36 7
Prosopis juliflora 49 15
Pseudosamanea guachapele 153 83 4 5
Ribes rubrum 1
Sabal mauritiiformis 15
Samanea saman 58 20 1
Sapium glandulosum
2
Schefflera actinophylla
1
Spathodea campanulata 4 10 1
Spondias mombin 1 23 1
Swietenia macrophylla 1 1
Swinglea glutinosa 5 47
Contenido 117
Valor Estético
Nombre Científico Esencial Deseable Indiferente Inaceptable
Syzigium malaccense 1 166 1 1
Tabebuia chrysantha 37
Tabebuia rosea 291 15 5 7
Tabebuia spp 1
Tamarindus indica
13
Tecoma stans 2 16 2 1
Tectona grandis L.f. 1 4
Terminalia catappa 4 155 2 1
Thevetia peruviana 1 10
Thuja orientalis 13 5
Trichanthera gigantea
1
Vasconcellea pubescens
4
1
Vitex cymosa 8 2
Washingtonia robusta 4
Yucca elephantipes 3
1
Zygia longifolia 3
TOTAL 1322 2736 113 29
TOTAL GENERAL 4200
Contenido 118
Estado físico del arbolado urbano
Nombre Científico
Inclinado Raíz Desnuda Daño Mecánico
Bifurcaciones
Basales
Afectaciones Base
del Tronco
Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia
Acacia mangium 16
15 1 1 15 16
16
Anacardium occidentale 1 1 2
1 1 2
2
Annona muricata 15 3 18
16 2 18
18
Annona squamosa 13
12 1 10 3 13
13
Apuleia leiocarpa 327 82 342 67 290 119 362 47 399 10
Araucaria
heterophylla (Salisb.) Franco 2
2
2
2
2
Arenga pinnata 8 1 9
9
8 1 9
Azadirachta indica 50 15 53 12 55 10 57 8 64 1
Bauhinia purpurea 2 1 3
2 1 2 1 3
Bougainvillea spp 15 2 16 1 11 6 12 5 17
Brownea ariza 35 4 39
31 8 25 14 39
Bulnesia arborea 9 3 11 1 11 1 10 2 12
Bursera tomentosa 1
1
1
1
1
Caesalpinia cassioides 7
7
6 1 5 2 7
Caesalpinia peltophoroides 33 11 23 21 22 22 41 3 36 8
Calliandra pittieri 58 1 58 1 49 10 37 22 59
Carica papaya 2
2
2
2
2
Caryota mitis 1
1
1
1
1
Cassia fistula 9 3 5 7 6 6 12
11 1
Ceiba pentandra 20
14 6 18 2 19 1 20
Chloroleucon mangense 85 52 122 15 94 43 114 23 136 1
Chrysophyllum cainito 4 1 5
5
4 1 5
Citrus limon 13 1 14
12 2 9 5 14
Contenido 119
Nombre Científico
Inclinado Raíz Desnuda Daño Mecánico
Bifurcaciones
Basales
Afectaciones Base
del Tronco
Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia
Citrus reticulata 4
4
3 1 1 3 4
Citrus sinensis 19 1 18 2 18 2 16 4 19 1
Coccoloba acuminata 48 6 52 2 46 8 35 19 50 4
Cocos nucifera L. 33 2 35
34 1 35
35
Cordia dentata 10 2 10 2 6 6 9 3 12
Crescentia cujete 10 1 10 1 10 1 6 5 11
Cycas revoluta 5
5
5
5
5
Delonix regia 49 4 49 4 50 3 52 1 53
Dypsis lutescens 69
69
69
69
69
Enterolobium cyclocarpum 13 2 2 13 13 2 15
14 1
Erythrina fusca 7
6 1 5 2 7
7
Erythrina variegata 3
3
2 1 3
3
Eucalyptus resinifera 1
1 1
1
1
Eugenia uniflora 37 3 36 4 20 20 32 8 40
Ficus benjamina 38 9 22 25 22 25 26 21 44 3
Ficus elastica 2 1
3 3
2 1 3
Ficus lyrata 1 1
2 2
2
2
Ficus pallida Vah 2
2
1 1
2 2
Ficus spp 2
2 1 1 2
2
Gliricidia sepium 3
3
1 2 3
3
Gmelina arborea Roxb. ex
Sm 2
1 1 2
1 1 2
Guadua angustifolia 1
1
1
1
1
Guarea trichiliodes 13 2 11 4 13 2 13 2 15
120 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Nombre Científico
Inclinado Raíz Desnuda Daño Mecánico
Bifurcaciones
Basales
Afectaciones Base
del Tronco
Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia
Guazuma ulmifolia 83 38 114 7 67 54 83 38 118 3
Heliocarpus americanus
1 1
1
1 1
Hibiscus rosa-sinensis
1 1
1 1
1
Hura crepitans 13
13
9 4 12 1 11 2
Hyophorbe lagenicaulis 244 1 245
240 5 244 1 245
Inga acreana 1
1
1
1
1
Jacaranda caucana 26
26
25 1 23 3 26
Lagerstroemia spaciosa 47 17 48 16 43 21 59 5 59 5
Leucaena leucocephala 33 30 53 10 48 15 49 14 62 1
Licania tomentosa 626 31 596 61 462 195 520 137 652 5
Maclura tinctoria 13 3 15 1 12 4 13 3 16
Manguifera indica 93 13 90 16 88 18 96 10 106
Melicoccus bijugatus 72 12 69 15 66 18 75 9 82 2
Morinda citrifolia 4 1 5
5
2 3 4 1
Moringa oleifera 1
1
1
1
1
Muntingia calabura
1 1
1
1 1
Myrciaria dubia 7
7
5 2 6 1 7
Myrtus communis 11
10 1 9 2 7 4 11
Nerium oleander 4
4
3 1 1 3 4
Ochroma pyramidale 1 1 1 1 2
2
2
Ormosia paraensis Ducke 1 1
2 1 1 2
1 1
Pachira aquatica 13 1 12 2 13 1 13 1 14
Persea americana 2
2
1 1 2
2
Contenido 121
Nombre Científico
Inclinado Raíz Desnuda Daño Mecánico
Bifurcaciones
Basales
Afectaciones Base
del Tronco
Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia
Pithecellobium dulce 98 59 118 39 69 88 117 40 154 3
Prosopis juliflora 41 23 56 8 45 19 56 8 64
Pseudosamanea
guachapele 151 94 187 58 197 48 226 19 243 2
Ribes rubrum 1
1
1
1 1
Sabal mauritiiformis 15
15
15
15
15
Samanea saman 56 23 57 22 68 11 73 6 78 1
Sapium glandulosum 2
2
2
2 2
Schefflera actinophylla 1
1
1
1
1
Spathodea campanulata 11 4 14 1 9 6 15
13 2
Spondias mombin 22 3 16 9 15 10 23 2 22 3
Swietenia macrophylla 2
2
2
2
2
Swinglea glutinosa 44 8 50 2 37 15 32 20 52
Syzigium malaccense 165 4 104 65 117 52 168 1 164 5
Tabebuia chrysantha 34 3 36 1 31 6 36 1 37
Tabebuia rosea 292 26 287 31 229 89 285 33 313 5
Tabebuia spp 1
1
1 1
1
Tamarindus indica 11 2 11 2 12 1 13
13
Tecoma stans 14 7 21
15 6 16 5 20 1
Tectona grandis L.f. 4 1 4 1 3 2 5
5
Terminalia catappa 136 26 108 54 137 25 161 1 154 8
Thevetia peruviana 11
11
8 3 7 4 11
Thuja orientalis 17 1 17 1 14 4 15 3 18
Trichanthera gigantea 1
1
1
1
1
122 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Nombre Científico
Inclinado Raíz Desnuda Daño Mecánico
Bifurcaciones
Basales
Afectaciones Base
del Tronco
Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia Ausencia Presencia
Vasconcellea pubescens 4 1 4 1 4 1 4 1 5
Vitex cymosa 10
10
9 1 10
10
Washingtonia robusta 4
4
4
4
4
Yucca elephantipes 4
4
4
3 1 4
Zygia longifolia 3
2 1
3 2 1 3
TOTAL 3548 652 3572 628 3134 1066 3611 589 4120 80
TOTAL GENERAL 4200 4200 4200 4200 4200
Contenido 123
Estado físico del arbolado urbano
Estado Físico
Nombre Científico
Buen
Estado
Regular
Estado
Mal
Estado
Acacia mangium 16
Anacardium occidentale 2
Annona muricata 15 2 1
Annona squamosa 12
1
Apuleia leiocarpa 329 50 30
Araucaria heterophylla (Salisb.)
Franco 2
Arenga pinnata 9
Azadirachta indica 63 2
Bauhinia purpurea 2
1
Bougainvillea spp 14 2 1
Brownea ariza 37 2
Bulnesia arbórea 11 1
Bursera tomentosa 1
Caesalpinia cassioides 7
Caesalpinia peltophoroides 27 12 5
Calliandra pittieri 57 1 1
Carica papaya 2
Caryota mitis 1
Cassia fistula 8 3 1
Ceiba pentandra 20
Chloroleucon mangense 123 11 3
Chrysophyllum cainito 4
1
Citrus limón 14
Citrus reticulata 4
Citrus sinensis 17 3
Coccoloba acuminata 52 2
Cocos nucifera L. 32 2 1
Cordia dentata 10 2
Crescentia cujete 9 1 1
Cycas revoluta 4 1
Delonix regia 50 2 1
Dypsis lutescens 69
Enterolobium cyclocarpum 14 1
Erythrina fusca 5 2
124 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Estado Físico
Nombre Científico
Buen
Estado
Regular
Estado
Mal
Estado
Erythrina variegata 3
Eucalyptus resinifera 1
Eugenia uniflora 36 4
Ficus benjamina 25 18 4
Ficus elastica 3
Ficus lyrata 2
Ficus pallida Vah 2
Ficus spp 1
1
Gliricidia sepium 2 1
Gmelina arborea Roxb. ex Sm 2
Guadua angustifolia 1
Guarea trichiliodes 14 1
Guazuma ulmifolia 55 42 24
Heliocarpus americanus 1
Hibiscus rosa-sinensis
1
Hura crepitans 12 1
Hyophorbe lagenicaulis 233 10 2
Inga acreana 1
Jacaranda caucana 24 1 1
Lagerstroemia spaciosa 49 10 5
Leucaena leucocephala 52 8 3
Licania tomentosa 618 31 8
Maclura tinctoria 13 2 1
Manguifera indica 106
Melicoccus bijugatus 76 5 3
Morinda citrifolia 5
Moringa oleifera 1
Muntingia calabura 1
Myrciaria dubia 5 1 1
Myrtus communis 11
Nerium oleander 4
Ochroma pyramidale 2
Ormosia paraensis Ducke 2
Pachira aquatica 14
Persea americana 2
Pithecellobium dulce 103 43 11
Prosopis juliflora 62 1 1
Contenido 125
Estado Físico
Nombre Científico
Buen
Estado
Regular
Estado
Mal
Estado
Pseudosamanea guachapele 225 9 11
Ribes rubrum 1
Sabal mauritiiformis 15
Samanea saman 75 2 2
Sapium glandulosum 2
Schefflera actinophylla 1
Spathodea campanulata 10 2 3
Spondias mombin 20 4 1
Swietenia macrophylla 2
Swinglea glutinosa 43 9
Syzigium malaccense 162 5 2
Tabebuia chrysantha 37
Tabebuia rosea 284 22 12
Tabebuia spp 1
Tamarindus indica 13
Tecoma stans 11 7 3
Tectona grandis L.f. 5
Terminalia catappa 150 9 3
Thevetia peruviana 10 1
Thuja orientalis 15 1 2
Trichanthera gigantea
1
Vasconcellea pubescens 5
Vitex cymosa 10
Washingtonia robusta 4
Yucca elephantipes 3
1
Zygia longifolia 3
TOTAL 3693 353 154
TOTAL GENERAL 4200
126 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Densidad del follaje
Densidad del Follaje
Nombre Científico Densa Media Rala
Acacia mangium 16
Anacardium occidentale 2
Annona muricata 16 2
Annona squamosa 10 1 2
Apuleia leiocarpa 342 49 18
Araucaria heterophylla (Salisb.) Franco 2
Arenga pinnata 8 1
Azadirachta indica 59 6
Bauhinia purpurea 2 1
Bougainvillea spp 9 7 1
Brownea ariza 39
Bulnesia arborea 12
Bursera tomentosa 1
Caesalpinia cassioides 7
Caesalpinia peltophoroides 40 2 2
Calliandra pittieri 54 4 1
Carica papaya 2
Caryota mitis 1
Cassia fistula 12
Ceiba pentandra 15 3 2
Chloroleucon mangense 93 37 7
Chrysophyllum cainito 5
Citrus limon 14
Citrus reticulata 4
Citrus sinensis 19 1
Coccoloba acuminata 52 2
Cocos nucifera L. 33 1 1
Cordia dentata 11 1
Crescentia cujete 7 3 1
Cycas revoluta 5
Delonix regia 51 2
Dypsis lutescens 69
Enterolobium cyclocarpum 15
Erythrina fusca 3 2 2
Erythrina variegata 1 1 1
Eucalyptus resinifera 1
Contenido 127
Densidad del Follaje
Nombre Científico Densa Media Rala
Eugenia uniflora 40
Ficus benjamina 39 4 4
Ficus elastica 3
Ficus lyrata 2
Ficus pallida Vah 2
Ficus spp 2
Gliricidia sepium 3
Gmelina arborea Roxb. ex Sm 1 1
Guadua angustifolia 1
Guarea trichiliodes 13 1 1
Guazuma ulmifolia 53 29 39
Heliocarpus americanus 1
Hibiscus rosa-sinensis 1
Hura crepitans 8 3 2
Hyophorbe lagenicaulis 243 1 1
Inga acreana 1
Jacaranda caucana 22 2 2
Lagerstroemia spaciosa 58 3 3
Leucaena leucocephala 40 19 4
Licania tomentosa 626 27 4
Maclura tinctoria 15 1
Manguifera indica 106
Melicoccus bijugatus 78 5 1
Morinda citrifolia 4 1
Moringa oleifera 1
Muntingia calabura 1
Myrciaria dubia 4 3
Myrtus communis 11
Nerium oleander 4
Ochroma pyramidale 2
Ormosia paraensis Ducke 2
Pachira aquatica 13 1
Persea americana 2
Pithecellobium dulce 133 17 7
Prosopis juliflora 58 5 1
Pseudosamanea guachapele 208 23 14
Ribes rubrum 1
128 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Densidad del Follaje
Nombre Científico Densa Media Rala
Sabal mauritiiformis 15
Samanea saman 74 3 2
Sapium glandulosum 1 1
Schefflera actinophylla 1
Spathodea campanulata 8 2 5
Spondias mombin 22 2 1
Swietenia macrophylla 1 1
Swinglea glutinosa 50 2
Syzigium malaccense 159 8 2
Tabebuia chrysantha 22 12 3
Tabebuia rosea 224 37 57
Tabebuia spp 1
Tamarindus indica 13
Tecoma stans 15 2 4
Tectona grandis L.f. 3 2
Terminalia catappa 148 8 6
Thevetia peruviana 10 1
Thuja orientalis 16 1 1
Trichanthera gigantea 1
Vasconcellea pubescens 5
Vitex cymosa 10
Washingtonia robusta 4
Yucca elephantipes 3 1
Zygia longifolia 2 1
TOTAL 3638 353 209
TOTAL GENERAL 4200
Contenido 129
Conflicto del arbolado con redes de servicio publico
CONFLICTO
NOMBRE CIENTIFICO
CONFLICTO CON RED
ELECTRICA
CONFLICTO CON RED
HIDRICA
CONFLICTO CON RED
DE ALCANTARILLADO
CONFLICTO CON OTRO
ARBOL
CONFLICTO CON
OBRAS DE
INFRAESTRUCTURA
VIAL
ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO
Acacia mangium
16
16
16
16
16
Anacardium occidentale
2
2
2
2
2
Annona muricata
18
18
18 13
5
18
Annona squamosa 1
12
13
13 6
7 1
12
Apuleia leiocarpa 216 5 188 7
402 3
406 72
337 48 1 360
Araucaria
heterophylla (Salisb.) Franco 1
1
2
2
2
2
Arenga pinnata
9
9
9 3
6
9
Azadirachta indica 18 1 46 1
64
65 5
60 12
53
Bauhinia purpurea 1
2
3
3 1
2
3
Bougainvillea spp
17
17
17
17
17
Brownea ariza 5 1 33
39
39 9
30
39
Bulnesia arborea 4
8
12
12 4
8 1
11
Bursera tomentosa 1
1
1
1
1
Caesalpinia cassioides 1
6
7
7
7
7
Caesalpinia peltophoroides 20
24
44 2
42 13
31 12
32
Calliandra pittieri 9
50
59
59 5
54 1
58
Carica papaya
2
2
2
2
2
Caryota mitis
1
1
1
1
1
Cassia fistula 5
7
12 1
11 1
11
12
Ceiba pentandra 3
17
20
20 4
16 4
16
Chloroleucon mangense 80 1 56 10
127
137 25
112 21
116
130 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
CONFLICTO
NOMBRE CIENTIFICO
CONFLICTO CON RED
ELECTRICA
CONFLICTO CON RED
HIDRICA
CONFLICTO CON RED
DE ALCANTARILLADO
CONFLICTO CON OTRO
ARBOL
CONFLICTO CON
OBRAS DE
INFRAESTRUCTURA
VIAL
ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO
Chrysophyllum cainito 1
4
5
5 1
4
5
Citrus limon
14
14
14 2
12
14
Citrus reticulata
4
4
4 2
2
4
Citrus sinensis 2
18
20
20 7
13
20
Coccoloba acuminata 2
52
54 1
53 2
52
54
Cocos nucifera L. 14
21
35
35 5
30 1
34
Cordia dentata 2
10
12
12 5
7 1
11
Crescentia cujete 4
7
11
11 3
8 1
10
Cycas revoluta 1
4
5
5
5
5
Delonix regia 5
48
53 2
51 2
51 7
46
Dypsis lutescens 9
60 1
68
69 10
59
69
Enterolobium cyclocarpum 10
5 1
14 1
14 3
12 13
2
Erythrina fusca 1
6
7 1
6 1
6
7
Erythrina variegata
3
3
3 1
2
3
Eucalyptus resinifera 1
1
1
1
1
Eugenia uniflora 25 1 14
40 1
39 2
38 21
19
Ficus benjamina 14
33 1
46 2
45 9
38 6
41
Ficus elastica 3
3
3
3 3
Ficus lyrata 2
2
2
2 1
1
Ficus pallida Vah
2
2
2
2
2
Ficus spp 1
1
2
2
2 2
Gliricidia sepium 1
2
3
3
3
3
Contenido 131
CONFLICTO
NOMBRE CIENTIFICO
CONFLICTO CON RED
ELECTRICA
CONFLICTO CON RED
HIDRICA
CONFLICTO CON RED
DE ALCANTARILLADO
CONFLICTO CON OTRO
ARBOL
CONFLICTO CON
OBRAS DE
INFRAESTRUCTURA
VIAL
ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO
Gmelina arborea Roxb. ex
Sm 2
2
2
2
2
Guadua angustifolia
1
1
1
1
1
Guarea trichiliodes 2
13
15
15 5
10 1
14
Guazuma ulmifolia 36 1 84
121
121 39
82 6
115
Heliocarpus americanus
1
1
1
1
1
Hibiscus rosa-sinensis
1
1
1
1
1
Hura crepitans 1
12
13
13 1
12 1
12
Hyophorbe lagenicaulis 10 1 234
245 1
244 13
232 2
243
Inga acreana
1
1
1
1
1
Jacaranda caucana 2
24
26
26
26
26
Lagerstroemia spaciosa 21
43
64 1
63 12
52 6
58
Leucaena leucocephala 14
49
63
63 21
42 15
48
Licania tomentosa 216 14 427 2
655 4
653 55
602 29 3 625
Maclura tinctoria
16
16
16 12
4
16
Manguifera indica 29 2 75
106
106 11
95 9 1 96
Melicoccus bijugatus 13
71
84 1
83 35
49 10
74
Morinda citrifolia
1 4
5
5
5
5
Moringa oleifera
1
1
1
1
1
Muntingia calabura
1
1
1
1
1
Myrciaria dubia 1
6
7
7 1
6
7
Myrtus communis 2
9
11
11 3
8
11
132 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
CONFLICTO
NOMBRE CIENTIFICO
CONFLICTO CON RED
ELECTRICA
CONFLICTO CON RED
HIDRICA
CONFLICTO CON RED
DE ALCANTARILLADO
CONFLICTO CON OTRO
ARBOL
CONFLICTO CON
OBRAS DE
INFRAESTRUCTURA
VIAL
ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO
Nerium oleander
4
4
4
4
4
Ochroma pyramidale 2
2
2
2 2
Ormosia paraensis Ducke
2
2
2
2
2
Pachira aquatica 2
12
14
14 3
11
14
Persea americana
2
2
2
2
2
Pithecellobium dulce 98
59 14
143 3
154 32
125 53
104
Prosopis juliflora 30 6 28 3
61 1
63 4
60 3
61
Pseudosamanea
guachapele 101 1 143 11
234 2
243 35
210 52 1 192
Ribes rubrum
1
1
1
1
1
Sabal mauritiiformis 1
14
15 1
14 3
12
15
Samanea saman 38 1 40 7
72
79 9
70 26
53
Sapium glandulosum 1
1
2
2
2
2
Schefflera actinophylla
1
1
1
1
1
Spathodea campanulata 5
10
15
15 1
14 1
14
Spondias mombin 12
13
25
25 4
21 5
20
Swietenia macrophylla
2
2
2
2
2
Swinglea glutinosa 10
42
52 7
45 11
41
52
Syzigium malaccense 105 1 63 1
168 5
164 9 1 159 20
149
Tabebuia chrysantha 6
31
37 1
36 5
32
37
Tabebuia rosea 102 4 212 1
317 5
313 19
299 28
290
Tabebuia spp 1
1
1
1
1
Tamarindus indica 8
5
13
13 1
12 4
9
Contenido 133
CONFLICTO
NOMBRE CIENTIFICO
CONFLICTO CON RED
ELECTRICA
CONFLICTO CON RED
HIDRICA
CONFLICTO CON RED
DE ALCANTARILLADO
CONFLICTO CON OTRO
ARBOL
CONFLICTO CON
OBRAS DE
INFRAESTRUCTURA
VIAL
ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO ALTO BAJO MINIMO
Tecoma stans 3
18
21
21 6 1 14 1
20
Tectona grandis L.f. 4
1
5
5
5
5
Terminalia catappa 83 4 75
162 8
154 16 1 145 52
110
Thevetia peruviana
11
11
11 4
7
11
Thuja orientalis 4
14
18
18
18
18
Trichanthera gigantea
1
1
1
1
1
Vasconcellea pubescens 3
2
5
5 1
4 1
4
Vitex cymosa 2
8
10
10 1
9 1
9
Washingtonia robusta
4
4
4
4
4
Yucca elephantipes
4
4
4
4
4
Zygia longifolia
3
3
3
3
3
TOTAL 1431 45 2724 60 0 4140 54 0 4146 588 4 3608 484 6 3710
TOTAL GENERAL 4200 4200 4200 4200 4200
Contenido 134
C.Anexo: Alcorques, distancias y
emplazamientos
Características técnicas del alcorque (hoyo)
Fuente: Adaptado de Gestión del Arbolado Viario de Barcelona, 2014.
Características técnicas de los árboles en andenes angostos
Fuente: Adaptado de Gestión del Arbolado Viario de Barcelona, 2014.
Contenido 135
Características técnicas de los árboles en andenes anchos
Fuente: Adaptado de Gestión del Arbolado Viario de Barcelona. 2014.
Características técnicas de los árboles en separadores viales
Fuente: Adaptado de Gestión del Arbolado Viario de Barcelona. 2014.
136 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
D.Anexo: Registro fotográfico
Tramo Vial: Avenida La Toma
Identificación de los árboles
Contenido 137
Árboles muertos
Árboles interfiriendo con redes aéreas
138 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Arboles con inclinación
Conflicto con otro árbol
Contenido 139
Tramo Vial: Calle Octava
Identificación de los árboles
Árboles interfiriendo con redes aéreas
140 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Arboles jóvenes para poda de formación
Arboles con inclinación
Contenido 141
Poda drástica debido a inadecuada ubicación del árbol
Tramo Vial: Calle Séptima
Identificación de los árboles
142 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Arboles mal formados
Árboles muertos
Contenido 143
Árboles en conflicto con redes aéreas
Uso inadecuado de los árboles en las ciudades
144 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
Bibliografía
ACOSTA H, C. Especies recomendadaspara la arborización urbana de Montería,
Colombia. En: Revista NODO.2014. Vol. 8, No. 16. pp 109-117.
ALCALDÍA DE NEIVA. Geografía de Neiva. [Citado 05 agosto 2015]. Disponible en la
World Wide Web:http://www.alcaldianeiva.gov.co/
ALCALDIA DE SANTIAGO DE CALI. Manual de arborización urbana. Guía práctica para
la selección, siembra, cuidado y protección de árboles y palmas para zonas blandas y
parques de Santiago de Cali. 2008. [Citado 05 agosto 2015]. Disponible en la World Wide
Web:https://www.academia.edu/4977797/MANUAL_DE_ARBORIZACI%C3%93N_URBA
NA_Gu%C3%ADa_pr%C3%A1ctica_para_la_selecci%C3%B3n_siembra_cuidado_y_pro
tecci%C3%B3n_de_%C3%A1rboles_y_palmas_para_zonas_blandas_y_parques_de_Sa
ntiago_de_Cali_Colombia
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PARQUES Y JARDINES PÚBLICOS.La importancia de la
valoración del arbolado ornamental: la norma granada. [Citado 05 agosto 2015].
Disponible en la World Wide Web:http://vivirlosparques.es/index.php/rincon-deprensa/noticias/2061-la-importancia-de-la-valoracion-del-arbolado-ornamental-la-normagranada
AYUNTAMIENTO DE BARCELONA. Gestión del arbolado viario de Barcelona. 2011.
[Citado 05 agosto 2015]. Disponible en la World Wide
Web:http://w110.bcn.cat/MediAmbient/Continguts/Vectors_Ambientals/Espais_Verds/Doc
uments/Traduccions/Plangestionarboladoviariobcn_cast.pdf
CALDERÓN G, C., SAIZ DE OMEÑACA G, J.A., GÜNTHARDT, G. Contribución del
arbolado urbano y periurbano del municipio de Madrid en la mejora de la calidad del aire
Contenido 145
y sumidero de contaminantes atmosféricos como beneficio para la sociedad. Quinto
congreso forestal español. Sociedad Española de Ciencias Forestales. En: Montes y
sociedad: saber qué hacer. 2009. [Citado 04 agosto 2015]. Disponible en la World Wide
Web:http://secforestales.org/publicaciones/index.php/congresos_forestales/issue/view/28
5
CONGRESO DE COLOMBIA. LEY No 1021 de 2006. “Por la cual se expide ley general
forestal”
CASTILLO R, L y PASTRANA F, J. C. Diagnóstico del arbolado viario de El Vedado:
composición, distribución y conflictos con el espacio construido. En: Arquitectura y
Urbanismo. 2015. Vol. 36, No 2. ISSN 1815-5898.
CONSEJO MUNICIPAL DE NEIVA. Acuerdo No. 044 DE 2003 “por medio del cual se
reglamentan las competencias en materia de arborización y manejos silviculturales en
el espacio público de la ciudad de Neiva-Huila”. Neiva, 2003. 54 p.
CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DEL TOLIMA CORTOLIMA.Manual de
arborización del Tolima. [Citado 13 agosto 2015]. Disponible en la World Wide
Web:http://www.cortolima.gov.co/
DEPARTAMENTO TÉCNICO ADMINISTRATIVO DEL MEDIO AMBIENTE DAMA. Guía
de Manejo Ambiental para el desarrollo de proyectos de infraestructura urbana en el DC.
2001. [Citado 05 agosto 2015]. Disponible en la World Wide
Web:www.idu.gov.co/.../tramites_documentos?...Guia_Manejo_Ambiental...
DISEÑO PRELIMINAR DEL MANEUL VERDE, Jardín Botánico, Universidad de Los
Andes. 1998.
FERNÁNDEZ, P y VARGAS, A. Conflicto entre el arbolado urbano y la infraestructura.
En: Revista de extensión de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal de la
Pontifica Universidad Católica de Chile. 2012. Revista No. 43.
146 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
FORERO, E.; ROMERO, C. Estudios en leguminosas colombianas. Edición conjunta de
la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, el Instituto Humboldt,
el Instituto de Ciencias Naturales y la Red Latinoamericana de Botánica. 2005.Vol. 9589205-19-4. ISBN: 958-9205-63-1.
FRANCO R, J F. Contaminación atmosférica en centros urbanos. Desafío para lograr su
sostenibilidad: caso de estudio Bogotá. En: Revista Escuela de Administración de
Negocios [online]. 2012. No.72. ISSN 0120-8160. pp. 193-204.
GUARNASCHELLI, AB y GARAU, AM. Árboles. 2009. Edición primera. Buenos Aires.
ISBN 978-950-24-1236-8.
HOLDRIDGE, L. Ecología basada en zonas de vida. Traducido al español por Humberto
Jiménez. IICA. San José de Costa Rica. 1979. 215 pág.
LOPEZ F, I S. Arbolado urbano en Mérida, Yucatán y su relación con aspectos
socioeconómicos, culturales y de la estructura urbana de la ciudad. Trabajo de grado
Especialidad de Ecologia Humana. Centro de investigación y de estudios avanzados del
instituto politécnico nacional unidad Mérida departamento de ecología humana. 2008.
[Citado 04 agosto 2015]. Disponible en la World Wide Web:
http://www.ecologiahumana.mda.cinvestav.mx/images/egresados/TesisIFarfan.pdf
LEMA T, Á. D. J. Medición de elementos individuales (Dendrometría). 1979. [Citado 05
agosto 2015]. Disponible en la World Wide Web: www.bdigital.unal.edu.co/125/3/54__2_Capi_2.pdf
LlANOS R, C J. Elementos de manejo de árboles urbanos. 2014. [Citado 04 agosto
2015]. Disponible en la World Wide
Web:http://www.isahispana.com/treecare/resources/Elementos%20de%20manejo%20de
%20arboles%20urbanos_1.pdf
LLORENS, J. Poda de formación. Arte, ciencia, paciencia y práctica. Recopilación. 2009.
[Citado 13 agosto 2015]. Disponible en la World Wide
Web:http://www.isahispana.com/treecare/resources/poda_de_form.pdf
Contenido 147
MINISTERIO DE AMBIENTE, VIVIENDA Y DESARROLLO TERRITORIAL. Política de
Gestión ambiental Urbana. Bogotá, D.C. Colombia. 2008. ISBN: 978-958-8491-14-1. 52p.
MARTÍNEZ R, M A. Las principales vías de acceso a la comuna de Maipú, región
metropolitana. Trabajo de grado Profesional de Ingeniero Forestal. Universidad de chile
facultad de ciencias forestales escuela de ciencias forestales departamento de manejo de
recursos forestales Santiago-Chile. 2005. [Citado 04 agosto 2015]. Disponible en la World
Wide Web: http://repositorio.uchile.cl/handle/2250/105072
MINISTERIO DEL MEDIO AMBIENTE. Decreto1791 de 1996.Por medio de la cual se
establece el régimen de aprovechamiento forestal.
MOLINA P, L. F. Árboles para Neiva Especies que fortalecen la Estructura Ecológica
Principal. En: Revista nodo. 2008. No. 4, Vo. 2. pp39-54.
ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURA Y LA
ALIMENTACIÓN FAO,Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria
OIRSA.Guía ilustrada sobre el estado de salud de los árboles reconocimiento e
interpretación de síntomas y daños.2008.[Citado 05 agosto 2015]. Disponible en la World
Wide Web:http://www.fao.org/docrep/010/y5041s/y5041s00.htm
PEREIRA P, Z. Los diseños de método mixto en la investigación en educación: Una
experiencia concreta. Universidad Nacional Heredia, Costa Rica. En: Revista Electrónica
Educare.2011.Vol. 15, No 1, ISSN: 1409-42-58. pp 15-29.
PRIEGO D G, C. Nuevas formas de entender la naturaleza urbana. Áreas verdes en las
ciudades. Instituto de estudios sociales avanzados IESA-CSIC. En: Revista ambiental.
2011, No 97. [Citado 03 agosto 2015]. Disponible en la World Wide Web:
http://www.revistaambienta.es/WebAmbienta/marm/Dinamicas/secciones/articulos/Priego
.htm
RAMIREZ, J C.; LANFRANCO B, D. Descripción de la biología, daño y control de las
termitas: especies existentes en Chile. 2001. Vol. 22, No. 2, pp77-84, 2001.
148 Diagnóstico piloto y plan de manejo de arborización en la ciudad de Neiva
REYES A, I., GUTIÉRREZ Ch, J. J. Los servicios ambientales de la arborización urbana:
retos y aportes para la sustentabilidad de la ciudad de Toluca. Universidad Autónoma del
Estado de México Toluca, México. En: Quivera. 2010. Vol. 12, No. 1, pp. 96-102.
RESTREPO O, H. I.; MORENO H., F.; HOYOS E., C.H. Incidencia del deterioro
progresivo del arbolado urbano en el Valle de Aburrá, Colombia. En: Colombia Forestal.
2015.Vol. 18, No. 2, pp225-240.
RIVAS T, D. silvicultura urbana y arboricultura: discusión conceptual. En: Asociación
Mexicana de Arboricultura. 2004. [Citado 04 agosto 2015]. Disponible en la World Wide
Web: http://www.arboricultura.org.mx/2013/02/silvicultura-urbana-y-arboriculturadiscusion-conceptual/
ROBLES, R et al. 2000. Manual Técnico para la Poda, Derribo y Transplante de Árboles
y Arbustos de la Ciudad de México.Gobierno del Distrito Federal Banco Interamericano
de Desarrollo Secretaría del Medio Ambiente. Primera edición. ISBN 968-816-330-9.
SOCIEDAD INTERNACIONAL DE ARBORICULTURA ISA. Elementos de manejo de
árboles urbanos., 2008. [Citado 04 agosto 2015]. Disponible en la World Wide Web:
http://www.isahispana.com/treecare/resources/Elementos%20de%20manejo%20de%20a
rboles%20urbanos_1.pdf
SARDI P, E. Cambios sociodemográficos en Colombia. Revista virtual IB revista de la
información básica. ISSN 1909-2466. 2007.Vol 2. No 2. [Citado 04 agosto 2015].
Disponible en la World Wide
Web:https://www.dane.gov.co/revista_ib/html_r4/articulo2_r4.htm
SIERRA V, M. A. Ciudad y fauna urbana. Un estudio de caso orientado al reconocimiento
de la relación hombre, fauna y hábitat urbano en Medellín. Trabajo de grado Magister en
Estudios Urbano-Regionales. Escuela de planeación urbano-regional Facultad de
Arquitectura Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín. 2012.
SANCHEZ DL, J.M. Algunas consideraciones sobre el árbol en el diseño urbano. 2003.
[Citado 05 agosto 2015]. Disponible en la World Wide
Web:http://www.arbolesornamentales.es/Arbolurbano.htm
Contenido 149
SECRETARIA DISTRITAL DE AMBIENTE ALCALDIA MAYOR DE BOGOTASDA. 2008.
Principales causas de renovación arbórea en la ciudad de Bogotá. [Citado 13 agosto
2015]. Disponible en la World Wide Web:http://www.ambientebogota.gov.co/
SECRETARÍA DISTRITAL DE AMBIENTE SDA.; ALCALDÍA MAYOR DE BOGOTÁ,
D.C.; JARDÍN BOTÁNICO DE BOGOTÁ JOSÉ CELESTINO MUTIS. ISBN No. 978-958-
9387-60-3 Primera edición. 2010.
SOCIEDAD INTERNACIONAL DE ARBORICULTURA ISA. 2010. Problemas Causados
por Plagas y Enfermedades. [Citado 13 agosto 2015]. Disponible en la World Wide
Web:http://www.isahispana.com/treecare/resources/insect_disease_spanish.pdf
TOVAR C, G. Aproximación a la silvicultura urbana en Colombia. En: Bitacora
Universidad Nacional de Colombia, Bogotá. 2013. Vol 22. No. 1. Pp 119 - 136
TOVAR C, G. Manejo del arbolado urbano en Bogotá Territorios. En Territorios
Universidad del Rosario Bogotá, Colombia. 2007. No. 16-17. ISSN: 0123-8418. pp. 149173.
UNIVERSIDAD DE BARCELONA UB. Diagrama de dispersión. [Citado 12 octubre 2015].
Disponible en la World Wide Web: http://www.ub.edu/aplica_infor/spss/cap3-7.htm

PDF Document reader online

This website is focused on providing document in readable format, online without need to install any type of software on your computer. If you are using thin client, or are not allowed to install document reader of particular type, this application may come in hand for you. Simply upload your document, and Docureader.top will transform it into readable format in a few seconds. Why choose Docureader.top?

  1. Unlimited sharing - you can upload document of any size. If we are able to convert it into readable format, you have it here - saved for later or immediate reading
  2. Cross-platform - no compromised when reading your document. We support most of modern browers without the need of installing any of external plugins. If your device can oper a browser - then you can read any document on it
  3. Simple uploading - no need to register. Just enter your email, title of document and select the file, we do the rest. Once the document is ready for you, you will receive automatic email from us.

Previous 10

Next 10